Portada-Vista del sistema montañoso de los Alpes Centrales. (Public Domain)

Descubiertas pruebas de actividad minera durante la Edad del Bronce en los Alpes austríacos

La minería en los Alpes data de mucho antes de lo que se creía hasta ahora. De hecho, la actividad minera en la región austríaca de Montafon se remonta a la Edad del Bronce. Gracias a la datación mediante carbono-14, un grupo de investigadores de la Universidad Goethe de Frankfurt dirigidos por el profesor Rüdiger Krause del Instituto de Ciencias Arqueológicas ha sido capaz de detectar en el curso de unas prospecciones realizadas en la región de Bartholomäberg, a una altitud de 1450 metros, antiguos rastros de extracción minera de mediados de la Edad del Bronce. El método del carbono-14, también conocido como radiocarbono, posibilita una datación relativamente precisa de, por ejemplo, el carbón, basada en la disminución de la radioactividad en el material orgánico o carbonoso.  

Fue de esta forma como los investigadores también descubrieron que 2.500 años más tarde – hacia el final de la Alta Edad Media – los trabajos de extracción minera se reanudaron en el lugar con toda seguridad, ya que hay claros vestigios de este hecho en el terreno datados en ese período. Esto significa que ésta es una de las zonas mineras más antiguas localizada en una región montañosa de Europa, lo que está científicamente demostrado gracias a la datación realizada por medio del carbono-14. El descubrimiento, que fue posible gracias a la financiación aportada por el Deutsche Forschungsgemeinschaft (DFG) –  Fondo Alemán de Investigación, es comparable según el profesor Krause a “una pequeña sensación, ya que el mundo académico no había hasta ahora considerado que una explotación minera de la Edad del Bronce en la zona minera de Montafon pudiera ser posible.” De hecho, hay solo unos pocos lugares en los que esté confirmada la explotación minera alpina durante la época medieval. El profesor Krause observa ahora un apasionante posible vínculo, por ejemplo, con los nueve hornos de fundición históricamente documentados de Drusengau – la región en torno a Bludenz, Klosteral y Montafon – mencionados en el Registro Imperial de Chur (Churer Reichsurbar) del año 843.

Reconstrucción de un horno de fundición de la Edad del Bronce, Salzburgo. (CC BY-SA 3.0)

Reconstrucción de un horno de fundición de la Edad del Bronce, Salzburgo. ( CC BY-SA 3.0 )

El profesor Krause y su equipo, integrado por arqueobotánicos y un gran número de estudiantes de la Universidad de Goethe, llevan 15 años investigando la región de Montafon, situada en los Alpes Centrales y al sur del estado federado austríaco de Vorarlberg. Su objetivo es explorar la historia de los asentamientos y explotaciones mineras más antiguos de este singular emplazamiento de los Alpes interiores, que alberga asentamientos tanto de la Edad de Bronce como de la Edad del Hierro y construcciones fortificadas de la Edad del Bronce con muros de piedra de hasta 3 metros de espesor.

La montañosa región austríaca de Bartholomäberg está revelando sus secretos de la Edad del Bronce a los investigadores. (CC BY-SA 2.5)

La montañosa región austríaca de Bartholomäberg está revelando sus secretos de la Edad del Bronce a los investigadores. ( CC BY-SA 2.5 )

Está previsto que las excavaciones en la recién descubierta zona de extracción minera den comienzo el próximo verano. Un proyecto apasionante, ya que la única otra prueba comparable de actividad minera en la antigüedad se encuentra en los Alpes Orientales, por ejemplo en la famosa zona minera de Mitterberg, en la que los mineros de la Edad del Bronce excavaron galerías hasta los 200 metros de profundidad y desarrollaron una minería a escala intensiva en grado máximo en este período en los Alpes. “La importancia que nuestro nuevo yacimiento de Montafon pudiera tener en el contexto del suministro de cobre en los Alpes durante la Edad del Bronce se revelará cuando lo examinemos con más detalle,” ha declarado el profesor Krause.

Espada de la Edad del Bronce hallada en un río de la Alta Austria. (CC BY-SA 3.0)

Espada de la Edad del Bronce hallada en un río de la Alta Austria. (CC BY-SA 3.0 )

Para la investigación arqueológica que se está llevando a cabo en Frankfurt, Montafon, con la especial historia de su colonización y sus asentamientos de la Edad del Bronce y la Edad del Hierro, es una importante prioridad. Después de todo, está considerada una región paradigmática que permite un enfoque interdisciplinario en el que la arqueobotánica, la edafología y el análisis de metales, en particular el análisis de los metales pesados presentes en el suelo como residuo de la antigua actividad minera, son fuentes muy importantes de información. Los trabajos se centran en cuestiones acerca de qué pudo haber inducido originalmente a la gente a asentarse en un entorno como este valle alpino. ¿Desde qué momento del pasado en adelante su economía autosuficiente – recolección y explotación de recursos ganaderos, pastos y cultivos – se complementó con la actividad minera? Gracias a los investigadores de Frankfurt, ahora se sabe que el entorno de este valle del interior de los Alpes lleva habitado ininterrumpidamente desde aproximadamente el 2000 a. C., y que Montafon puede mirar atrás hacia un pasado con una historia de hasta 4.000 años de ocupación humana.

Los descubrimientos científicos realizados en la antigua zona minera se han plasmado ahora en un libro: el pasado 9 de noviembre fue presentada en Bartholomäberg (Montafon), la primera monografía acerca de la arqueología y la antigua historia de la actividad minera en Montafon: un “colorido” libro extensamente ilustrado con fotografías y diagramas que pretende familiarizar al lector y observador con la historia más antigua de este valle alpino mediante un lenguaje ameno, conciso y de fácil comprensión, utilizando como ejemplo el caso de Montafon, así como los diferentes tipos de investigaciones que se están llevando a cabo en el lugar. Martin Vallaster, alcalde de la Municipalidad de Bartholomäberg, ha quedado visiblemente impresionado por esta obra:

“Todos estamos muy orgullosos de este libro, que es un producto de valor duradero que permitirá transmitir los resultados de la investigación y su amplia variedad de nuevos hallazgos. Este libro nos permite trasladarnos al mundo de nuestros ancestros y experimentar la apasionante y singular historia de nuestros antiguos asentamientos.”

Vista panorámica del paisaje de Bartholomäberg (Montafon), el valle alpino en el que un equipo de investigadores de Frankfurt ha hallado importantes vestigios de actividad minera durante la Edad del Bronce. (CC BY-SA 3.0)

Vista panorámica del paisaje de Bartholomäberg (Montafon), el valle alpino en el que un equipo de investigadores de Frankfurt ha hallado importantes vestigios de actividad minera durante la Edad del Bronce. ( CC BY-SA 3.0 )

Imagen de portada: Vista del sistema montañoso de los Alpes Centrales. (Public Domain )

Fuente: Universidad Goethe de Frankfurt am Main. “Nuevos descubrimientos en la investigación de la minería en la Edad del Bronce.” ScienceDaily. ScienceDaily, 9 de noviembre del 2015.

Este artículo fue publicado anteriormente en www.ancient-origins.net y ha sido traducido con permiso.

Traducción: Rafa García

Next article