All  
Semillas y especias en exhibición en el mercado de Machane Yehuda en Jerusalén. Según las conclusiones del último estudio, el sur de Levante ya estaba importando alimentos exóticos, como plátanos, sésamo y cúrcuma, del sudeste asiático hace 3700 años, mucho antes de lo que se pensaba.

Las culturas mediterráneas importaban alimentos exóticos antes del año 1700 a.C.

Los restos de alimentos exóticos, especias y aceites descubiertos en el cálculo de dientes antiguos en el Mediterráneo han sido analizados, revelando nuevos conocimientos sobre el antiguo comercio de alimentos de la Edad del Bronce entre Asia y el Levante. La cúrcuma, los plátanos, la soja y otros alimentos y especias asiáticos exóticos llegaron al Mediterráneo hace más de 3000 años, según un nuevo artículo de un equipo de investigadores internacionales de la Universidad de Munich (LMU). Al estudiar las rutas comerciales de larga distancia entre Asia y el Levante durante la Edad del Bronce, el equipo se propuso descubrir si también se intercambiaban alimentos exóticos y descubrieron que sociedades enormemente distantes estaban conectadas mucho antes de lo que se pensaba.

Usando dientes antiguos de Israel para demostrar el comercio de alimentos exóticos

Los cálculos dentales de la Edad del Bronce (3000-1200 a.C.) y la Edad del Hierro Temprana (a partir del 1200 a.C.) se obtuvieron de los dientes de esqueletos desenterrados en el Levante Sur. Los restos de micro-restos de plantas dietéticas y proteínas en las matrices de los dientes fueron analizados y revelaron que las primeras culturas mediterráneas consumieron alimentos exóticos del sur y este de Asia durante el segundo milenio antes de Cristo, incluyendo "sésamo, soja, banana y cúrcuma"

 

 

El profesor Philipp Stockhammer y su equipo multidisciplinario internacional de científicos analizaron los residuos de alimentos microscópicos que se encuentran en el sarro de los dientes para descubrir que los pueblos antiguos del Levante consumían cúrcuma, plátanos y soja en la Edad del Bronce y la Edad del Hierro. Este hallazgo, según Stockhammer, fecha la conexión comercial entre Oriente Próximo y Medio Oriente a "milenios antes de lo que se pensaba".

El sitio arqueológico de Megiddo en Israel proporcionó algunos de los dientes antiguos que demostraron que el sur de Levante estaba importando alimentos exóticos como plátanos, soja y cúrcuma del sudeste de Asia ya hace 3700 años. (Yoli Schwartz / Autoridad de Antigüedades de Israel)

El sitio arqueológico de Megiddo en Israel proporcionó algunos de los dientes antiguos que demostraron que el sur de Levante estaba importando alimentos exóticos como plátanos, soja y cúrcuma del sudeste de Asia ya hace 3700 años. (Yoli Schwartz / Autoridad de Antigüedades de Israel)

La nueva evidencia del comercio a larga distancia de alimentos exóticos

Los resultados del nuevo estudio, publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences, presentan la evidencia directa más temprana hasta la fecha de cúrcuma, plátano y soja fuera del sur y este de Asia. El documento informa sobre el análisis de los dientes de 16 personas de las excavaciones de Megido y Tel Erani en el actual Israel (Levante Sur), que en la Edad del Bronce sirvió como un vínculo importante que conectaba el Mediterráneo, Asia y Egipto. Las proteínas antiguas y los microfósiles de plantas que se encuentran en el cálculo dental "nos permiten encontrar rastros de lo que comía una persona", dice Stockhammer, en una nueva disciplina de análisis llamada "Paleoproteómica".

La coautora principal del artículo, Christina Warinner, arqueóloga molecular de la Universidad de Harvard y del Instituto Max Planck para la Ciencia de la Historia Humana, dijo a PNAS que esta nueva investigación demuestra el gran potencial de estos métodos para detectar alimentos que de otro modo dejarían pocos vestigios arqueológicos. El cálculo dental es una fuente de información tan valiosa sobre la vida de los pueblos antiguos. Y la autora principal, Ashley Scott, otra bioquímica de LMU, es citada en Archaeology News Network diciendo que el nuevo enfoque, "Paleoproteómica, abre nuevos caminos científicos".

Dr. Ianir Milevski de la Autoridad de Antigüedades de Israel en Tel Erani, Israel. El Dr. Milevski participó en el último estudio sobre el antiguo comercio de alimentos exóticos en el sur de Levante desde el sudeste asiático. (Yoli Schwartz / Autoridad de Antigüedades de Israel)

Dr. Ianir Milevski de la Autoridad de Antigüedades de Israel en Tel Erani, Israel. El Dr. Milevski participó en el último estudio sobre el antiguo comercio de alimentos exóticos en el sur de Levante desde el sudeste asiático. (Yoli Schwartz / Autoridad de Antigüedades de Israel)

Seguimiento de dietas antiguas, rutas comerciales con paleoproteómica

La paleoproteómica implica observar las proteínas asociadas con la alergia que están relacionadas con la termoestabilidad de muchos alérgenos, dice Scott. Al aplicar este método de análisis, el equipo pudo identificar el trigo leyendo las firmas de las proteínas del gluten de trigo y luego confirmando de forma independiente el hallazgo utilizando un tipo de microfósiles de plantas conocidos como "fitolitos". Los fitolitos también se utilizaron para identificar el mijo y la palmera datilera en el Levante durante la Edad del Bronce y del Hierro. De la misma manera, se identificaron proteínas de sésamo en el cálculo dental de los sitios arqueológicos de Megido y Tel Erani, dijo Scott.

En el cálculo dental de un individuo de Megido, se encontraron proteínas de soja y cúrcuma. Y en el sitio de Tel Erani, se encontró un cálculo dental que contenía residuos de plátano. Se sabe que los plátanos han sido domesticados en el sudeste asiático desde el quinto milenio antes de Cristo en adelante.

Si bien en el nuevo estudio se presentó evidencia sólida del comercio a larga distancia de alimentos exóticos, aún no está claro en qué medida estas especias, aceites y frutas se importaron al Levante.

Sin embargo, el equipo se propuso aclarar si la globalización temprana de las redes comerciales en el segundo milenio antes de Cristo también incluía alimentos exóticos. Descubrieron que ya existía una floreciente ruta comercial de larga distancia entre el sur de Asia y el Levante a través de Mesopotamia o Egipto en el segundo milenio antes de Cristo.

En conclusión, los investigadores confirmaron que las frutas exóticas, las especias y los aceites estaban en las listas de inventario de los comerciantes de larga distancia desde al menos la Edad del Bronce (3000-1200 a.C.). 

Imagen de Portada: Semillas y especias en exhibición en el mercado de Machane Yehuda en Jerusalén. Según las conclusiones del último estudio, el sur de Levante ya estaba importando alimentos exóticos, como plátanos, sésamo y cúrcuma, del sudeste asiático hace 3700 años, mucho antes de lo que se pensaba. Fuente: RiCi / Adobe Stock

Autor: Ashley Cowie

Siguiente Artículo