All  
La leyenda de Popocatépetl e Iztaccíhuatl. Fuente: Inside Mexico

Popocatépetl e Iztaccíhuatl: Un romance azteca

Las estructuras naturales mexicanas son el tema de muchas leyendas e historias míticas relacionadas con tribus precolombinas como los aztecas y los mayas. Dos de los muchos volcanes de México se convirtieron en el símbolo de una de las historias de amor más hermosas y trágicas de esta tierra.

Los volcanes eran muy importantes para los aztecas. En su panteón de dioses, la deidad relacionada con ellos era Xiuhtecuti, también llamado Cuezaltzin ("llama") o Ixcozauhqui. Este era el dios del día, el calor y el fuego, el señor de los volcanes y la personificación de la vida después de la muerte. También era el señor de la luz en las tinieblas, el diluvio durante el hambre y el calor en el frío.

 

 

Se consideraba que la deidad era tanto la madre como el padre de los dioses, que habitaban en el recinto turquesa en el centro de la tierra. Así, en la historia antigua de México los volcanes eran centros sagrados, signos de dioses y personajes de leyendas.

Según la mitología azteca, dos volcanes que se encuentran cerca de la Ciudad de México alguna vez fueron seres humanos vivos: un hombre y una mujer profundamente enamorados. Más tarde se transformaron en volcanes, que ahora se ven como símbolos de su amor.

Iztaccíhuatl y Popocatépetl. (CC BY-SA 2.0 )

Montañas que estimularon la imaginación

Los volcanes se encuentran en los estados de Puebla y México en el centro de México. Parte de Popocatépetl también está en Morelos. Son visibles tanto desde Puebla como desde la Ciudad de México. Popocatépetl tiene 5,426 m (17,802 pies) de altura y es el segundo pico más alto de México después del Citlaltepetl, que se eleva a 5,636 metros (18,491 pies) sobre el nivel del mar. Iztaccihuatl es el tercero más alto de México, 5,230 m (17,160 pies) de altura. Iztaccíhuatl significa "La mujer blanca" y tiene cuatro picos nevados individuales que representan la cabeza, el pecho, las rodillas y los pies de una mujer dormida cuando se ve desde el este u oeste.

Popocatépetl significa "Montaña humeante", y el volcán aún está activo, mientras que la última erupción del Iztaccihuatl data del período Holoceno. No hay recursos que describan la erupción de este volcán y las pruebas geológicas confirman que ha estado inactivo durante mucho tiempo.

Iztaccihuatl - visto desde la montaña del Sacromonte en Amecameca, Estado de México. (Dominio publico)

El primer registro arqueológico en estos sitios proviene de 1889, cuando los investigadores descubrieron evidencia de los aztecas que escalaban los volcanes. Es posible que estuvieran practicando ceremonias religiosas. La vida de las tribus antiguas estaba muy a menudo relacionada con la naturaleza, por lo que la forma magnífica de los volcanes era obviamente muy atractiva para adorar a sus dioses, pero también para conectarse con la energía del planeta.

Vista de los volcanes desde la cima del volcán Malintzin. (CC BY-SA 4.0)

La historia de Popo e Itza

Popocateletl e Iztaccihuatl son conocidos también por sus nombres cortos: Popo e Izta. Su historia está cubierta por las brumas de la época, pero habla del valiente guerrero Popocatépetl y de una bella princesa, Iztaccihuatl. Su padre era un gobernante poderoso, que decidió que, si Popocateletl quería casarse con su hija, debía entablar una batalla contra el enemigo más fuerte de la tribu y regresar a casa victorioso. El joven guerrero amaba mucho a la bella princesa y decidió aceptar el desafío. Hay muchas variaciones diferentes de la descripción de la batalla, pero la más popular dice que Popocateletl regresó con la cabeza del enemigo como prueba de haber ganado la batalla.

Mientras Popocatépetl estaba en batalla, Iztaccíhuatl esperaba su regreso. Ella lo estuvo esperando durante tanto tiempo, que su corazón se llenó de dolor mientras lo extrañaba. Antes de que Popocatépetl llegara al enemigo, uno de sus rivales amorosos le dijo a la princesa una trágica mentira. Dijo que Popocatépetl murió durante la batalla. Cuando la mujer escuchó la noticia, su mundo se derrumbó. No podía imaginar su vida sin su amado, y cayó en el dolor más profundo. Ella no cuestionó la noticia, pero creyó en la información, confiando en que nadie podría ser tan cruel como para mentirle sobre tales cosas. Como resultado, murió con el corazón roto.

Cuando Popocatépetl regresó al asentamiento, quiso ver a su futura esposa, pero le informaron que ella murió. No podía creer la terrible noticia y sufrió durante varios días y noches antes de tomar la decisión de construir una gran tumba bajo el sol. Él llevó a su amor en sus brazos y la llevó a la cima d

e una gran montaña.

Réplica de la “Grandeza Azteca” del pintor Jesús Helguera, que representa la leyenda de Popocatépetl e IztaccihuatlAntoFran/CC BY SA 3.0 )

La besó en los labios por última vez y, a la luz de la antorcha humeante, cayó de rodillas frente a ella. La miró e imaginó todos los años perdidos y los eventos que podrían haber ocurrido para ellos. Se sentó así hasta que la nieve cubrió sus cuerpos y formaron dos majestuosos volcanes.

La leyenda dice que cada vez que el gran guerrero Popocatépetl recuerda a su amada y su corazón comienza a latir más rápido una vez más, el fuego y la pasión hacen que el volcán haga erupción. El segundo volcán duerme tranquilamente, pero el Popocatépetl sigue arrojando humo.

Una historia de amor azteca en el mundo moderno

Esta historia romántica se ha convertido en uno de los mayores atractivos para los turistas que visitan esta zona. Muchos de ellos quieren ver los volcanes, pero algunos se quedan lejos admirando su forma en el horizonte. Hoy en día, la zona de los volcanes es uno de los lugares más populares para realizar caminatas, pero durante las épocas de actividad del Popocatépetl los senderos están cerrados. Muchas parejas deciden tomarse las fotos de su boda o celebrar su compromiso a la sombra de Popocatépetl e Iztaccihuatl. Durante las noches estrelladas, la gente de Puebla y la Ciudad de México a veces intenta ver las formas de los amantes de la época precolombina y comparte la triste historia con sus seres queridos.

Popocatépetl e Iztaccíhuatl en México. (CC BY-SA 3.0)

Imagen de portada: La leyenda de Popocatépetl e Iztaccíhuatl. Fuente: Inside Mexico

Autor Natalia Klimczak

 

Natalia Klimczak

Natalia es historiadora, periodista y escritora y actualmente tiene un Ph.D. en la Facultad de Idiomas de la Universidad de Gdansk. Natalia realiza investigaciones en Narratología, Historiografía, Historia de Galicia (España) e Historia Antigua de Egipto, Roma y Celtas. Es... Lee mas
Siguiente Artículo