All  
El Coliseo de Roma. Fuente

A punto de ser Recuperado Antiguo Túnel Romano que une Escuela de Entrenamiento de Gladiadores con Coliseo

Las autoridades italianas esperan recuperar parte de la antigua historia romana con la restauración de un túnel que transcurre entre una escuela de entrenamiento de gladiadores y el Coliseo donde, precisamente, se celebraban brutales combates entre gladiadores.

Actualmente, muchas partes de la escuela están al descubierto, en estado de abandono, junto a restos de basura. Llamada Ludus Magnus o Gran Escuela de Entrenamiento de Gladiadores, está situada cerca del Coliseo, entre dos calles muy transitadas. Miles de personas pasan, cada día, junto a las ruinas de la escuela sin darles importancia alguna.

En la antigüedad existían otras escuelas de instrucción y entrenamiento, pero la Ludus Magnus era la más grande y la más famosa. Durante muchos años los gladiadores vivían y se entrenaban en ella.

La Ludus Magnus desde la Vía Labicana

La Ludus Magnus desde la Vía Labicana (Fotografía por Jastrow/Wikimedia Commons)

El gobierno kuwaití se ha ofrecido para financiar la restauración del túnel, pero la restauración de la propia escuela aún no está prevista, aunque los funcionarios así lo deseen, según ha publicado The Telegraph.

Ahora mismo no es posible visitar la Ludus Magnus, pero quizás la restauración del túnel abra las puertas para que, en el futuro, arqueólogos, conservacionistas, otros gobiernos italianos u otras corporaciones donen el dinero necesario que financie dicha restauración.

La Ludus Magnus fue construida entre los años 81 y 96 d. C. por el Emperador Domiciano y reconstruida más tarde, de nuevo, por Trajano. En ella los gladiadores eran sometidos a una rigurosa educación para prepararse para los juegos.

Gladiadores de Roma: el Sangriento Deporte del Antiguo Imperio (en inglés)

Descubrimiento de Escuela de Gladiadores Revela las Rígidas Vidas de los Antiguos Guerreros (en inglés)

El legendario Espartaco: Gladiador y líder de los esclavos contra los Romanos – Parte 1 (en inglés)

Ejemplo de túnel por el que los gladiadores accedían a un coliseo. Éste es el del mayor coliseo de África del Norte. El Jem, Túnez.

Ejemplo de túnel por el que los gladiadores accedían a un coliseo. Éste es el del mayor coliseo de África del Norte. El Jem, Túnez. Fuente: BigStockPhoto

En Febrero del año 2014 un grupo de arqueólogos descubrió los restos casi completos de una escuela romana de gladiadores sobre las orillas del Danubio, en Austria, y utilizaron avanzadas técnicas de reconstrucción en 3D para traer a la vida esta antigua escuela de gladiadores en la que célebres guerreros vivieron, entrenaron y lucharon.

El hallazgo del yacimiento de Carnuntum en las afueras de Viena supone el primer Ludus Gladiatorius ( escuela de entrenamiento de gladiadores) descubierto fuera de las ciudades de Roma y Pompeya (que disponía de pequeñas áreas de gladiadores, privadas). Aunque se cree que existieron más de 100 Ludi en el Imperio romano, casi todos fueron destruidos u olvidados bajo nuevas construcciones, haciendo imposible reconstruir las antiguas estructuras.

 Sin embargo, un equipo de investigadores de Austria, Bélgica y Alemania utilizó las últimas tecnologías no invasivas, incluyendo estudios aéreos, inducción electromagnética y radar que penetra bajo tierra para reconstruir la escuela de gladiadores del siglo II, que permanece oculta bajo el terreno.

Los resultados revelaron que los gladiadores de la antigua Roma vivían y se entrenaban en verdaderas prisiones-fortaleza. La construcción, que constaba de dos pisos, habría acogido, al menos, a 80 gladiadores y estaba equipada con un práctico foso de arena en el patio central. El edificio también incluía suelos con calefacción para entrenar en invierno, baños, enfermerías, fontanería y un cementerio cercano. Los gladiadores dormían en celdas de 3 metros cuadrados (3.2 yardas cuadradas) ocupadas por una o dos personas. Las celdas se ubicaban, todas juntas, en un ala separada de otra donde se encontraban los aposentos de los entrenadores, conocidos como magistri, de mayor tamaño. Los magistri eran antiguos gladiadores jubilados, que habían sobrevivido tras una vida combatiendo y que se habían especializado en la enseñanza de un estilo concreto de armamento y lucha.

Los gladiadores a menudo eran prisioneros de guerra y esclavos, suministrados por las guerras de Roma. El empleo de los enemigos derrotados de Roma en estos juegos quedaba reflejado en algunos tipos de gladiador, como el Thraex (o Traciano), el Hoplomachus y el Samnita. Los combates de gladiadores eran, por tanto, un medio de dar a conocer las guerras que Roma había ganado al luchar en la arena combatientes conquistados.

Cómodo: el Vergonzoso Emperador que Luchó como un Gladiador (en inglés)

El Coliseo de Roma, un Condominio de la Edad Media (en inglés)

Los números rojos, pintados sobre los asientos, ayudaban a los Romanos a encontrar sus localidades en el Coliseo (en inglés)

Dos Venatores (que realizaban sobre la arena una lucha de persecución, a la caza de un animal) luchando contra un tigre. Mosaico del suelo del Gran Palacio de Constantinopla (Estambul), siglo V.

Dos Venatores (que realizaban sobre la arena una lucha de persecución, a la caza de un animal) luchando contra un tigre. Mosaico del suelo del Gran Palacio de Constantinopla (Estambul), siglo V. Public Domain

La idea de que todos los gladiadores eran forzados a luchar sobre la arena, tampoco es correcta. A pesar de su difícil y precaria vida, los gladiadores eran las superestrellas de su tiempo. Las ventajas logradas con la lucha en la arena -fama, gloria y fortuna- eran lo suficientemente tentadoras como para atraer a algunas personas que, voluntariamente, decidían convertirse en gladiadores. Algunos emperadores romanos llegaron, incluso, a participar de forma activa en las luchas sobre la arena. El más famoso por ello es, probablemente, el Emperador Cómodo. La participación de emperadores en estos juegos, sin embargo, fue despreciada por muchos, puesto que los gladiadores pertenecían a la más baja de todas las clases sociales.

Talla mostrando a un Emperador Romano presidiendo los juegos de gladiadores

Talla mostrando a un Emperador Romano presidiendo los juegos de gladiadores (Wikimedia Commons)

A pesar de su bajo estatus social, los gladiadores disponían de la posibilidad de ser patrocinados por las clases superiores, incluso por parte del emperador. Según el antiguo historiador romano Suetonio, el emperador Nerón concedió al gladiador, Spiculus, diversas casas y honores dignos de triunfantes generales.

Las competiciones de gladiadores comenzaban por la tarde. Las peleas empezaban con una clasificación, como en los modernos combates profesionales de lucha libre, con espadas romas o espadas de entrenamiento, de madera. Pero al poco los combates se tornaban brutales y los luchadores sufrían, a menudo, heridas horrendas. De vez en cuando, los patrocinadores pagaban un plus para organizar una lucha a muerte. La muchedumbre bebía vino rebajado y comía durante los juegos.

A veces se producían verdaderas y horribles matanzas de prisioneros que no habían sido entrenados para la lucha. Así también se usaban los juegos para matar a prisioneros de guerra y a criminales varios.

Por otra parte, algunas especies animales casi fueron aniquiladas durante la existencia de los juegos.  El número de leones, jaguares, tigres y elefantes norteafricanos cayó precipitadamente, llegando a desaparecer los hipopótamos del río Nilo.

La Ludus Magnus de Roma estaba formada por barracones, la arena donde se entrenaba, algunas tribunas y zonas de almacenaje. Kuwait ha ofrecido 2.3 millones de dólares para restaurar el túnel que conduce hasta el Coliseo.

"Estamos en conversaciones con Kuwait, uno de los países que han mostrado interés en invertir dinero en la herencia cultural de Roma," aseguró un portavoz del gobierno municipal romano. "Durante muchos años el área alrededor de la escuela de gladiadores ha sido olvidada e imposible de visitar. Esperamos llevar a cabo algunas mejoras significativas y reestructurar toda la zona."

Los funcionarios italianos buscan apoyo gubernamental y privado para restaurar la maravillosa herencia arqueológica de Italia. Varios proyectos están en camino con ayuda corporativa, incluyendo la reparación y limpieza de la escalinata de la Plaza de España, de la Fontana di Trevi y del propio Coliseo, además de otros proyectos en otras ciudades del país.

Fotografía de Portada: El Coliseo de Roma. Fuente: BigStockPhotos

Por Mark Miller

Traducción: Mariló T. A.

Este artículo fue publicado originalmente por www.ancient-origins.net y ha sido traducido con permiso.

Siguiente Artículo