The-Conversion-of-St.-Paul.jpg

Antiguos signos en el cielo: hizo un meteorito cambiar el curso del Cristianismo hace 2.000 años?

Ha podido un antiguo meteorito impactado cambiare tanto la vida de los testigos de la época, hasta que dieron forma a una religión y alterando así el curso de la historia? Los astrónomos teorizan que puede haber sido la explosión de un meteoro el flash y el oído que hicieron convertir el Apóstol Pablo.

En la Biblia cristiana, está escrito que un hombre llamado Saúl experimentó un acontecimiento tan extremo y repentino que cambió de su punto de vista, y se convirtió en uno de los Evangelistas más influyentes en el Cristianismo primitivo.

Parece que Saúl había sido un vehemente perseguidor de los seguidores de Jesús y viajaba en busca de ellos para castigarlos. En los Hechos de los Apóstoles el quinto libro del Nuevo Testamento, está escrito que Saúl estaba en el camino de Damasco, Siria, cuando apareció una luz brillante en el cielo. Tan intensa era la luz que lo cegó durante tres días. Lo que oyó fue descrito como un gran sonido aplastador o una voz divina. Él y sus compañeros se han tirado al suelo por la fuerza del evento. La experiencia fue tan profunda en Saúl que le hizo cambiar hasta su nombre por el de Pablo, donde empezó viajes misioneros a través del Mediterráneo, con el papel decisivo en la difusión del Cristianismo.

The-Conversion-of-Saint-Paul.jpg

La conversión de San Pablo - Pablo y sus compañeros se tiran al suelo debido a una explosión y la luz brillante. ¿Fue un meteorito la causa de este antiguo evento? ( Dominio Público )

William Hartmann, co-fundador del Instituto de Ciencia Planetaria en los EE.UU., ha conectado la experiencia de Pablo con cuentos similares de meteoritos que estallan, como el meteorito de Chelyabinsk que cayó sobre Rusia en 2013, hiriendo a más de 1.500 personas. Las descripciones de testigos oculares y reacciones físicas de los meteoritos o de las bolas de fuego en el cielo tienen paralelos con lo que se registra con Paul.

Meteor-trail-over-Chelyabinsk-Russia.jpg

Pista de meteoritos sobre Chelyabinsk, Rusia. Wikimedia Commons

Si eso es cierto, entonces es posible que un acto de la naturaleza puede haber contribuido a la propagación y evolución del Cristianismo en sus primeros días, y por lo tanto forma el curso de la historia.

MÁS:

En un estudio publicado en la revista Meteoritics and Planetary Science, Hartmann cita grandes eventos como los meteoritos o de asteroides como en Chelyabinsk, Rusia y Tunguska, Siberia, ofreciendo "oportunidades para comparar las reacciones de los testigos modernos a testimonios de posibles eventos de bolas de fuego antiguas." Hay unos elementos comunes entre los muchos relatos en las descripciones bíblicas de la experiencia de Pablom que se asemejan a los acontecimientos modernos conocidos, informa NewScientist.

En los relatos bíblicos Pablo fue cegado por tres días debido a la intensa luz del cielo: "más brillante que el sol, que brilla toda a mi alrededor", según el texto. Esto coincide con el meteorito Chelyabinsk, ya que se calcula que ha brillando tres veces más fuerte que el sol.

Pablo y sus compañeros han sido golpeado al suelo, y esto también corresponde a la onda de choque generada por el poderoso meteoro Chelyabinsk, ya que fue crítico por las ventanas, derribó la gente, sacudió coches y edificios y levantó techos.

La voz divina que dice haber oído en aquellos momentos, que retumbó como un trueno, pone en duda el comportamiento de Pablo (se debate el sonido exacto). Los meteoros crean grandes explosivos y rugidos que pueden ser aterradores o dolorosos incluso para aquellos que saben lo que están experimentando.

Para los antiguos los acontecimientos celestes naturales eran increíbles y desconocidos, y fueron interpretados según los entendimientos culturales del aquel día - es decir, se les consideraba divinos o condenatorios.

El meteorito Chelyabinsk despedía pequeñas cantidades de radiación, lo suficiente como causar quemaduras y ceguera temporal en los testigos. Hartmann sugiere que Pablo pudo haber sufrido fotoqueratitis, una ceguera temporal causada por la radiación ultravioleta intensa, y esto explicaría  el regreso de su vista después de la curación.

Paul-having-his-sight-restored.jpg

Pablo, después de ser cegado por una luz celestial que podría haber sido un meteorito. Dominio Público

Hartmann dijo al NewScientist, "Todo lo que están describiendo en esas tres historias en el libro de los Hechos son exactamente la secuencia que hay con una bola de fuego."

IBTimes escribe que el texto de los Hechos de los Apóstoles describe tres eventos de luces brillantes "del cielo", que tuvieron lugar en torno a Damasco, durante los años 30 aC. Si los meteoritos podrán encontrarse en Siria, y ser fechados con precisión a los plazos pertinentes, eso podría dar apoyo a las teorías publicadas.

El objetivo de la investigación de Hartmann no es para desacreditar el Cristianismo, sino para demostrar cómo la interpretación de los acontecimientos antiguos puede haber dado forma a lo que creemos hoy, espiritual y culturalmente.

Este no sería el primer meteorito en la historia en haber inspirado potencialmente un culto o actuado como un agente de cambio. En la antigüedad los meteoritos fueron considerados como mensajes de los dioses , o profundos presagios, y muchas culturas vio caer meteoritos, y los usó como iconos religiosos para ser adorado, o como objetos de protección. Se ha creado también joyería y un arte a partir de las rocas espaciales.

Cada año los musulmanes devotos hacen la peregrinación a La Meca en Arabia Saudita, dando vueltas a la Kaaba, la piedra negra, y se cree que hacerle un guiño o darle un beso, eso quedaría dentro de la Gran Mezquita. El culto de la Piedra Negra se remonta a los santuarios pre-islámicos, cuando las culturas semíticas utilizaban piedras inusuales para señalizar sitios de reverencia. Según la creencia musulmana, la piedra tiene su origen en la época de Adán y el profeta islámico Mahoma estableció que la Piedra Negra está en su lugar después de que cayó del cielo.

illustration-inspired-by-the-story-of-Muhammad.jpg

Una ilustración del 1315 inspirada en la historia de Mahoma y de los ancianos de los clanes, que elevan la Piedra Negra en su lugar en la Meca. ¿La Piedra Negra fue un meteorito venido del espacio? Dominio Público

Hay un ejemplo más moderno: después del dramático acontecimiento sobre Rusia, en Chelyabinsk en 2013, alguien creó la “Iglesia del Meteorito”, y los seguidores celebrar los ritos en las orillas del lago Chebarkul, donde cayeron trozos de la roca espacial.

MÁS

Algunos científicos consideran especulación la teoría de la conversión de Pablo, pero parecen dar la bienvenida a otras pruebas.

Bill Cooke, jefe del Meteoroid Environment Office de la NASA dijo a NewScientist, "Está bien grabado que los impactos extraterrestres han ayudado a dar forma a la evolución de la vida en este planeta. Si fue una bola de fuego como en de Chelyabinsk la responsable de la Conversión de Pablo, entonces, evidentemente, eso tuvo un gran impacto en el crecimiento del Cristianismo”.

De hecho, "Algunos estudiosos llaman Pablo como el segundo fundador del Cristianismo", dice Justin Meggitt, historiador de las religiones en la Universidad de Cambridge. Sin la bola de fuego, y sin la conversión de Pablo, tal vez el Cristianismo sería diferente de lo que es hoy.

"El cristianismo probablemente sería muy diferente sin él", concluye Meggitt.

Illumination-from-1450-depicting-Paul-conversion.jpg

Obra del 1450 que representa la conversión de Pablo - la luz brillante y el sonido vendrá del cielo. El evento fue capaz de hacer convertir Pablo, y puede haber cambiado la historia. Dominio Público

Foto principal: Detalle, La conversión de St. Paul. Pablo y sus compañeros se tiraron al suelo durante el evento profunda. Dominio Público

Por Liz Leafloor

Traducción: Moreno Montañaroja

Este artículo fue publicado originalmente en www.ancient-origins.net y ha sido traducido con permiso.

Next article