Portada - Agni, una de las deidades que aparece en el Atharva Veda. (Dominio público) Fondo: Detalle del Codex Cashmiriensis folio 187ª, segunda mitad del Atharva-Veda Saṁhitā, por William Dwight Whitney y Charles Rockwell Lanman. (Dominio público)

La magia del Atharva Veda: religiosidad popular, encantamientos y antiguos hechizos hindúes

Tú que no estás vivo ni muerto, hijo inmortal de los dioses eres tú, ¡oh Sueño! Varunânî es tu madre, Yama (la Muerte) tu padre Araru es tu nombre. Conocemos, oh Sueño, tu nacimiento, tú eres el hijo de las mujeres divinas, el instrumento de Yama. Tú eres el que pone fin, ¡tú eres la muerte! Así te conocemos, oh Sueño: ¡Protégenos de los sueños maléficos! Al igual que uno paga un decimosexto, un octavo o el total (de una deuda), así caiga todo sueño maléfico sobre nuestro enemigo.

Himno VI, 46. Exorcismo de los sueños maléficos. Atharva Veda

El Atharva Veda es uno de los cuatro Vedas, siendo los otros tres el Rig Veda, el Sama Veda y el Yajur Veda. Los Vedas son las escrituras sagradas del hinduismo, y se cree que habrían sido compuestos en la India entre el 1500 a. C. y el 1000 a. C.

Los Vedas pueden considerarse textos de conocimiento (la palabra ‘veda’ ha sido traducida con el significado de ‘conocimiento’), y, en términos generales, se observa un fuerte sesgo sacerdotal en ellos, ya que los brahmanes monopolizaban la edición y la transmisión de estos textos. La expresión Atharva Veda se ha traducido con el significado de ‘Veda de las Fórmulas Mágicas’, aunque no todos los expertos están de acuerdo con esta interpretación. Sin embargo, en comparación con los otros tres Vedas el Atharva Veda parece representar la ‘religiosidad popular’, ya que sus hechizos y encantamientos son de una naturaleza más propia del folklore.

Cómo se escribió el Atharva Veda

El Atharva Veda recibe su nombre del legendario sabio Védico Atharvan, de quien se cree que habría ‘escuchado’ este Veda para posteriormente ponerlo por escrito. Atharvan es considerado uno de los Saptarishi o siete videntes, y se cree que fue quien instituyó el sacrificio del fuego. Además, algunos investigadores afirman que Atharvan significa ‘sacerdote del fuego’. El Atharva Veda es también conocido como Atharvangirasa Veda, un nombre que atribuiría este texto sagrado a Atharvan y Angira, otro sabio hindú. En comparación con los otros tres Vedas el Atharva Veda fue compuesto en una época posterior, puede incluso que en torno al 500 a. C.

El Atharva Veda está dividido en 20 kandas (equivalentes a los diferentes ‘libros’) que contienen un total de 730 suktas (palabra que significa ‘himnos’). En conjunto, el Atharva Veda tiene unos 6.000 mantras (palabra que significa ‘versos’), la mayoría de los cuales son métricos. Cabe señalar, sin embargo, que un pequeño número de himnos del Atharva Veda, se estima que aproximadamente un sexto del total, fueron escritos en prosa.

Codex Cashmiriensis, folio 187a de la segunda mitad del Atharva-Veda Saṁhitā, por William Dwight Whitney y Charles Rockwell Lanman. (Dominio público)

Codex Cashmiriensis, folio 187a de la segunda mitad del Atharva-Veda Saṁhitā, por William Dwight Whitney y Charles Rockwell Lanman. ( Dominio público )

La naturaleza de los mantras del Atharva Veda

El Atharva Veda ha sido descrito como el ‘Veda del conocimiento diverso’, ya que trata numerosos temas. Estos pueden dividirse en tres categorías principales. La primera de ellas está relacionada con la curación de las enfermedades y la destrucción de las fuerzas adversas.

Por ejemplo, en el Libro I hay varios hechizos contra la fiebre, unos cuantos contra el veneno e incluso algunos contra los gusanos (para uno mismo / para el ganado / y para los niños). También hay hechizos destinados a combatir enfermedades no físicas, sino espirituales. Entre ellos hay encantamientos contra la posesión provocada por demonios de la enfermedad y hechizos para expulsar demonios. Además, hay también hechizos para proteger a una persona contra adversarios maliciosos, como por ejemplo brujos, y contra ‘enemigos que obstaculicen las labores sagradas.’

La segunda categoría consta de himnos relacionados con cuestiones de la vida cotidiana, como salud, economía, amistad y matrimonio. Ejemplos de himnos que entran en esta categoría serían los hechizos para que una mujer consiga un marido, el hechizo para propiciar la virilidad (también hay otro, por cierto, destinado a privar a un hombre de su virilidad) y el hechizo para garantizar un perfecto estado de salud.

La tercera categoría de himnos se refiere a cuestiones de mayor rango, tales como la naturaleza del Ser Supremo, la inmortalidad y el tiempo. Entre sus ejemplos se incluyen el ‘Himno a la diosa Tierra’ y la 'Glorificación del Sol, o el principio primigenio, como discípulo de Brahmán.’

Grabado en acero de la década de 1850 en el que aparecen representadas las actividades creadoras de Prajapati, una deidad védica que preside la procreación y la protección de la vida. (Dominio público)

Grabado en acero de la década de 1850 en el que aparecen representadas las actividades creadoras de Prajapati, una deidad védica que preside la procreación y la protección de la vida. ( Dominio público )

Un vistazo a la vida cotidiana en el período védico

En torno al 20 por ciento de este texto (lo que equivale a unos 1.200 versos) es un duplicado del Rig Veda. Sin embargo, el resto de los versos son únicos de este libro y ofrecen una representación de las inquietudes que afectaban al hombre común durante el período védico en su vida cotidiana. Así, el Atharva Veda ha sido considerado una representación de la ‘religión popular’ de su tiempo, en contraposición a la ‘religión hierática’ que observamos en los otros tres Vedas, y es por ello por lo que el Atharva Veda puede considerarse una fuente importante de información para nuestra comprensión del período védico.

Imagen de portada: Agni, una de las deidades que aparece en el Atharva Veda. ( Dominio público ) Fondo: Detalle del Codex Cashmiriensis folio 187ª, segunda mitad del Atharva-Veda Saṁhitā, por William Dwight Whitney y Charles Rockwell Lanman. ( Dominio público )

Autor: Wu Mingren  

Este artículo fue publicado originalmente en www.ancient-origins.net y ha sido traducido con permiso.

 

Referencias:

Bloomfield, M. (trans.), 1897. Hymns of the Atharva-Veda. [Online]
Disponible en: http://www.sacred-texts.com/hin/av.htm

Dhwty, 2017. The Vedas: Ancient Mystical Texts Offer Charms, Incantations, Mythological Accounts and Formulas for Enlightenment. [Online]
Disponible en: http://www.ancient-origins.net/artifacts-ancient-writings/vedas-ancient-mystical-texts-offer-charms-incantations-mythological-021161

ReligionFacts .com, 2017. Atharva Veda. [Online]
Disponible en: http://www.religionfacts.com/atharva-veda

Sharma, Y., 2015. Rishi Astika and Rishi Atharvan. [Online]
Disponible en: https://www.speakingtree.in/blog/rishi-astika-and-rishi-atharvan

Singh, S. P., 2018. Introduction to Atharva Veda. [Online]
Disponible en: http://themodernvedic.com/mythology/atharva-veda/

vedicheritage. gov.in, 2018. Atharvaveda. [Online]
Disponible en: http://vedicheritage.gov.in/samhitas/atharvaveda-samhitas/

Violatti, C., 2018. The Vedas. [Online]
Disponible en: https://www.ancient.eu/The_Vedas/

Next article