All  
Un artista de reconstrucción facial ha recreado los rostros de dos guerreros eslavos utilizando muestras de ADN.

Artista reconstruye rostros de guerreros eslavos que sobrevivieron al ataque nazi

Un esqueleto de 1.000 años fue desenterrado en las entrañas del Castillo de Praga en 1925 y la identidad del hombre fue corrompida por científicos nazis en 1935. Ahora, después de un estudio de ADN, un artista 3D ha reconstruido los rostros de dos guerreros eslavos, hijos de Ludmila de Bohemia, un famoso mártir cristiano del siglo X.

Después de la Primera Guerra Mundial, el Imperio Austro-húngaro se dividió formando varios países nuevos en Europa Central que necesitaban sus propias historias nacionales. En Checoslovaquia, el Castillo de Praga se convirtió en la sede del nuevo estado posterior a la Primera Guerra Mundial y en 1925 los arqueólogos descubrieron un cementerio dentro de los terrenos del castillo que databa, en ese momento, de entre 800 y 1000 d.C.

 

 

Un antiguo esqueleto fue desenterrado en el cementerio del castillo, enterrado con un hacha, dos cuchillos, una espada muy corroída, una bolsa de cuero con un percutor y un pedernal pequeño. Según la arqueología, en ese momento el hombre fue identificado "tentativamente" como Bořivoj I o su hijo Spytihněv I, ambos miembros de la dinastía eslava Přemyslid que gobernó Praga desde el siglo IX hasta principios del XIV. Sin embargo, la identidad real del hombre eludió a los especialistas durante casi 100 años hasta que el arqueólogo Nicholas Saunders de la Universidad de Bristol, Jan Frolík de la Academia Checa de Ciencias y Volker Heyd de la Universidad de Helsinki se­ dispusieron a resolver el misterio en 2019.

Proceso de reconstrucción facial de Spytihnĕv I y Vratislav I, los guerreros eslavos cuyos rostros han sido reconstruidos forense con muestras de ADN. (Cisero Moraes / Naše historie zs)

Proceso de reconstrucción facial de Spytihnĕv I y Vratislav I, los guerreros eslavos cuyos rostros han sido reconstruidos forense con muestras de ADN. (Cisero Moraes / Naše historie zs)

Reconstruyendo las expresiones faciales de los guerreros eslavos

Spytihnĕv I fue duque de Bohemia desde el 895 d.C., hasta su muerte en el 915 d.C., momento en el que Vratislav I, padre de Wenceslao I, más conocido como el "buen rey Wenceslao", se convirtió en duque. Los restos de su hermano fueron desenterrados en el Castillo de Praga en la década de 1980, y ahora, utilizando modelos 3D virtuales impulsados ​​por fotogrametría, el artista gráfico y  experto en reconstrucción facial forense, Cicero André da Costa Moraes ha publicado reconstrucciones faciales forenses precisas de los dos guerreros.

 Da Costa Moraes dijo a Radio Prague International que hace toda su reconstrucción facial "sin saber quién era la persona". Esto significa que sus reconstrucciones están casi libres de ideas e influencias preconcebidas. El artista dijo que se extrajeron muestras de ADN de los huesos del hombre a partir de las cuales los científicos pudieron determinar el color de los ojos y el cabello del hombre. La arqueóloga Jan Frolík dijo que los estilos de cabello y barba de los hombres se basaban en "conjeturas fundamentadas, según ilustraciones de manuscritos contemporáneos", pero admite que el equipo no sabe realmente cómo se peinaba la gente día a día.

Foto de la tumba IIIN199, poco después de la excavación en 1928, que muestra el controvertido esqueleto de lo que ahora se conoce como un guerrero eslavo. (Instituto de Arqueología del CAS / Excavaciones del Castillo de Praga)

Foto de la tumba IIIN199, poco después de la excavación en 1928, que muestra el controvertido esqueleto de lo que ahora se conoce como un guerrero eslavo. (Instituto de Arqueología del CAS / Excavaciones del Castillo de Praga)

La reescritura nazi de la historia mundial

El guerrero bohemio fue descubierto en el Castillo de Praga en 1925, que fue solo una década antes de que los nazis invadieran Checoslovaquia. Según un  artículo de la BBC de 2019, un equipo de científicos nazis en Checoslovaquia se apoderó del cuerpo del guerrero en 1935 y acusó a los arqueólogos preocupados por su descubrimiento del esqueleto de "ocultar la verdadera identidad del hombre". 

 Como parte de su reescritura de la historia mundial, los nazis anunciaron que el hombre era "un vikingo, no un eslavo", una narrativa falsa que realzaba la identidad vikinga, nórdica y germánica emergente. Según la BBC, fue esta reescritura de la historia la que se utilizó para justificar la invasión y ocupación alemana de Europa del Este, "así como el exterminio nazi de eslavos, judíos y otras poblaciones que consideraban inferiores".

Con los alemanes derrotados, el Partido Comunista gobernó Checoslovaquia después de la Primera Guerra Mundial como estado satélite de la URSS y el guerrero enterrado en el Castillo de Praga volvió a su estado eslavo. Una vez más, el guerrero eslavo fue considerado en general como miembro de la dinastía Přemyslid. Cuando la Unión Soviética se disolvió en 1991, el nuevo estado de Checoslovaquia exhibió al guerrero en el Castillo de Praga marcando simbólicamente los inicios históricos del antiguo estado checo.

Ahora, después de haber completado su nuevo estudio de ADN de estos guerreros eslavos, Frolík está centrando su atención en salvar las identidades de varios otros esqueletos medievales excavados en el castillo. Quizás para fines de 2021, escribiré sobre un nuevo ejército 3D de guerreros eslavos que emergen de la mente y las máquinas de Jan Frolík.

Imagen de portada: Un artista de reconstrucción facial ha recreado los rostros de dos guerreros eslavos utilizando muestras de ADN. Fuente: (Naše historie zs)

Autor: Ashley Cowie

Imagen de ashley cowie

Ashley Cowie

Ashley es una historiador, escritor y documentalista escoces que presenta perspectivas originales sobre problemas históricos, de maneras accesibles y emocionantes. Sus libros, artículos y programas de televisión exploran culturas y reinos perdidos, antiguas artesanías y artefactos, símbolos, arquitectura, mitos y... Lee mas
Siguiente Artículo