Portada - Pintura de las cuevas de Ajanta, India. (Jean-Pierre Dalbéra/ CC BY 2.0)

Asesinos profesionales de la antigua India: las venenosas Visha Kanyas y los despiadados Thugs

Hasta un simple roce puede matar. Las Visha Kanyas eran supuestamente venenosas jóvenes que actuaban como ejecutoras en la antigua India. Cualquier contacto con estas tóxicas mujeres significaba la muerte. No obstante, nadie puede decir con certeza dónde acaba la verdad y dónde empieza el mito en cuanto a la realidad histórica de estas venenosas asesinas y el aura sobrehumana que las envuelve.

Vírgenes venenosas

La expresión Visha Kanya, que significa literalmente “doncella del veneno,” procede de una discutida y triste (en caso de ser cierta) práctica en la que los antiguos reyes de la India habrían entrenado a niñas para convertirse en asesinas desde una edad muy temprana, administrándoles muchos tipos de veneno diferentes de forma gradual para hacerlas inmunes a sus mortales efectos. Para cuando las muchachas alcanzaban la pubertad, ya eran literalmente tóxicas, y estaban listas para ser utilizadas como letales armas humanas.

Visha Kanya tal y como aparece representada en la serie de televisión ‘Vishkanya’. (Imagen de Youtube)

Visha Kanya tal y como aparece representada en la serie de televisión ‘Vishkanya’. ( Imagen de Youtube )

El rey que había ordenado este adiestramiento podía entonces utilizar a las asesinas contra sus enemigos más poderosos. Cuenta la leyenda que Aristóteles advirtió a Alejandro Magno sobre los peligros de tales “vírgenes venenosas” antes de que el famoso rey macedonio emprendiera su campaña en la India. Otra leyenda india sugiere incluso que Alejandro Magno murió a consecuencia del abrazo de una Visha Kanya que le fue otorgada como trofeo por el derrotado rey Porus. La cuestión, sin embargo, persiste: ¿Cuánto hay de cierto y cuánto de mito en lo referente a aquellas venenosas asesinas conocidas como Visha Kanyas?

‘Alejandro y Porus’, óleo de Charles Le Brun (1673). (Dominio público) Una leyenda india cuenta que Alejandro Magno murió a consecuencia del abrazo de una Visha Kanya

‘Alejandro y Porus’, óleo de Charles Le Brun (1673). ( Dominio público ) Una leyenda india cuenta que Alejandro Magno murió a consecuencia del abrazo de una Visha Kanya

¿Personajes históricos o leyendas exageradas?

Las Visha Kanyas son mencionadas por primera vez en el Arthashastra, un tratado de la antigua India sobre el arte del buen gobierno escrito por Chanakya, consejero y primer ministro del primer emperador de la dinastía Maurya, Chandragupta (340 a. C. – 293 a. C.). También sabemos de las Visha Kanyas (en sánscrito Viṣakanyā, “doncellas del veneno”) por su aparición en la literatura sánscrita como cierto tipo de asesinas empleadas por los reyes para dar muerte a sus enemigos.

Según estos relatos, algunas niñas eran criadas desde una edad muy temprana con una dieta cuidadosamente elaborada a base de en venenos y antídotos, siguiendo una técnica conocida como mitridatismo. Cuentan las crónicas que muchas de estas niñas morían durante su “adiestramiento”, pero que aquellas que lograban inmunizarse contra las diferentes toxinas se convertirían en armas humanas, al volverse de este modo muy venenosos sus fluidos corporales. Como se podrá adivinar fácilmente, cualquier tipo de contacto, en especial el contacto sexual, resultaba letal para los hombres que hubieran tenido la mala fortuna de pasar la noche con ellas.

Pintura de las cuevas de Ajanta, Maharahstra (India) en la que se observa un encuentro amoroso entre un hombre y una mujer. (Dominio público) Cuenta la leyenda que cualquier tipo de contacto con una Visha Kanya, en especial el contacto sexual, podía resultar fatal.

Pintura de las cuevas de Ajanta, Maharahstra (India) en la que se observa un encuentro amoroso entre un hombre y una mujer. ( Dominio público ) Cuenta la leyenda que cualquier tipo de contacto con una Visha Kanya, en especial el contacto sexual, podía resultar fatal.

Según Kaushik Roy, las Visha Kanyas se acercaban habitualmente a sus objetivos seduciéndoles y dándoles a beber alcohol envenenado. La mujer bebería también de la copa envenenada para ganarse la confianza de su víctima, quien al beber insospechadamente de la misma copa ingeriría una doble dosis de veneno en su organismo.

Otras fuentes sánscritas mencionan que Amatyarakshasa, ministro de Nanda, envió una Visha Kanya a que diera muerte a Chandragupta Maurya, pero que Chanakya la distrajo para que matara en su lugar a Parvatak. Obviamente, el problema de todas estas leyendas es que son ficticias, por lo que ninguna fuente histórica las verifica. De ahí que resulte difícil confirmar la existencia real de las Visha Kanyas en la historia de la India.

Estatua de Chandragupta Maurya, fundador del Imperio Maurya de la antigua India. (Dominio público) La leyenda cuenta además que una Visha Kanya fue enviada con la misión de asesinar a este emperador

Estatua de Chandragupta Maurya, fundador del Imperio Maurya de la antigua India. (Dominio público ) La leyenda cuenta además que una Visha Kanya fue enviada con la misión de asesinar a este emperador

Los Thugs: asesinos religiosos de la India

Paralelamente a las semi-míticas Visha Kanyas nos encontramos con los “Thugs”: una banda organizada de asesinos profesionales que operó en la India entre los siglos XIII y XIX. Eran tan brutales y reales como podamos imaginar. Los Thugs “trabajaban” ganándose la confianza de grupos de viajeros a los que se unían para sorprenderles en plena noche y habitualmente estrangularlos con un pañuelo o gasa, un método rápido y silencioso que no dejaba restos de sangre ni requería de armas especiales. A continuación robaban a su víctima y la enterraban cuidadosamente.

Los crímenes de los Thugs implicaban un alto grado de trabajo en equipo y coordinación, tanto durante la fase de infiltración como en el momento del ataque. Cada miembro de la banda tenía su función específica: atraer a los viajeros con palabras agradables, actuar como vigilante o ejecutar el propio asesinato.

Un grupo de Thugs estrangula a un viajero en un camino de la India, principios del siglo XIX. (Dominio público)

Un grupo de Thugs estrangula a un viajero en un camino de la India, principios del siglo XIX. ( Dominio público )

Según el Libro Guinness de los Récords, estos asesinos fueron responsables de aproximadamente dos millones de muertes, aunque las estimaciones varían ampliamente al no disponerse de una fuente fiable que pueda confirmar cuándo dio comienzo esta práctica.

La primera mención conocida de los Thugs como grupo organizado, diferente de los ladrones ordinarios, aparece en la Historia de Fīrūz Shāh obra de Ẓiyāʾ-ud-Dīn Baranī datada en torno al 1356. La pertenencia a la fraternidad de los Thugs a menudo seguía una línea hereditaria, pasando de padres a hijos. Algunos de ellos eran entrenados por un gurú, a modo de aprendices, o intentaban unirse a otros Thugs con la esperanza de ser reclutados. En ocasiones, los hijos de los viajeros asesinados eran criados por los propios Thugs y se convertían ellos mismos en Thugs, ya que la presencia de niños ayudaba a disipar muchas sospechas.

Thugs adorando a la diosa Kali (1850). (Dominio público)

Thugs adorando a la diosa Kali (1850). ( Dominio público )

Los asesinos Thugs fueron finalmente eliminados por las autoridades británicas de la India en la década de 1830, tras la promulgación de las Actas de Supresión de los Thugs y los Dacoiti, en las que podía leerse:

Se decreta por la presente que quienquiera que se demuestre que haya pertenecido, ya fuera antes o después de la aprobación de estas Actas, a cualquier banda de Thugs, ya fuera en el interior o en el exterior de los Territorios de la Compañía de las Indias Orientales, será castigado con prisión de por vida y trabajos forzados.

Thug Behram, considerado uno de los mayores asesinos en masa de la historia de la India. (CC BY SA 4.0)

Thug Behram, considerado uno de los mayores asesinos en masa de la historia de la India. ( CC BY SA 4.0 )

Se implementaron diversas estrategias para ayudar a que las nuevas leyes tuvieran éxito, incluidos incentivos para los miembros de la banda que entregaran a otros miembros y una amplia difusión de información relacionada con las prácticas de los Thugs destinada a educar y advertir a los viajeros y a la población en general.

Finalmente, tras al menos seis siglos causando estragos en toda Ia India, los días de los Thugs tocaron a su fin. Pero en la actualidad su reputación sigue viva en su propio nombre, ampliamente utilizado en nuestros días en todo el mundo para referirse a delincuentes jóvenes y violentos. Al igual que las Visha Kanyas, los Thugs se hicieron también famosos gracias a la literatura.

Imagen de portada: Pintura de las cuevas de Ajanta, India. (Jean-Pierre Dalbéra/ CC BY 2.0 )

Autor: Theodoros Karasavvas

Este artículo fue publicado originalmente en www.ancient-origins.net y ha sido traducido con permiso.

 

Fuentes:

Roy, K. (2004) India's Historic Battles: From Alexander the Great to Kargil. Disponible en: http://books.google.gr/books?id=jpXijlqeRpIC&redir_esc=y

Holloway, A. (2014) Thuggees – The Cult Assassins of India. Disponible en: http://www.ancient-origins.net/myths-legends/thuggees-cult-assassins-india-002145

Chaurasia, R. S. (2002) History of Ancient India: Earliest Times to 1000 A. D. Disponible en: https://books.google.com.ec/books?id=cWmsQQ2smXIC&pg=PA100&redir_esc=y#v=onepage&q&f=false

Next article