Bandera de Gales en el cielo azul.

¿Cómo la bandera galesa se convirtió en la bandera más popular del mundo?

Una de las banderas nacionales más populares es la de Gales. En una encuesta en línea, fue votado como la más genial de las más de 200 banderas nacionales en todo el mundo. La historia de la bandera es notable pues su característica principal es un dragón, que está destinado a representar el espíritu ardiente y la independencia de los galeses.

La encuesta sobre las mejores banderas nacionales fue organizada por Ranker, una conocida plataforma de sondeo digital, la cual pidió a sus usuarios que calificaran los estándares nacionales del mundo. Hasta ahora, casi 200,000 personas han votado en la encuesta, que aún está abierta. De acuerdo con North Wales Live, la bandera de Gales fue calificada como "la bandera nacional más popular de todo el planeta". A partir del 3 de marzo, la bandera sigue siendo la mejor y está a varios miles de votos por delante de su rival más cercano.

La bandera galesa es solo una de las tres banderas que poseen un dragón. En todo el mundo, los únicos con la criatura mítica son el reino del Himalaya de Bután y la isla de Malta en el Mediterráneo. El dragón galés es de color rojo brillante y se muestra en una postura de carga, conocido en heráldica como la postura pasante y se establece sobre un fondo de rayas verde y blanca.

¿Orígenes romanos?

Los orígenes de este sorprendente estándar se encuentran en el pasado lejano. Muchos creen que el emblema del dragón fue llevado a Gales por soldados de caballería romanos estacionados en el país desde el siglo I hasta el siglo V d. C. Uno de sus estándares era el Draco, que era una "cabeza hueca de bestia hecha de metal con una cola de tela de estilo de manga de viento que desciende desde la parte posterior de la cabeza", según North Wales Live. Este distintivo estandarte de Draco se usó para identificar una unidad y también se empleó para dar órdenes.

Muchos creen que el origen del dragón galés fue en el período posterior a la caída del Imperio Romano. Cuando las legiones romanas abandonaron Gran Bretaña en el año 410 d. C, los pueblos romano-célticos locales tuvieron que valerse por sí mismos y se involucraron en guerras constantes con los anglosajones, pictos e incursores irlandeses. Se cree que varios reinos romano-británicos formaron reinos independientes. Según el sitio web de Ancient Pages, "los príncipes británicos continuaron usando Dracos de estilo romano como estándares de batalla". Los romano-británicos eran especialmente fuertes en Gales y a menudo se los veía como su último bastión contra los invasores anglosajones.

Caballeros de caballería con estandarte draco del siglo noveno. (Maksim / Dominio Público)

Caballeros de caballería con estandarte draco del siglo noveno. (Maksim / Dominio Público)

Bandera de los reyes medievales de Gales

Probablemente el romano-británico más conocido es el semi-legendario Rey Arturo, y muchos han afirmado que el símbolo del dragón fue utilizado por este monarca. Incluso hay quienes afirman que el gran mago Merlín estaba asociado con el emblema. Sin embargo, "se sabe que Cadwaladr ap Cadwallon, quien fue rey de Gwynedd desde aproximadamente el año 655 hasta el 682 d. C, utilizó una bandera de dragón", informa North Wales Live. Esto significa que, al menos en el siglo VII d. C., la criatura mítica estaba asociada con los monarcas galeses.

Gales fue invadida por los anglonormandos en el siglo XI y hubo una lucha de siglos por parte de los galeses para conservar su independencia. El último gobernante galés independiente, Owain Glyndŵr, usó el emblema del dragón durante la sangrienta revuelta contra el dominio inglés (1400-1415). Parece que la bandera roja del dragón fue adoptada más tarde por los sucesivos monarcas de Inglaterra y se utilizó para expresar su derecho legítimo a gobernar Gales.

Escudos de armas de Glyndwr; Utilizado en la sangrienta revuelta contra el dominio inglés. (Jason.nlw / Dominio Público)

Escudos de armas de Glyndwr; Utilizado en la sangrienta revuelta contra el dominio inglés. (Jason.nlw / Dominio Público)

Enrique VII y la casa de Tudor

Durante la Guerra de las Rosas, Inglaterra y Gales cayeron casi en la anarquía cuando los yorkistas y los lancostianos lucharon por el trono (1455-1485). Henry Tudor, el futuro Enrique VII, de ascendencia galesa, utilizó la bandera del dragón como uno de sus emblemas. De hecho, lo usó en la batalla de Bosworth, cuando derrotó a Ricardo III y se apoderó de la corona. Después de la coronación de Henry, la bandera se asoció con la Casa Real de Tudor. Parece que el verde fue agregado por los Tudor porque era el color heráldico de su familia.

Escudo de armas del rey Enrique VII de Inglaterra. (Wereldburger758 / Dominio Público)

Escudo de armas del rey Enrique VII de Inglaterra. (Wereldburger758 / Dominio Público)

En el siglo XIX, una versión del estándar moderno fue utilizada como el emblema de Gales. No fue hasta 1959 que se adoptó la bandera moderna. Hoy en día es la bandera nacional del país, que es una de las cuatro naciones del Reino Unido. Los galeses están inmensamente orgullosos de su bandera y todo lo que simboliza.

Imagen de Portada: Bandera de Gales en el cielo azul. Fuente: natanaelginting / Adobe.

Autor Ed Whelan

Siguiente Artículo