Portada - Rey asirio/babilonio, ilustración de Angus McBride. (Dominio público) Fondo: Detalle de una reconstrucción del relieve de la vía procesional que conducía a la puerta de Ishtar. (CC0)

Nabopolasar: un rebelde rey de Babilonia con los dioses de su parte

Nabopolasar fue el fundador del Imperio neobabilónico, que existió entre los siglos VII y VI a.C. Pero los neo-asirios, que estaban perdiendo poder por aquel entonces, no le pusieron fácil su ascenso al trono. Si el rey rebelde quería hacerse con el control tendría que luchar por ello. Afortunadamente para él, los dioses parecían estar de su lado.

Durante la vida de Nabopolasar el Imperio neoasirio estaba en declive. Era la potencia dominante en el Próximo Oriente en la época, y Nabopolasar aprovechó la oportunidad para rebelarse contra sus amos. La rebelión fue un éxito, y consiguió convertirse en rey de Babilonia. Nabopolasar murió después de un reinado de unos 20 años, y le sucedió su hijo Nabucodonosor II .

 ‘Nabucodonosor ordena la construcción de los Jardines Colgantes de Babilonia para complacer a su consorte Amyitis (Nabucodonosor y Sémiramis)’ (1676), óleo de René-Antoine Houasse. (Dominio público)

 ‘Nabucodonosor ordena la construcción de los Jardines Colgantes de Babilonia para complacer a su consorte Amyitis (Nabucodonosor y Sémiramis)’ (1676), óleo de René-Antoine Houasse. (Dominio público )

La caída de Asiria y el ascenso al trono del rebelde

Antes de su ascenso al trono, Nabopolasar era un oscuro y poco conocido jefe de los caldeos. En el 631 a. C. muere el último rey asirio importante, Asurbanipal, sucediéndole uno de sus hijos, Asur-etil-ilani. El nuevo rey era débil, sin embargo, y pronto estalló una guerra civil. Asur-etil-ilani fue depuesto por uno de sus propios generales, Sin-shumu-lishir, quien a su vez fue destituido por Sin-shar-ishkun, hermano de Asur-etil-ilani. En el caos que sobrevino, los súbditos del Imperio asirio, babilonios incluidos, dejaron de pagar tributo a los asirios, comenzando así a reivindicar su independencia.

La rebelión de Nabopolasar no fue la primera en su especie, ya que varios gobernantes nativos habían desafiado previamente a los asirios para ocupar el trono de Babilonia, sólo para ser depuestos poco después. Por ejemplo, en el año 693 a. C. un príncipe caldeo de nombre de Mushezib-Marduk fue elegido para reemplazar a Nergal-ushezib, rey títere babilonio de los elamitas. Este último había sucedido a un príncipe asirio, Asurnadinsumi, quien fue asesinado por los elamitas. En cualquier caso, el reinado de Mushezib-Marduk no duraría mucho, ya que el rey asirio Senaquerib, atacó y saqueó Babilonia en el año 689 a. C.

Un rey babilonio con una maza, de pie sobre en una tarima rectangular ajedrezada, sigue a la diosa suplicante (con un collar colgando a su espalda) y al rey vestido con túnica que realiza la ofrenda del ídolo de un animal. Están ante el dios del sol ascendente, que empuña un cuchillo dentado y apoya su pie sobre un toro con cabeza humana. (Colección Hjaltland/CC BY SA 3.0)

Un rey babilonio con una maza, de pie sobre en una tarima rectangular ajedrezada, sigue a la diosa suplicante (con un collar colgando a su espalda) y al rey vestido con túnica que realiza la ofrenda del ídolo de un animal. Están ante el dios del sol ascendente, que empuña un cuchillo dentado y apoya su pie sobre un toro con cabeza humana. (Colección Hjaltland/ CC BY SA 3.0 )

El golpe de suerte de Nabopolasar

Las cosas fueron diferentes, sin embargo, durante la época de Nabopolasar. En el 626/5 a. C. se convirtió en rey de Babilonia por aclamación popular. Cuando Sin-shar-ishkun tuvo noticia de ello, preparó un ejército y marchó hacia Babilonia, con la esperanza de recuperar el control de la región.

Afortunadamente para él, otra rebelión masiva estalló en Asiria, y Sin-shar-ishkun se vio obligado a regresar para defender su trono. Esto significaba que los rebeldes tenían tiempo para reagrupar sus fuerzas antes de enfrentarse a los asirios. Los caldeos entablaron entonces una alianza con los medos (otro pueblo que había sido vasallo de los asirios), los escitas y los cimerios.

Medos y persas en la escalinata oriental de la Apadana de Persépolis, Irán. (CC BY SA 3.0)

Medos y persas en la escalinata oriental de la Apadana de Persépolis, Irán. (CC BY SA 3.0 )

Nabopolasar entra en acción

En el 616 a. C., Nabopolasar y sus aliados pasaron a la ofensiva, atacando a los asirios. Asur fue saqueada en el 614 a. C., y dos años más tarde la capital asiria de Nínive también cayó. Aunque éste fue un duro golpe para los asirios, su imperio no tocó a su fin, ya que los asirios supervivientes huyeron a Harrán, donde Asur-uballit fue coronado como nuevo rey asirio. Posteriormente los asirios huyeron una vez más, esta vez a Carquemis, que estaba bajo control de los egipcios.

Nabopolasar en la Biblia

Harrán fue capturada en el 610 a. C. y los asirios supervivientes hicieron de Carquemis su último baluarte. El faraón egipcio Necao II envió entonces un ejército para ayudar a los asirios. Este episodio aparece registrado en el Antiguo Testamento, ya que en él participó Josías, rey de Judá. Josías se puso del lado de los babilonios y luchó contra los egipcios, que se dirigían hacia el norte a lo largo de la costa mediterránea atravesando el territorio de Josías. Josías perdió la vida, pero el ejército egipcio también quedó diezmado tras la batalla.

El rey Josías, grabado de Julius Schnorr von Carolsfeld. (Dominio público)

El rey Josías, grabado de Julius Schnorr von Carolsfeld. ( Dominio público )

A consecuencia de ello, y a pesar de la ayuda de los egipcios, los asirios fueron derrotados por el hijo de Nabopolasar, Nabucodonosor, en la batalla de Carquemis en el año 605 a. C. Nabopolasar murió ese mismo año o el siguiente y le sucedió Nabucodonosor.

Un cilindro para recordar al rey de Babilonia

Por último, cabe mencionar un hallazgo conectado con aquel rey babilónico. Un cilindro de arcilla conocido como el ‘Cilindro de Nabopolasar’ fue descubierto en Bagdad allá por el año 1921. Gracias a la inscripción grabada en el cilindro sabemos que Nabopolasar se describía a sí mismo como un hombre piadoso, y era esta piedad (según él) la razón por la que los dioses estaban de su lado.

Este pequeño cilindro de terracota documenta las obras realizadas por el rey Nabopolasar en las murallas de la ciudad de Babilonia. Hallado en Babilonia, Mesopotamia, Irak. Periodo neobabilónico, 625 a. C. – 605 a. C. Museo británico, Londres. (Osama Shukir Muhammed Amin FRCP (Glasg)/CC BY SA 4.0)

Este pequeño cilindro de terracota documenta las obras realizadas por el rey Nabopolasar en las murallas de la ciudad de Babilonia. Hallado en Babilonia, Mesopotamia, Irak. Periodo neobabilónico, 625 a. C. – 605 a. C. Museo británico, Londres. (Osama Shukir Muhammed Amin FRCP (Glasg)/ CC BY SA 4.0 )

El autor del texto, presumiblemente el propio Nabopolasar, menciona cómo logró derrotar a los asirios con la ayuda de los dioses. Por otra parte, el texto también menciona los trabajos de restauración que el rey llevó a cabo en algunas de las estructuras de Babilonia.

Imagen de portada: Rey asirio/babilonio, ilustración de Angus McBride. ( Dominio público ) Fondo: Detalle de una reconstrucción del relieve de la vía procesional que conducía a la puerta de Ishtar. ( CC0)

Autor: Wu Mingren

Este artículo fue publicado originalmente en www.ancient-origins.net y ha sido traducido con permiso.  

 

Referencias:

Cam Rea, 2017. Hunting the Lions: The Last King of Assyria, and the Death of the Empire – Part II.
Disponible en: https://www.ancient-origins.net/history/hunting-lions-last-king-assyria-and-death-empire-part-ii-007194

Gill, N. S., 2017. Nabopolassar. Disponible en: https://www.thoughtco.com/babylonian-king-nabopolassar-120004

Hanson, K. C., 2011. Nabopolassar Cylinder. Disponible en: http://www.kchanson.com/ANCDOCS/meso/nabo.html

Lendering, J., 2017. Nabopolassar. Disponible en: http://www.livius.org/articles/person/nabopolassar/

The Editors of Encyclopaedia Britannica, 2013. Chaldea. Disponible en: https://www.britannica.com/place/Chaldea

www.crystalinks.com, 2018. Chaldea. Disponible en: http://www.crystalinks.com/chaldea.html

Next article