All  
Portada-‘La Edad de Piedra’ (1882-1885), detalle de una pintura obra del artista ruso Viktor M. Vasnetsov. (Public Domain)

Hallado ADN asiático y americano en poblaciones europeas desaparecidas hace 14.500 años

Un reciente análisis genético ha demostrado que hace alrededor de 14.500 años desapareció un grupo humano descendiente de los cazadores-recolectores europeos que habían sobrevivido a la última glaciación.

Como podemos leer en el diario El País, hace algo más de tres décadas, cuando los científicos comenzaron a recuperar material genético de seres vivos fallecidos hace miles de años, se abrió la investigación de un segmento de la historia que parecía perdido para siempre. Pues bien, ahora el equipo liderado por Johannes Krause, director del Instituto Max Planck para la Ciencia de la Historia Humana de Jena (Alemania), ha publicado los resultados del análisis genético realizado a 35 individuos que vivieron hace entre 35.000 y 7.000 años en Francia, Alemania, Bélgica, Italia, la República Checa y Rumanía.

En aquel periodo, hace unos 25.000 años, comenzó la última gran glaciación que mantuvo a medio mundo congelado durante más de 60 siglos, obligando a muchos grupos humanos a refugiarse en el sur del continente europeo. Tan gélidas temperaturas y sus consecuencias provocaron que dichos grupos se redujeran en número de individuos, así como que también cayera, drásticamente, la diversidad de las poblaciones existentes.

Hace unos 25.000 años comenzó la última gran glaciación que mantuvo a medio mundo congelado durante más de 60 siglos. Recreación artística del alcance de la última era glacial. (Ittiz/CC BY – SA 3.0)

Hace unos 25.000 años comenzó la última gran glaciación que mantuvo a medio mundo congelado durante más de 60 siglos. Recreación artística del alcance de la última era glacial. (Ittiz/CC BY – SA 3.0)

Ahora, los resultados del estudio publicados en Current Biology y relacionados con el análisis del ADN mitocondrial de tres individuos que vivieron en un territorio correspondiente a las actuales Francia y Bélgica, antes del periodo más gélido, han demostrado que pertenecían al haplogrupo M, un linaje humano que hoy es común en Asia y en las poblaciones de nativos americanos, pero que desapareció de Europa. Dichos resultados reforzarían la hipótesis de que todos los humanos no africanos surgieron a partir de una única y rápida migración que comenzó hace unos 50.000 años.

Pero, ¿por qué desapareció este grupo humano europeo hace unos 14.500 años? ¿Cuáles fueron las causas que provocaron que fueran aniquilados por completo? ¿Por qué fueron borrados de la faz de la Tierra después de haber superado la peor de las glaciaciones y cuando las gélidas temperaturas ya empezaban a dulcificarse?

Sobre lo que les sucedió, solo podemos especular y pensar que quizá esa gente se había adaptado al clima frío o a cazar mamuts y que después, de oriente próximo o el sudeste de Europa llegaron pueblos mejor adaptados a aquel tipo de entorno. No sabemos quién les reemplazó o de dónde venían, aunque el trabajo con su ADN nuclear nos permitirá saber más sobre de dónde vinieron”, explica Johannes Krause.

Mapa de las migraciones humanas que tuvieron lugar a lo largo de la prehistoria en función de sus haplogrupos mitocondriales. En color rosa-malva, las zonas de predominio del Haplogrupo M y sus descendientes en poblaciones nativas. (Maulucioni/CC BY – SA 3.0)

Mapa de las migraciones humanas que tuvieron lugar a lo largo de la prehistoria en función de sus haplogrupos mitocondriales. En color rosa-malva, las zonas de predominio del Haplogrupo M y sus descendientes en poblaciones nativas. (Maulucioni/CC BY – SA 3.0)

Por su parte, Carles Lalueza Fox, investigador del CSIC en el Instituto de Biología Evolutiva de Barcelona, ha afirmado en declaraciones a El País que los resultados publicados en Current Biology coinciden con algunos de sus hallazgos:

Cuando hicimos el análisis en La Braña (un yacimiento ubicado en la provincia española de León) vimos que en el ADN mitocondrial del Mesolítico (hace unos 7.000 años) hay poca diversidad genética y una población muy baja”.

Por otro lado, Lalueza Fox hizo hincapié en que normalmente se suele observar cierta continuidad entre las diferentes culturas, aunque el cambio de hace 14.500 años fue más brusco. Eso sí: la desaparición de aquel grupo europeo coincide con la llegada de la Cultura Magdaleniense. Por lo tanto, lo que pudo ocurrir entonces fue que un grupo humano, debilitado por determinados factores,  se viera superado por otras poblaciones más fuertes y mejor adaptadas a las circunstancias. Sólo el estudio de su ADN nuclear nos permitirá obtener más datos sobre aquellos europeos de la prehistoria desaparecidos de forma tan repentina.

Esqueleto de un cazador-recolector de hace unos 7.000 años hallado en el yacimiento leonés de la Braña 1. (El País/ J.M. Vidal Encina)

Esqueleto de un cazador-recolector de hace unos 7.000 años hallado en el yacimiento leonés de la Braña 1. (El País/ J.M. Vidal Encina)

Imagen de portada: ‘La Edad de Piedra’ (1882-1885), detalle de una pintura obra del artista ruso Viktor M. Vasnetsov. (Public Domain)

Autor: Mariló T. A.

Siguiente Artículo