All  
El Papa Alejandro VI inspiró la miniserie de Showtime "Los Borgias", protagonizada por Jeremy Irons como Rodrigo Borgia, también conocido como Alejandro VI

Papa Alejandro VI: El inescrupuloso patriarca Borgia con ansias de poder

Alejandro VI fue un papa que vivió durante el siglo XV, cuando Italia vivía el Renacimiento. Se le considera uno de los papas más controvertidos en la historia de la Iglesia Católica Romana. En lugar de centrarse en asuntos espirituales, Alejandro estaba más preocupado por la riqueza material y el poder terrenal. Además, el Papa Alejandro VI estaba dispuesto a cumplir sus ambiciones mundanas por todos los medios necesarios. Por otro lado, se ha argumentado que el comportamiento de Alejandro no fue excepcional en comparación con otros papas de la época. Algunos historiadores afirman que su reputación se deterioró más de lo debido en parte debido a la Reforma Protestante y la Contrarreforma Católica.

Originalmente Rodrigo Borgia, Alejandro VI provenía de una familia noble española prominente en asuntos eclesiásticos y políticos. (Dominio público)

Originalmente Rodrigo Borgia, Alejandro VI provenía de una familia noble española prominente en asuntos eclesiásticos y políticos. (Dominio público)

Rodrigo Borgia: Beneficios de las conexiones familiares en la Iglesia

Alejandro VI fue originalmente conocido como Rodrigo de Borja y Doms (italianizado como Rodrigo Borgia). Hijo de Jofre Lançol e Isabella Borgia, nació en 1431 en Xàtiva, localidad de Valencia, entonces parte de la Corona de Aragón, y hoy parte de España. Fue a través de su madre que el futuro Papa se relacionó con la Casa de Borgia. Esta noble familia fue prominente tanto en asuntos eclesiásticos como políticos durante los siglos XV y XVI. Dos de sus miembros se convirtieron en Papas, siendo uno de ellos Rodrigo. El otro fue Alfonso de Borgia, que se convirtió en Calixto III en 1455.

Alfonso de Borgia, era hermano de Isabel y tío de Rodrigo. En 1456, menos de un año después de que Alfonso se convirtiera en Papa, Rodrigo fue nombrado Cardenal Diácono de San Nicola en Carcere. Esta, sin embargo, no fue la primera vez que Rodrigo se benefició del cargo eclesiástico de su tío. Antes de ser nombrado cardenal en 1444, Alfonso fue obispo de Valencia. Así, la educación de Rodrigo fue supervisada por su tío, y siendo todavía un adolescente recibió también de él beneficios eclesiásticos. Posteriormente Alfonso envió a su sobrino a la Universidad de Bolonia para que estudiara Derecho durante un año. Cuando Rodrigo fue creado cardenal, solo tenía 25 años.

Retrato del Papa Alejandro VI de Cristofano dell'Altissimo. (Dominio público)

Retrato del Papa Alejandro VI de Cristofano dell'Altissimo. (Dominio público)

Elevando los rangos de la jerarquía de la iglesia

El papado de su tío, y su nombramiento como cardenal diácono, significó que Rodrigo pudiera entretener la idea de tener una carrera en la Iglesia. De hecho, en 1457, Rodrigo fue nombrado vicecanciller de la Iglesia Católica Romana. Esta fue una oficina envidiada por muchos, ya que le dio a Rodrigo acceso a la lucrativa Cancillería Papal. Rodrigo aprovechó esta oportunidad para enriquecerse mucho, tanto que recibió una severa reprimenda del sucesor de su tío, Pío II, en 1460. A pesar de eso, Rodrigo no se enmendó y siguió amasando su fortuna. A pesar de su autoenriquecimiento, se reconoce la prudencia y habilidad de Rodrigo en el manejo de la Cancillería Papal.

Con el paso de las décadas, Rodrigo siguió ascendiendo en las filas de la jerarquía de la Iglesia. En 1471 fue ascendido a cardenal obispo de Albano y cinco años más tarde fue nombrado cardenal obispo de Porto. En 1476, también fue nombrado Decano del Sacred College, otro cargo importante en la Iglesia Católica Romana. En 1492, Rodrigo alcanzó el puesto más alto en la jerarquía de la Iglesia, cuando fue elegido Papa, tomando el nombre papal de Alejandro VI.

Caricatura del Papa Alejandro VI. (Dominio público)

Caricatura del Papa Alejandro VI. (Dominio público)

¿El Papa Alejandro VI compró el papado?

Ha habido rumores de que para obtener los votos de sus compañeros cardenales, Rodrigo les ofreció sobornos. Una fuente, el diario de un abogado italiano Stefano Infessura, afirma que Rodrigo sobornó a los cardenales con cuatro mulas cargadas de plata. Esta historia, sin embargo, ha sido desacreditada desde entonces. Si bien la compra de cargos eclesiásticos (conocida como simonía) fue común durante el Renacimiento, no hay evidencia irrefutable de que Rodrigo haya pagado a alguno de los cardenales durante el cónclave. También se ha señalado que uno de los principales factores que llevaron a la elección de Rodrigo fue el voto y la influencia del cardenal Ascanio Sforza, quien no estaba interesado en la plata de Rodrigo, sino en la perspectiva de convertirse en su principal asesor.

En cualquier caso, Rodrigo, ahora Papa Alejandro VI, recibió el aplauso del pueblo de Roma cuando salió del cónclave. Los romanos celebraban encendiendo hogueras, con procesiones con antorchas y erigiendo arcos triunfales con extravagantes inscripciones. Dado que Alejandro ya había estado en Roma durante tanto tiempo, los romanos lo vieron como uno de ellos. Además, parece haber tenido un don con la gente, como escribieron sus contemporáneos sobre "su figura hermosa e imponente, su semblante alegre, modales persuasivos, conversación brillante y dominio íntimo de las costumbres de la sociedad educada". Por último, su historial como vicecanciller de la Iglesia Católica Romana fue una prueba más de sus capacidades como administrador. Por lo tanto, había grandes esperanzas de que el papado de Alejandro fuera espléndido y enérgico.

El Papa Alejandro VI impartiendo justicia en la obra de Zacarías González Velázquez. (Dominio público)

El Papa Alejandro VI impartiendo justicia en la obra de Zacarías González Velázquez. (Dominio público)

Corrupción y exceso de la corte papal bajo Alejandro VI

Al comienzo de su papado, Alejandro instituyó una serie de reformas. Algunos de ellos estaban relacionados con las finanzas de la Iglesia, mientras que otros se referían a la ciudad y la gente de Roma. En ese momento, la ciudad estaba plagada de anarquía. Infessura, por ejemplo, afirma que en un período de varios meses se habían producido más de 220 asesinatos en la ciudad. Alejandro resolvió este problema ordenando que se hicieran investigaciones. Una vez que los asesinos fueron encontrados, fueron tratados con severidad: fueron ahorcados en el acto y sus casas arrasadas. Aparte de eso, se informa que Alejandro reservó un día cada semana (martes) para escuchar personalmente las quejas de cualquier hombre o mujer, después de lo cual el Papa administraría justicia él mismo. También se dice que Alejandro impartió justicia tan bien que el nivel de vida en Roma mejoró notablemente.

Sin embargo, con el paso del tiempo, Alejandro resultó ser un Papa sin escrúpulos, aunque probablemente fueron los ricos los que más sufrieron bajo su papado. Para mejorar su propia riqueza material, Alejandro confiscaría la propiedad de los ricos. Los cardenales, nobles o funcionarios ricos serían acusados ​​de algún crimen, encarcelados y quizás asesinados, después de lo cual el Papa confiscaba sus propiedades. Esto no solo le permitió a Alexander enriquecerse, sino que también le dio la oportunidad de deshacerse de sus rivales. Fue en parte por estos medios que Alejandro subyugó a los Orsini, una de las familias más importantes de Roma en ese momento. Las confiscaciones de Alejandro se cobraron muchas otras víctimas, incluida su propia secretaria.

Cesare Borgia (su hijo), Lucrezia Borgia (su hija), el Papa Alejandro VI y un joven con un vaso vacío. Se dice que la pintura titulada "Una copa de vino con César Borgia" (1893) de John Collier, representa la visión popular de la naturaleza traicionera y sin escrúpulos de la familia Borgia, lo que implica que el joven no puede estar seguro de que el vino ha sido envenenado. (Dominio público)

Cesare Borgia (su hijo), Lucrezia Borgia (su hija), el Papa Alejandro VI y un joven con un vaso vacío. Se dice que la pintura titulada "Una copa de vino con César Borgia" (1893) de John Collier, representa la visión popular de la naturaleza traicionera y sin escrúpulos de la familia Borgia, lo que implica que el joven no puede estar seguro de que el vino ha sido envenenado. (Dominio público)

Uno de los mayores oponentes de Alejandro fue Girolamo Savonarola, un fraile dominico que se convirtió en el líder de facto de Florencia tras el derrocamiento de los Médicis en 1494. Entre otras cosas, Savonarola predicó contra la corrupción y los excesos de la corte papal, lo que molestó mucho a Alejandro. Savonarola también se hizo enemigos entre los gobernantes seculares, a quienes denunció como tiranos. Finalmente, los enemigos de Savonarola se apoderaron de él. El predicador fue excomulgado en 1497 y, al año siguiente, fue juzgado y ejecutado. Savonarola a veces se considera el precursor de la Reforma Protestante.

Colgado y quemado de Girolamo Savonarola en la Piazza della Signoria de Florencia en 1498. (Dominio público)

Colgado y quemado de Girolamo Savonarola en la Piazza della Signoria de Florencia en 1498. (Dominio público)

Luchas de poder y la guerra italiana

Más lejos, Alejandro intentó lanzar una cruzada contra los turcos otomanos. Su tío, cuando se convirtió en el Papa Calixto III, convirtió en la primera orden de su pontificado para recuperar Constantinopla de manos de los otomanos, que habían capturado la ciudad dos años antes. A pesar de las mejores intenciones y esfuerzos de Calixto, sus planes nunca se materializaron. Se cree que el plan de Alejandro de librar la guerra contra los otomanos fue motivado por la situación política en Italia, más que por consideraciones puramente espirituales. En la época del pontificado de Alejandro, la institución del Papa había perdido una gran cantidad de poder político y sus territorios estaban siendo amenazados por enemigos externos, especialmente Francia y los diversos principados italianos. Por lo tanto, en un intento por desviar su atención, Alejandro buscó formar una alianza contra los otomanos. Alejandro también esperaba que esta medida le permitiera deshacerse de los franceses de Italia.

Desafortunadamente para Alejandro, su plan no funcionó como esperaba. En 1494, el rey de Nápoles, Fernando, murió y fue sucedido por su hijo, Alfonso II. Como rey de Francia, Carlos VIII tenía un vago reclamo sobre el Reino de Nápoles a través de sus antepasados ​​angevinos, y la sucesión fue cuestionada. Otros factores, como el atractivo de los milaneses, amenazados por Alfonso, también impulsaron al rey francés a invadir Nápoles. Alejandro autorizó a Carlos a mover sus tropas a través de Italia, ya que entendió que el rey francés se dirigía a luchar contra los otomanos. El Papa, sin embargo, desconocía las verdaderas intenciones de Carlos.

El 4 de mayo de 1493, el Papa Alejandro VI emitió una bula papal que concedía a España los derechos sobre las tierras recientemente descubiertas por Cristóbal Colón y pedía la evangelización de los pueblos indígenas de América. (Dominio público)

El 4 de mayo de 1493, el Papa Alejandro VI emitió una bula papal que concedía a España los derechos sobre las tierras recientemente descubiertas por Cristóbal Colón y pedía la evangelización de los pueblos indígenas de América. (Dominio público)

La invasión francesa de Italia en 1494 marca el comienzo de la Guerra de Italia, que se libró de forma intermitente hasta 1559. Cuando Carlos invadió Italia en octubre de 1494, tenía un ejército de 25.000 hombres. A medida que los franceses avanzaban hacia el sur, encontraron poca resistencia y los que resistieron fueron derrotados fácilmente. En febrero de 1495, Nápoles había caído en manos de Carlos. Los franceses, sin embargo, no pudieron disfrutar de su éxito inicial, ya que los italianos comenzaban a unirse contra ellos. Alejandro fue la principal fuerza detrás de la creación de la Liga de Venecia anti-francesa, una coalición formada por Estados Pontificios, Venecia, Nápoles, España, el Sacro Imperio Romano Germánico e incluso Milán. Cuando Carlos se dio cuenta de que no podría mantener sus ganancias en Italia, se retiró a Francia. Cuando los franceses regresaron en 1499 (bajo Luis XII), Alejandro cambió de bando, apoyando a los franceses contra los milaneses. Sin embargo, los franceses volvieron a fracasar en lograr avances permanentes en Italia.

La familia Borgia de Dante Gabriel Rossetti. (Dominio público)

La familia Borgia de Dante Gabriel Rossetti. (Dominio público)

El Papa Alejandro VI como Patriarca de la Familia Borgia

La vida personal de Alejandro también ha recibido mucha atención a lo largo de los siglos. A pesar de ser un eclesiástico, Alejandro no se preocupaba en absoluto por el celibato y tuvo muchos hijos. Aunque Alejandro tenía muchas amantes, su favorita era una mujer llamada Vannozza dei Cattani. Las relaciones entre los dos comenzaron ya en 1470, y entre ellos tuvieron cuatro hijos: Giovanni, Cesare, Lucrezia y Gioffre, todos los cuales Alexander reconoció como suyos. La noticia de que un clérigo tiene amantes y engendra hijos es casi seguro que causaría un escándalo hoy, pero durante el Renacimiento esta práctica parece haber sido bastante común entre el clero. Otro papa, Julio II, también tuvo muchos hijos, mientras que se rumoreaba que otros eran homosexuales.

Alejandro no solo reconoció a los hijos que tuvo con Vannozza, sino que parece haberlos amado mucho. El Papa colmó de regalos y títulos a sus hijos. Como ejemplo, Cesare fue nombrado cardenal en 1493, cuando tenía solo 18 años. Por cierto, Cesare dimitió como cardenal cinco años después, tras la muerte de su hermano, Giovanni. Cesare estaba más inclinado hacia la política y la guerra que hacia los asuntos de la iglesia. La muerte de Giovanni significó que Alexander necesitaba un nuevo teniente laico, un puesto perfecto para Cesare.

El amor de Alejandro por sus hijos también se evidenció en el dolor que sintió después del asesinato de Giovanni en 1497. El Papa, afligido por el dolor, anunció que se centraría en la reforma por el resto de su vida. Estas reformas incluyeron restringir el lujo de la corte papal, la reorganización de la Cancillería Papal y la represión de la simonía y el concubinato. Alejandro, sin embargo, no cumplió sus promesas y pronto volvió a sus viejas costumbres.

El hijo del Papa, Giovanni, fue asesinado en 1497, en lo que más tarde se llamó la Piazza della Giudecca en Roma. Abundaban los rumores sobre quién lo mató y por qué. En la imagen aparece el cadáver de Juan Borgia mientras Rodrigo (el Papa Alejandro VI), Lucrezia (su hija) y Cesare Borgia (su hijo) observan. (Dominio público)

El hijo del Papa, Giovanni, fue asesinado en 1497, en lo que más tarde se llamó la Piazza della Giudecca en Roma. Abundaban los rumores sobre quién lo mató y por qué. En la imagen aparece el cadáver de Juan Borgia mientras Rodrigo (el Papa Alejandro VI), Lucrezia (su hija) y Cesare Borgia (su hijo) observan. (Dominio público)

Alejandro murió a la edad de 72 años el 18 de agosto de 1503. Su causa de muerte no está del todo clara, aunque comúnmente se sospecha que fue accidentalmente envenenado por Cesare cuando bebió vino mezclado con cantarella, un veneno supuestamente usado por los Borgia.  Como Cesare también bebió el vino envenenado, él también se enfermó, aunque sobrevivió. Lo más probable es que el veneno estuviera destinado a ser utilizado contra los enemigos de los Borgia. Alternativamente, se ha sugerido que Alejandro fue víctima de la malaria, que era bastante común en Roma en ese momento. Las fuentes contemporáneas, sin embargo, describen el nivel inusual de descomposición del cuerpo del Papa, apoyando la hipótesis del envenenamiento accidental.

Se considera que el Papa Alejandro VI ha sido uno de los peores papas de la historia, y ha mantenido esta reputación durante siglos. A mediados del siglo XIX, el historiador italiano Cesare Cantù afirmó que Alejandro fue el único Papa que nunca encontró un apologista. Sin embargo, en tiempos más recientes, los historiadores han reevaluado la vida de Alejandro. Aunque Alejandro sigue siendo considerado un Papa terrible, estas reevaluaciones sugieren que puede no haber sido tan malo como afirman las fuentes, convirtiéndolo así en una figura controvertida.

Imagen de portada: El Papa Alejandro VI inspiró la miniserie de Showtime "Los Borgias", protagonizada por Jeremy Irons como Rodrigo Borgia, también conocido como Alejandro VI. Fuente de la foto: Claudio Russeau / CC BY-SA 4.0

Autor: Wu Mingren

Referencias

Lee, A., 2013. Were the Borgias Really so Bad?. Disponible en: https://www.historytoday.com/history-matters/were-borgias-really-so-bad

Loughlin, J., 1907. Pope Alexander VI. Disponible en: https://www.newadvent.org/cathen/01289a.htm

Mallett, M. E., 2020. Cesare Borgia. Disponible en: https://www.britannica.com/biography/Cesare-Borgia

Murphy, F. X., 2020. Alexander VI. Disponible en: https://www.britannica.com/biography/Alexander-VI

New World Encyclopedia, 2016. Alexander VI. Disponible en: https://www.newworldencyclopedia.org/entry/Alexander_VI

Rickard, J., 2014. Pope Alexander VI, c.1431-1503 (pope 1492-1503). Disponible en: http://www.historyofwar.org/articles/people_pope_alexander_VI.html

Rickard, J., 2014. The Italian Wars, 1494-1559. Disponible en: http://www.historyofwar.org/articles/wars_italian_wars.html

Ridolfi, R., 2020. Girolamo Savonarola.Disponible en: https://www.britannica.com/biography/Girolamo-Savonarola

The Editors of Encyclopaedia Britannica, 2019. Calixtus III. Disponible en: https://www.britannica.com/biography/Calixtus-III-pope

The Editors of Encyclopaedia Britannica, 2020. Borgia Family. Disponible en: https://www.britannica.com/topic/Borgia-family

The Editors of Encyclopaedia Britannica, 2020. Italian Wars. Disponible en: https://www.britannica.com/event/Italian-Wars

Siguiente Artículo