All  
El incidente de la aeronave Aurora es un supuesto ejemplo de un aterrizaje forzoso de un ovni en Texas.

El incidente de la aeronave Aurora: ¿Accidente ovni, fiebre de Marte o engaño?

El ejemplo temprano más famoso de una historia sobre un aterrizaje forzoso OVNI es el incidente de Roswell de 1947. Se sabe que este evento ayudó a desencadenar la subcultura OVNI moderna y la idea de que la Tierra está siendo visitada regularmente por seres inteligentes. Un ejemplo menos conocido es el que ocurrió 50 años antes en un pueblo del norte de Texas en 1897. Se lo conoce como el incidente de Aurora. Aunque la mayoría de los investigadores descartan el incidente de la aeronave Aurora como un engaño, algunos entusiastas de los ovnis aún lo celebran como un ejemplo temprano de avistamiento de ovnis y aterrizaje forzoso.

El incidente del dirigible Aurora

Según el Dallas Morning News, el 19 de abril de 1897, se vio un dirigible en las primeras horas de la mañana en la pequeña ciudad de Aurora, Texas. Tenía forma de cigarro y solo se movía a unas 10 millas (16 km) por hora. Los observadores en la ciudad vieron cómo el vehículo se desplazaba lentamente por la ciudad hasta que sobrevoló al juez J.S. Propiedad de Proctor.

Aquí es donde ocurrió la catástrofe cuando la aeronave chocó con un molino de viento, provocando una explosión. Después de que la explosión se calmó, la gente del pueblo miró a través de los restos y recuperó al piloto. Entonces la historia se vuelve particularmente extraña.

El piloto fue descrito como muy desfigurado, pero reconociblemente no humano. Además, el piloto tenía papeles con él que estaban escritos en jeroglíficos no identificables. Los testigos informaron que el piloto "no era un habitante de este mundo".

T.J. Weems, un oficial del servicio de señales local y una persona descrita como una "autoridad en astronomía", sugirió que el individuo podría ser del planeta Marte. Al día siguiente, el piloto recibió un "entierro cristiano" y se colocó una lápida sobre la tumba.

En la lápida se realizó un tosco dibujo del vehículo del piloto. Esta lápida supuestamente fue robada en 1973, por lo que no hay evidencia de la lápida ni información sobre dónde fue enterrado el piloto. En 2008, los creadores de un episodio de un programa llamado UFO Hunters encontraron una tumba sin nombre que los productores pensaron que podría ser la tumba del piloto. Sin embargo, no se les permitió exhumar la tumba, por lo que no hay forma de saber si la tumba sin nombre contenía los restos de algún piloto, y mucho menos un piloto alienígena.

Foto de la lápida alienígena Aurora OVNI. (Ciudad de Aurora)

Foto de la lápida alienígena Aurora OVNI. (Ciudad de Aurora)

Plausibilidad de la historia

Aunque el incidente de la aeronave Aurora solo se hizo ampliamente conocido a fines de la década de 1960 y principios de la de 1970, algunos dentro de la comunidad OVNI consideran el evento como el incidente original de Roswell. El problema con esta conclusión es que hay poca evidencia de que el incidente en Aurora haya tenido lugar, y mucho menos de que involucró a una nave espacial extraterrestre estrellada.

En la década de 1970, los investigadores entrevistaron a personas que estaban vivas en el momento del incidente. Revelaron notables inconsistencias en la narrativa. Un ejemplo de estas inconsistencias es que se suponía que la aeronave golpeó un molino de viento en el juez J.S. Granja de Proctor. Sin embargo, no había ningún molino de viento en su granja en el momento en que se suponía que había ocurrido la colisión.

Además, no hay evidencia de registros personales relacionados con el evento, como facturas para la remoción de material de escombros, o cualquier registro del cuerpo del piloto que se colocó en el cementerio de Aurora. Además, no hay museos, sociedades históricas o individuos privados que tengan ejemplos de los fragmentos de los escombros o los escritos que supuestamente encontraron en la persona del piloto que contiene jeroglíficos extraterrestres.

Además, la supuesta autoridad en Astronomía, T.J. Weems, no era un oficial del servicio de señales, sino el herrero del pueblo. Estos problemas ponen en duda la validez de la historia. La conclusión de los periodistas e historiadores que investigan el evento es que el incidente de la aeronave Aurora probablemente fue un engaño inventado para crear más publicidad y turismo para una ciudad que se estaba muriendo.

¿Fue el incidente de la aeronave Aurora un engaño inventado para crear más publicidad y turismo? (Facebook / Eric Shirey)

¿Fue el incidente de la aeronave Aurora un engaño inventado para crear más publicidad y turismo? (Facebook / Eric Shirey)

Explicaciones alternativas

Los escépticos dicen que es un engaño, mientras que los creyentes de ovnis son más propensos a creer que sucedió. Sin embargo, existe una tercera posibilidad. Podría ser que la historia se basara en un evento real en el que una aeronave con un piloto humano se estrelló cerca del pueblo y el piloto quedó tan desfigurado por el accidente que no lo reconocieron como un ser humano.

Los dirigibles y los globos se remontan mucho más atrás en la historia que otras aeronaves, como los aviones. El primer ejemplo de dirigible funcional fue probablemente el que utilizó Jean Pierre Blanchard para cruzar el Canal de la Mancha en 1784. Pudo controlar su vuelo utilizando una hélice de propulsión manual. El primer dirigible a vapor fue construido por Henri Gifford en 1852.

En la década de 1870, ya se habían desarrollado aeronaves impulsadas por un motor de combustión interna. Los dirigibles no eran nuevos en la cultura occidental en la década de 1890, pero es posible que las personas de las zonas rurales remotas de los Estados Unidos, que describían el norte de Texas en ese momento, no estuvieran familiarizadas con la tecnología de los dirigibles. También es posible que una aeronave que se estaba probando en el área haya sido confundida por lugareños no acostumbrados como de origen extraterrestre.

S. E. Haydon, "Un molino de viento lo demolió", The Dallas Morning News, 19 de abril de 1897, pág. 5. (Dominio público)

S. E. Haydon, "Un molino de viento lo demolió", The Dallas Morning News, 19 de abril de 1897, pág. 5. (Dominio público)

Incluso si el incidente de la aeronave Aurora fuera un completo engaño, la llegada de las aeronaves ciertamente habría influido en el desarrollo de esta narrativa.

'Fiebre de Marte' y el incidente de la aurora

Otro aspecto interesante de la historia que lo conecta con la cultura más amplia en ese momento es el hecho de que la primera suposición del "experto en astronomía" de la cuenta fue que el piloto era del planeta Marte. En ese momento, muchas personas, incluidas las personas con mentalidad más científica, creían que era probable que Marte tuviera vida.

En el siglo XVIII, los astrónomos confirmaron que Marte tenía estaciones. En la década de 1860, los astrónomos atribuían esta diferencia estacional en la apariencia de Marte a diferencias en la vegetación. Esta explicación resultó ser errónea, por supuesto. Las diferencias estacionales visibles en Marte tienen que ver con las tormentas de polvo globales y la sublimación estacional de los casquetes polares marcianos, no con la vegetación.

Otro descubrimiento que causó entusiasmo sobre la vida en Marte fue el descubrimiento realizado en 1877 de supuestos "canales" en Marte. En ese año, el astrónomo italiano Giovanni Schiaparelli utilizó un telescopio refractor de última generación para observar la superficie de Marte y vio lo que parecía ser una red de surcos o "trincheras".

El lenguaje original de Schiaparelli no sugería nada artificial o incluso específico sobre lo que vio en Marte. Sin embargo, cuando su informe fue traducido al inglés, su palabra "canali", que significa ranuras o marcas, se tradujo a la palabra inglesa "canal", que implica no solo agua y vida, sino inteligencia y planificación.

En 1894, solo tres años antes del supuesto incidente del dirigible Aurora, el empresario estadounidense Percival Lowell fundó el observatorio que lleva su nombre en Flagstaff, Arizona específicamente para estudiar Marte. Percival Lowell estaba convencido de que había una antigua civilización moribunda en Marte.

Teorizó que los marcianos habían construido canales para llevar agua desde los casquetes polares a las latitudes más bajas y áridas. Explicó esto en varios libros que escribió. Estas ideas sobre los canales en Marte fueron tratadas con escepticismo por la mayoría de los astrónomos profesionales de la época.

Impresión artística de un asentamiento en Marte con vista en corte. (Dominio público)

Impresión artística de un asentamiento en Marte con vista en corte. (Dominio público)

La idea fue finalmente desacreditada en la década de 1960 cuando las imágenes de Mariner 4, la primera nave espacial interplanetaria en tomar imágenes detalladas de la superficie de Marte, mostraron que el planeta era estéril y carecía por completo de cuerpos de agua líquida existentes en la superficie, y mucho menos de canales. En la década de 1890, sin embargo, la idea de canales en Marte todavía era popular en algunos círculos y probablemente tuvo un impacto en la cultura popular de la época. A la luz de esto, no es de extrañar que un piloto desfigurado en una máquina voladora poco común fuera confundido con un marciano en un pequeño pueblo de Texas en 1897.

Contexto más amplio del incidente del dirigible Aurora

El incidente de la aeronave Aurora tuvo lugar, o al menos se alega que tuvo lugar, durante un momento de optimismo con respecto al progreso a través de la ciencia y la tecnología. A finales del siglo XIX, los inventos y descubrimientos, como las locomotoras a vapor, los dirigibles, las vacunas y la energía eléctrica, habían creado la confianza de que la humanidad podía utilizar la ciencia y la tecnología para crear un futuro mejor y hacer cosas cada vez más impresionantes. La visión de progreso tecnológico y científico continuo probablemente se validó aún más en comparación con descubrimientos relativamente recientes en las ciencias geológicas y biológicas.

En el siglo XIX, los geólogos, como James Hutton y Charles Lyell, habían demostrado que los entornos naturales cambian constantemente con el tiempo a través de procesos geológicos regulares. Esto demostró que el mundo no siempre ha sido como era y podría ser muy diferente en el futuro. Charles Darwin también mostró cómo las poblaciones de organismos pueden cambiar con el tiempo para adaptarse a su entorno a través de la selección natural. No solo cambió el entorno natural, los organismos mismos podrían cambiar.

Mientras los geólogos y naturalistas encontraban evidencia de cambio y evolución en el mundo natural, los economistas y filósofos sociales habían comenzado a observar cómo las sociedades humanas cambian con el tiempo. Karl Marx, quien escribió el Manifiesto Comunista en 1848, explicó la historia en términos de un continuo conflicto de clases. Creía que, con el tiempo, la lucha de clases conduciría al surgimiento de una sociedad igualitaria sin clases. Marx creía que la próxima expresión de este proceso sería el derrocamiento del capitalismo, donde los propietarios explotaban a los trabajadores, y su reemplazo por el socialismo.

Las ideas darwinianas sobre la evolución biológica y las ideas marxistas sobre el progreso social y económico probablemente contribuyeron a la idea del progreso tecnológico. Si los organismos pudieran evolucionar biológicamente hacia formas superiores con el tiempo, y las sociedades humanas pudieran volverse más igualitarias con el tiempo a través de la lucha de clases, ¿por qué las civilizaciones no podrían evolucionar tecnológicamente a niveles más avanzados con el tiempo?

La idea de civilizaciones extraterrestres tecnológicamente lo suficientemente avanzadas como para viajar entre planetas podría encajar fácilmente en este marco. Si la civilización humana estaba evolucionando hacia niveles cada vez más altos de progreso tecnológico y social, los extraterrestres espaciales, que habitaban el mismo universo y estaban sujetos a las mismas leyes de la naturaleza, probablemente fueran el resultado de los mismos procesos darwinianos y marxistas. Simplemente estaban un poco más avanzados en el proceso y su evolución se había producido en un planeta diferente.

La idea de civilizaciones extraterrestres lo suficientemente avanzadas tecnológicamente para viajar entre planetas podría encajar fácilmente en las creencias de la gente. (Dominio público)

La idea de civilizaciones extraterrestres lo suficientemente avanzadas tecnológicamente para viajar entre planetas podría encajar fácilmente en las creencias de la gente. (Dominio público)

A finales del siglo XIX fue probablemente la primera vez en la historia en la que la idea de seres viajando entre los planetas se habría considerado científicamente creíble. A finales del siglo XIX, los humanos ya habían construido algunas de las primeras máquinas voladoras. Además, escritores, como Jules Verne, y científicos, como Konstantin Tsiolkovsky, ya habían comenzado a especular sobre escenarios realistas sobre cómo las personas podrían viajar por el espacio.

Las máquinas voladoras, así como la ciencia ficción más realista, comenzaron a hacer que la idea de que los humanos y otras criaturas pudieran abandonar la superficie de la Tierra pareciera más creíble científicamente. Este hecho se combinó con la aceptación generalizada de la idea de la vida en otros planetas, como Marte, y creó un entorno intelectual y cultural donde el accidente de una nave espacial en una granja en Texas se consideraría plausible y se creería ampliamente de una manera que podría no haber sido posible en el pasado.

Ya sea que el incidente de Aurora fue un engaño deliberado, basado en una identificación errónea de una aeronave temprana, o algo completamente diferente, la historia encaja en la narrativa cultural de la década de 1890 y probablemente se creyó y no se descartó tan fácilmente porque encajaba con la narrativa. Se ajusta especialmente a la idea de que había una civilización avanzada en Marte que pudo haber tenido la capacidad tecnológica de enviar viajeros a la Tierra.

El incidente de Aurora: ¿engaño, malentendido o visita extraterrestre?

Lo bien que encaja la historia con la narrativa cultural de la época arroja dudas sobre su credibilidad. Si alguien del siglo XIX estuviera tratando de inventar una historia sobre una nave espacial alienígena estrellada, tiene todas las características que cabría esperar. La nave se describe como un dirigible, que era el tipo de avión avanzado más común en ese momento. El piloto fue identificado como probablemente de Marte, cuando era extremadamente popular creer que existía una civilización constructora de canales en el planeta rojo.

También sucedió en un área remota donde la evidencia habría sido difícil de verificar. Si no fue un engaño absoluto, es fácil argumentar que los observadores del incidente identificaron erróneamente una aeronave terrestre. Debido a que no estaban familiarizados con las aeronaves, la extrañeza de la situación podría haber llevado a algunos a creer que un piloto desfigurado ni siquiera era humano.

Por otro lado, es cierto que si se tratara de un encuentro real con una nave espacial extraterrestre, probablemente lo habrían llamado "aeronave" debido a su familiaridad. Probablemente también habrían adivinado que el piloto era marciano, basándose en percepciones culturales e ideas científicas sobre la vida extraterrestre en ese momento.

En conclusión, la evidencia es ambigua, demasiado ambigua para usarla como evidencia confiable para una visita extraterrestre. “Las afirmaciones extraordinarias requieren pruebas extraordinarias”, como dijo una vez el astrónomo Carl Sagan. Esta evidencia no parece ser lo suficientemente extraordinaria. Sin embargo, es posible que esto se haya basado en un evento real que involucró un accidente de aeronave en una pequeña ciudad que se identificó erróneamente como una visita de otro mundo.

Imagen de portada: El incidente de la aeronave Aurora es un supuesto ejemplo de un aterrizaje forzoso de un ovni en Texas. Fuente: fergregory / Adobe Stock

Autor: Caleb Strom

Referencias

“Airship.” 2018. Encyclopaedia Britannica. Disponible en: https://www.britannica.com/technology/airship

“Aurora 1897.” N.D. Texas UFO Museum and Research Library. Disponible en: http://roswellbooks.com/museum/?page_id=89

Arlazorov, Mikhail S. 2019. Konstantin Tsiolkovsky. Encyclopaedia Britannica. Disponible en:

https://www.britannica.com/biography/Konstantin-Eduardovich-Tsiolkovsky

Bellis, Mary. 2019. The Most Important Inventions of the 19th Century. ThoughtCo.

Disponible en: https://www.thoughtco.com/inventions-nineteenth-century-4144740

Brunson, Emily K. 2020. Vaccine. Encyclopaedia Britannica. Disponible en: https://www.britannica.com/science/vaccine

Chambre Henri, and David T. McLellan. 2020. Marxism. Encyclopaedia Britannica. Disponible en: https://www.britannica.com/topic/Marxism

Chayka, Kyle. 2015. A Short History of Martian Canals and Mars Fever. Popular Mechanics.

Disponible en: https://www.popularmechanics.com/space/moon-mars/a17529/a-short-history-of-martian-canals-and-mars-fever/

“Classless Society.” 2017. Encyclopaedia Britannica. Disponible en: https://www.britannica.com/topic/classless-society

Collinet, Michel and H. Kaal. 1961. The Idea of Progress in the Nineteenth Century.

Desmond, Adrian J. 2020. Charles Darwin. Encyclopaedia Britannica. Disponible en: https://www.britannica.com/biography/Charles-Darwin

Diogenes. Disponible en: https://journals.sagepub.com/doi/pdf/10.1177/039219216100903305

Evans, Arthur B. 2020. Jules Verne. Encyclopaedia Britannica. Disponible en: https://www.britannica.com/biography/Jules-Verne

“History.” N.D. Lowell Observatory. Disponible en: https://lowell.edu/history/

Petersen, Carolyn Collins. 2019. Percival Lowell: Astronomer Who Searched for Life on

Mars. ThoughtCo. Disponible en: https://www.thoughtco.com/percival-lowell-biography-4174355

Sagan, Carl. N.D. Goodreads. Disponible en:

https://www.goodreads.com/quotes/50379-extraordinary-claims-require-extraordinary-evidence

“The Great Texas Airship Crash: Aurora, Texas April 17, 1897.” N.D. strangehistory.org. Disponible en: http://www.strangehistory.org/cms/index.php/popular/81-the-great-texas-airship-crash-aurora-texas-april-17-1898-feature

Tung, Paul W.H. 2018. Seasonal changes in color or contrast on mars were once thought to

indicate the presence of vegetation or water. Are there still seasonal changes, and if so, why? Astronomy. Disponible en: https://astronomy.com/magazine/ask-astro/2018/01/seasonal-changes-on-mars

“UFO Story.” N.D. Roswell-nm.gov. Disponible en: https://roswell-nm.gov/692/UFO-Story

“Uniformitarianism.” 2020. Encyclopaedia Britannica. Disponible en: https://www.britannica.com/science/uniformitarianism

Wallace, Tim. 2017. First mission to Mars: Mariner 4’s special place in history. Cosmos.

Disponible en: https://cosmosmagazine.com/space/first-mission-to-mars-mariner-4-s-special-place-in-history/

Webster, Donovan. 2017. In 1947, A High-Altitude Balloon Crash Landed in Roswell. The

Aliens Never Left. Smithsonian Magazine. Disponible en: https://www.smithsonianmag.com/smithsonian-institution/in-1947-high-altitude-balloon-crash-landed-roswell-aliens-never-left-180963917/

Siguiente Artículo