Portada-La fase más antigua de Durrington Walls con su línea de megalitos. Imagen cedida por el Instituto Ludwig Boltzmann.

Gran Descubrimiento: Super Monumento Megalítico de hace 4.500 años a una milla de Stonehenge

Se ha descubierto una enorme hilera de 90 piedras megalíticas enterradas bajo el super-yacimiento prehistórico de los círculos de tierra de Durrington Walls, a una milla del mundialmente famoso círculo de Stonehenge de Wiltshire, Inglaterra. La larga línea de megalitos se encuentra unos 3 pies (90 centímetros) bajo tierra y acaba de ser descubierta gracias a la utilización de un moderno sistema de radar. Se cree que este hallazgo probablemente fuera un gran monumento ritual. 

“Estamos contemplando uno de los mayores monumentos megalíticos de Europa, y estuvo delante de nuestras narices durante 4.000 años… Es realmente notable.” explicó el profesor Vince Gaffney de la Universidad de Bradford y co-director del Proyecto Lugares Ocultos de Stonehenge (Stonehenge Hidden Landscapes Project) , que realizó el descubrimiento. “No creemos que haya nada igual en ningún otro lugar del mundo. Esto es completamente nuevo y su escala es extraordinaria,” añadió.

El descubrimiento fue anunciado en la apertura del Festival Británico de Ciencias de Bradford, y ha sido descrito como el hallazgo más emocionante de la Gran Bretaña Neolítica en muchos años.

El periódico irlandés The Irish Times , que ha estado informando en directo desde el Festival de Ciencias, informa de que los gigantescos monolitos miden hasta 4,5 metros de alto y se cree que son piedras sarsen – bloques de arenisca que también se utilizaron para la Heel Stone y los círculos de piedras verticales de Stonehenge. Las piedras del reciente descubrimiento yacen en posición horizontal y los arqueólogos creen que fueron tumbadas y cubiertas con tierra deliberadamente.

“Las nuevas pruebas no solo revelan y demuestran una fase completamente inesperada de la arquitectura monumental de uno de los más célebres lugares ceremoniales de la Europa prehistórica, la nueva hilera de piedras bien podría ser contemporánea al famoso círculo de Stonehenge o incluso más antigua,” afirmó el profesor Gaffney.

Reconstrucción digital del posible aspecto de la recién descubierta hilera de piedras megalíticas cuando estas aún estaban en pie. Imagen cedida por el Instituto Ludwing Boltzmann

Reconstrucción digital del posible aspecto de la recién descubierta hilera de piedras megalíticas cuando estas aún estaban en pie. Imagen cedida por el Instituto Ludwing Boltzmann

La hilera de piedras megalíticas formaba el brazo meridional de un recinto ritual en forma de “C” que miraba directamente hacia el río Avon, estando formado el resto de este recinto por una elevación natural del terreno, artificialmente escarpada. El monumento pasó más tarde de su inicial forma de “c” a ser un recinto más o menos circular, conocido ahora como Durrington Walls – el círculo de tierra prehistórico de mayor tamaño de Gran Bretaña, unas 12 veces más grande que el propio Stonehenge.

Durrington Walls mide alrededor de 500 metros de diámetro (1.640 pies), y está rodeado por una zanja de 16 metros de anchura (54 pies) y una elevación del terreno de un metro de altura. Fue construido con la misma alineación respecto al solsticio de verano que Stonehenge. Se cree que esta enorme estructura formó parte de un gigantesco complejo ceremonial integrado en el paisaje de Stonehenge.

“Probablemente se empleaba para un ritual de algún tipo o pudo delimitar algún escenario,” dijo el profesor Gaffney. “Estos monumentos eran muy teatrales. La intención de este diseño es impresionar y expresar poder.”

Una de las teorías sobre este nuevo hallazgo es que la hilera de megalitos marcaba una ruta de procesión ritual.

La estructura de Durrington Walls en forma de “c” con la línea de megalitos recién descubierta marcada a lo largo de su brazo meridional. Imagen cedida por el Instituto Ludwig Boltzmann.

La estructura de Durrington Walls en forma de “c” con la línea de megalitos recién descubierta marcada a lo largo de su brazo meridional. Imagen cedida por el Instituto Ludwig Boltzmann.

El super-círculo acabado después de que la hilera de piedras fuera derribada y enterrada. Imagen cedida por el Instituto Ludwig Boltzmann

El super-círculo acabado después de que la hilera de piedras fuera derribada y enterrada. Imagen cedida por el Instituto Ludwig Boltzmann

“Estos recientes resultados han aportado la tentadora prueba de que lo que puede yacer bajo los antiguos círculos de tierra de Durrington Walls,” declaró a The Telegraph el Dr. Nick Snashall, de la Fundación Arqueológica Nacional para los Lugares de Avebury y Stonehenge. “La presencia de lo que parecen ser piedras, rodeando el emplazamiento de uno de los mayores asentamientos Neolíticos de Europa añade un nuevo capítulo a la historia de Stonehenge.”

Imagen de portada: La fase más antigua de Durrington Walls con su línea de megalitos. Imagen cedida por el Instituto Ludwig Boltzmann.

Autor: April Holloway

Traducción: Rafa García

Este artículo fue publicado originalmente en www.ancient-origins.net y ha sido traducido con permiso.

Next article