All  
¿Puede un meteorito de 4.600 millones de años guardar secretos de la vida en la Tierra?

¿Puede un meteorito de 4.600 millones de años guardar secretos de la vida en la Tierra?

El meteorito de 4.600 millones de años se estrelló contra la Tierra en marzo tras haber viajado por el espacio y el tiempo desde el nacimiento mismo de nuestro sistema solar. La roca alienígena de color negro viajó más de 110 millones de millas (177 millones de kilómetros) desde el cinturón de asteroides principal entre Marte y Júpiter antes de que su viaje cósmico terminara en un campo de ovejas Woodmancote en Gloucestershire, Inglaterra.

El químico Derek Robson, director de astroquímica de la Organización de Investigación Astrofísica de East Anglian (EAARO), encontró un fragmento de dos pulgadas (5 cm) de ancho del invaluable objeto negro carbón en el segundo día de una búsqueda terrestre cerca de la aldea de Woodmancote en marzo. Ahora, un informe de un equipo de científicos de la Universidad de Loughborough dice que el antiguo meteorito es probablemente un "remanente de escombros cósmicos" que quedó del nacimiento del sistema solar.

 

 

Derek Robson encontró el meteorito Woodmancote de 4.600 millones de años en marzo de 2021 (Universidad de Loughborough).

Derek Robson encontró el meteorito Woodmancote de 4.600 millones de años en marzo de 2021 (Universidad de Loughborough).

Rara vez un concejal aprueba un meteorito

Un artículo en Daily Mail explica que se otorgó un permiso especial del Ayuntamiento de Tewkesbury para registrar el área en marzo de 2021 después de que se viera el meteorito ardiendo en el cielo nocturno justo antes de las 10 pm del 28 de febrero. Lo que se describe como una "muestra increíblemente delicada" fue encontrado tendido en la huella de una herradura. Robson cree que es probable que sea un fragmento del mismo meteorito que dejó otro trozo de 300 g (10,5 onzas) en la entrada de una casa en Winchcombe, también en Gloucestershire, a principios de año.

Ahora conocido como el meteorito Winchcombe, debido a la pieza más grande que aterrizó en un camino de entrada en Winchcombe, los astrónomos ahora saben que se rompió de un objeto más grande que se estima que midió más de un pie (30 cm) de ancho, con un peso de 130 libras (59 kg). Un artículo del Daily Mail publicado a principios de este mes dijo que cuando el meteoro golpeó la atmósfera de la Tierra a las 21:54 el 28 de febrero, se hundió en la órbita de la Tierra "a unas 31.000 mph, 40 veces la velocidad del sonido", antes de que se quemara y se hiciera añicos quedando en piezas más pequeñas.

Imagen de electrones secundarios de un meteorito de condrita carbonosa con un aumento de 10.000x. (Universidad de Loughborough)

Invaluables secretos de meteoritos microscópicos

El fragmento encontrado en Woodmancote fue donado al Museo de Historia Natural de Londres y desde entonces ha sido valorado en 100.000 libras esterlinas (135.000 dólares). Sin embargo, cuando se trata de valor científico, la roca espacial no tiene precio. Los investigadores creen que este meteorito en particular viajó más de "110 millones de millas" (177 millones de km) desde su "hogar primordial" en el cinturón de asteroides principal entre las órbitas de Marte y Júpiter. Además, el artículo de la Universidad de Loughborough explica que esta roca espacial podría "responder preguntas sobre cómo comenzó la vida en la Tierra".

El químico Derek Robson, el hombre que encontró el meteorito, ha determinado desde entonces que la antigua roca es un raro ejemplo de "condrita carbonosa" o "condritas C". Britannica informa que esta clase de meteoritos condríticos comprende al menos 8 grupos conocidos, incluidos algunos de los meteoritos más antiguos conocidos. Las condritas C representan solo “alrededor del 3% de los meteoritos caídos”, por lo que son tan raras y valiosas, ya que a menudo contienen compuestos biológicos, incluidos aminoácidos.

Imagen de electrones secundarios del condrule mineral en el meteorito de condrita carbonosa. (Universidad de Loughborough)

Imagen de electrones secundarios del condrule mineral en el meteorito de condrita carbonosa. (Universidad de Loughborough)

Este nuevo ácido es realmente espacial

Los aminoácidos recolectados de meteoritos previamente estudiados han demostrado que muchos compuestos orgánicos no terrestres "podrían" haber sido entregados a la Tierra por los primeros cuerpos del sistema solar. Son estos ácidos los que pueden haber jugado "un papel clave en el origen de la vida", dice Robson. Además, le dijo al Daily Mail que poder identificar y confirmar la presencia de tales compuestos a partir de un material que existía "antes de que naciera la Tierra", representaría un importante paso siguiente hacia nuestra mayor comprensión de "cómo comenzó la vida".

Sediento de respuestas a las grandes preguntas, el equipo de científicos de la Universidad de Loughborough está analizando el pequeño fragmento de Woodmancote utilizando espectroscopía vibracional, difracción de rayos X y microscopía electrónica. Ya han publicado un conjunto de fascinantes nuevas imágenes en 3D que muestran la roca en alta definición que fueron tomadas en su búsqueda para trazar la estructura química y la composición geométrica de la roca rara.

Hasta ahora se entiende que el meteorito nunca sufrió "las violentas colisiones cósmicas que experimentaron la mayoría de los desechos espaciales antiguos cuando se estrellaron para crear los planetas y las lunas de nuestro sistema solar". Esto significa que la roca había estado "sentada más allá de Marte, intacta, desde antes de que se creara cualquiera de los planetas". Con orígenes cósmicos tan tempranos, los investigadores están entusiasmados de que este descubrimiento sea una oportunidad única para examinar "una parte de nuestro pasado primordial".

Imagen de portada: El análisis del meteorito Woodmancote se realizó utilizando una variedad de tecnología. Fuente: Universidad de Loughborough

Autor Ashley Cowie

 
Imagen de ashley cowie

Ashley Cowie

Ashley es una historiador, escritor y documentalista escoces que presenta perspectivas originales sobre problemas históricos, de maneras accesibles y emocionantes. Sus libros, artículos y programas de televisión exploran culturas y reinos perdidos, antiguas artesanías y artefactos, símbolos, arquitectura, mitos y... Lee mas
Siguiente Artículo