All  
Portada- Imagen exterior del yacimiento Gran Dolina de Atapuerca (Wikimedia Commons)

La UNESCO concede a los Yacimientos de Atapuerca el título de Lugar de Valor Universal Excepcional

Atapuerca es un tesoro arqueológico de dimensiones inimaginables. Cuando nos referimos a Atapuerca nos estamos refiriendo a unos de los yacimientos más importantes del mundo. Se trata del lugar que nos ha obligado a replantearnos la evolución de nuestra especie, donde podemos visitar sitios únicos, donde se halla la “piedra rosetta” de la evolución humana en Europa desde hace, aproximadamente, 1.500.000 años.  Al menos cuatro especies de distintos homínidos dejaron sus huellas y su rastro en Atapuerca. Un lugar ubicado en España, a pocos kilómetros de Burgos y en pleno Camino de Santiago.

Por todo ello, la UNESCO ha concedido la catalogación de Lugar de Valor Universal Excepcional a los yacimientos de la sierra burgalesa de Atapuerca. Máximo y merecidísimo reconocimiento para unos lugares que ya estaban considerados como Patrimonio de la Humanidad desde el año 2000.

Según distintas fuentes, tal decisión se ha basado tanto en las características únicas del yacimiento arqueológico como en la importancia del proyecto científico y divulgativo desarrollado en torno a los hallazgos de fósiles de los homínidos más antiguos de Europa. Es normal que así haya sucedido, puesto que todo lo que rodea a Atapuerca y a sus yacimientos sólo se puede definir con tres palabras: rigor, trabajo y pasión.

LOCALIZACIÓN DE ATAPUERCA

Antigua cantera abandonada en la Sierra de Atapuerca, cercana a los famosos yacimientos. (Wikipedia)

Antigua cantera abandonada en la Sierra de Atapuerca, cercana a los famosos yacimientos. (Wikipedia)

A sólo 15 kilómetros de la capital burgalesa, se alza la cordillera en que se hallan enclavados los yacimientos de Atapuerca. Con unos 90.000.000 de años de antigüedad, esta sierra se encuentra rebosante de simas y de ocultas galerías.

Orográficamente hablando es una formación modesta, con la Cumbre de San Vicente y sus 1079 metros de altitud como cota máxima. Formada por calizas cretácicas, su flora se basa en importantes masas de encinares, romero, espliego, tomillo, salvia y monte bajo de aulaga.

Sin embargo, cuentan quienes la conocen bien que se respira una atmósfera casi mágica al recorrerla y es que, hasta la actualidad, se han descubierto en ella más de 180 yacimientos con restos de sílex y de distintos asentamientos, tanto al aire libre como en cuevas. Desde el Paleolítico hasta la Edad del Bronce, este hermoso paraje fue habitado por grupos de homínidos cazadores, cazadores-recolectores y agricultores-ganaderos.

LAS EXCAVACIONES

Desde 1978, el equipo de investigadores de Atapuerca, integrado por más de 150 personas y dirigido por los Doctores Juan Luis Arsuaga, José María Bermúdez de Castro y Eudald Carbonell,  lleva a cabo excavaciones arqueopaleontológicas en los yacimientos de la sierra homónima. Las campañas se desarrollan cada verano durante alrededor de mes y medio. Durante ese tiempo, profesionales y estudiantes acuden a los diferentes escenarios para excavar, distribuyéndose por los “Yacimientos de Trinchera del Ferrocarril”, los “Yacimientos de Cueva Mayor” y el “Asentamiento al aire libre”.

Investigadores del equipo científico de Atapuerca en pleno trabajo de campo (Wikimedia Commons)

Investigadores del equipo científico de Atapuerca en pleno trabajo de campo (Wikimedia Commons)

Las jornadas de excavaciones empiezan a las 9h de la mañana y finalizan a las 15h. Cuando se encuentra un objeto se introduce en una agenda electrónica toda la información existente como la fecha, el yacimiento, el nivel arqueológico o su orientación e inclinación sobre el terreno A continuación, los datos de referencia se imprimen en una etiqueta autoadhesiva que se coloca sobre una bolsa de autocierre donde se guarda el objeto extraído.

Además se recoge todo el sedimento en sacos, también etiquetados, para trasladarlo al río Arlanzón, donde se lavan los sacos con el sedimento. Una vez lavado y tamizado, el sedimento se separa por tamaños de grano y se deja secar para luego separar los posibles restos fósiles de la tierra. A su vez, todo este material se mete en bolsas también etiquetadas.

Por las tardes se realizan los trabajos de laboratorio, comenzando con la revisión de todas las bolsas con el material extraído durante la mañana y con la comprobación de que todo es correcto. Después se separan las bolsas por materiales y se envían al laboratorio de restauración los materiales que necesiten ser intervenidos antes de poder estudiarlos.

Una vez acabada la clasificación, la fauna pasa directamente a la lupa binocular donde se comprueba si presenta marcas de corte, mordeduras u otras señales, mientras que la industria es analizada por los especialistas para, entre otras cosas, buscar marcas de uso. A continuación, se lava el material que no va a restauración y se deja secar. Al día siguiente, se marcan las piezas con un código de identificación indicando su procedencia mediante un rotulador indeleble, una capa de barniz y todo será guardado en su bolsa con su etiqueta correspondiente.

Finalizada la campaña, los yacimientos se cierran, cubriendo las áreas de excavación con geotextil, que las protege durante el invierno.

Las campañas de excavación se llevan a cabo en verano durante mes y medio. (Flickr)

Las campañas de excavación se llevan a cabo en verano durante mes y medio. (Flickr)

YACIMIENTOS VISITABLES

La visita a los yacimientos se lleva a cabo a través de la denominada "Trinchera del Ferrocarril", en donde se han encontrado los distintos sedimentos de fósiles, pudiéndose visitar la "Sima del Elefante", "El Complejo Galería" y la "Gran Dolina".

Las excavaciones en la “Sima del Elefante” se iniciaron en el año 1996 y se han ido sucediendo hasta la actualidad. En ella se han encontrado los restos de presencia humana más antiguos de  la sierra: casi un millón y medio de años.

El Complejo Galería” se localiza en la Trinchera del Ferrocarril, a escasos 50 metros del yacimiento de Gran Dolina. Es una cavidad compuesta por tres áreas y que se rellenó durante el Pleistoceno medio (entre los 500.000 y los 180.000 años).

Por su parte, la “Gran Dolina” con una superficie de unos 100 metros cuadrados, ha permitido documentar las mayores concentraciones de restos arqueológicos descubiertas hasta la actualidad en los yacimientos pleistocenos de la sierra de Atapuerca (con más de 118.000 restos faunísticos y de 35.000 objetos líticos). Los osos la utilizaban durante su hibernación y en ella también se han encontrado restos de rinocerontes, Eucladoceros, bisontes y caballos, entre otros ungulados, que cayeron por la sima y murieron en el interior de la cueva. Asimismo, carnívoros como jaguares, hienas y los antepasados de los lobos, usaron la cueva para carroñear los cadáveres. También se produjeron aquí las primeras ocupaciones humanas: visitas esporádicas para aprovechar los cadáveres de los herbívoros caídos.

Modelo de Homo antecessor femenino, procedente de las montañas de Atapuerca, practicando el canibalismo. (Wikimedia Commons)

Modelo de Homo antecessor femenino, procedente de las montañas de Atapuerca, practicando el canibalismo. (Wikimedia Commons)

OTROS YACIMIENTOS DESTACABLES

Portalón es un yacimiento excepcional dentro del campo de la prehistoria reciente (últimos 10.000 años) detectándose en él ocupaciones humanas desde el Medievo y Roma hasta diferentes fases de la Edad del Bronce, Calcolítico (utilizado como santuario o lugar de enterramiento) y el Neolítico.

La Sima de los Huesos se comenzó a excavar de forma sistemática en el año 1984, pero será a partir de 1991 cuando se halle la mayor acumulación de fósiles humanos de la historia. Un absoluto tesoro científico con una antigüedad superior a los 400.000 años, correspondiente al Pleistoceno medio.

La Galería de las Estatuas es el yacimiento donde se han descubierto los restos líticos que confirman la presencia de neandertales en la Sierra de Atapuerca. Recibe su nombre del conjunto de columnas de calcita que jalonan su parte media. Entre los restos de fauna mejor conservados se encuentran piezas dentales de caballos, ciervos y bóvidos, así como restos de carnívoros como  zorros. A todo lo anterior hay que sumarle una importante colección de piezas de industria lítica, fundamentalmente en sílex y cuarcita.

La Galería del Sílex está considerada como un santuario prehistórico. Fue el Grupo Espeleológico Edelweissquien la descubrió en el año 1972. A lo largo de sus hermosos 920 metros se han rescatado numerosos restos arqueológicos de la Prehistoria reciente.

Vista general del yacimiento de la Gran Dolina durante una de las campañas de excavaciones (Wikimedia Commons)

Vista general del yacimiento de la Gran Dolina durante una de las campañas de excavaciones (Wikimedia Commons)

Por todo lo aquí relatado y por todo lo que nos espera en la Sierra de Atapuerca, no cabe duda alguna: no hay yacimiento  en toda Europa comparable a Atapuerca. Un lugar en el que los hallazgos y descubrimientos parecieran no tener límite ya que, estrato a estrato, año tras año, los investigadores  se ven obligados a escribir –y reescribir- nuevas páginas de nuestra propia historia.

Imagen de portada: Imagen exterior del yacimiento Gran Dolina de Atapuerca (Wikimedia Commons)

Autor: Mariló T. A.

 

FUENTES:

Noticia/14-08-2015, diario El Mundo, edición digital - http://www.elmundo.es/cultura/2015/08/14/55ce020746163faa648b458f.html

Noticia/14-08-2015, diario La verdad, edición digital – http://www.laverdad.es/alicante/culturas/201508/15/unesco-maxima-distincion-atapuerca-20150815003310-v.html

Noticia/15-08-2015, diario El Correo de Burgos, edición digital – http://www.elcorreodeburgos.com/noticias/burgos/unesco-reconoce-15-anos-trabajo-bien-hecho-atapuerca_104332.html

Web oficial yacimientos Atapuerca www.atapuerca.com

Turismo de Castilla y León http://www.turismocastillayleon.com/es/arte-cultura-patrimonio/yacimientos-arqueologicos/yacimientos-atapuerca

Viajero.El País.http://www.elpais.com/static/viajero/castillaleon/atapuerca/

Web oficial de Juan Luis Arsuaga http://www.atapuerca.tv/

Siguiente Artículo