Imagen de portada: El yacimiento de Marden Henge en Wiltshire (Snip View)

Antiguo Centro Ceremonial 10 Veces Mayor que Stonehenge Atrae la Atención de los Arqueólogos

Hasta hace poco, Marden Henge era un yacimiento arqueológico poco conocido, apenas visible a ras del suelo o desde el aire. Sin embargo, recientes excavaciones han puesto a esta zona de relevancia histórica en el punto de mira, y los arqueólogos ya se están refiriendo a ella como “uno de los yacimientos más importantes de Gran Bretaña”. Los investigadores están intentando desentrañar el misterio de qué fue lo que impulsó la enorme inversión en tiempo y riquezas que conduciría a la creación del círculo prehistórico de mayor tamaño de Gran Bretaña.

Marden Henge es un yacimiento de finales del Neolítico que se remonta hasta hace unos 4.500 años, situado a mitad de camino entre Stonehenge y Avebury, ambos Patrimonio de la Humanidad. Consta de gigantescos montículos de tierra rodeados por zanjas que se alzaban en el pasado hasta los tres metros de altura y abarcaban una superficie de cerca de 16 hectáreas – diez veces el tamaño de Stonehenge.

Ya que se extiende solo unas pocas millas al sur de Stonehenge, los investigadores han llegado a plantearse que los habitantes de Marden Henge pudieran ayudar a transportar las gigantescas piedras que hicieron de Stonehenge el círculo megalítico más famoso del mundo.

El mes pasado, la Universidad de Reading, en colaboración con Historic England, inició un programa de excavaciones de tres años en el antiguo círculo prehistórico, y ya han realizado algunos impactantes descubrimientos.

Los investigadores desenterraron los restos de una antigua casa de hace 4.400 años en el yacimiento, que se piensa que puede ser una de las viviendas más antiguas descubiertas en el país, así como los restos de al menos 13 cerdos, hojas de sílex, cerámica decorada con residuos de comida aún conservados en su interior, brazaletes de cobre y los restos óseos de un individuo adolescente de hace 4.000 años cuyo sexo aún está por determinar y que fue enterrado en posición fetal con un collar de ámbar colgando de su cuello.

National Geographic  informa además de que también se ha descubierto una construcción de piedra que en el pasado contenía una fosa para encender hogueras que se había utilizado con frecuencia y alcanzaba muy altas temperaturas. Los investigadores han especulado que pudo emplearse para celebrar banquetes a gran escala, en los que se asaran cerdos ensartados en un espetón. Otras interpretaciones son que el edificio sirviera de cámara de sudación para ceremonias especiales, o incluso el lugar en el que las gentes del neolítico realizaran sus primeras tentativas de fundir el metal.

Jim Leary, arqueólogo jefe, con los restos de los muros y el suelo de la antigua vivienda descubierta en Marden Henge (Universidad de Reading)

Jim Leary, arqueólogo jefe, con los restos de los muros y el suelo de la antigua vivienda descubierta en Marden Henge (Universidad de Reading)

El cráneo del adolescente de Marden Henge después de ser desenterrado (Daily Mail)

El cráneo del adolescente después de ser desenterrado; los científicos esperan determinar numerosos datos sobre el individuo como su dieta, lugar en el que habitaba, y posibles enfermedades, causa y momento de su muerte (Daily Mail)

Según el nuevo reportaje realizado por National Geographic, los arqueólogos están buscando ahora indicios de qué fue lo que impulsó la grandiosa proliferación de construcciones megalíticas en la Gran Bretaña de la Edad de Piedra, que produjo monumentos como Marden Henge, Stonehenge y Avebury entre otros.

“Era una locura, totalmente insostenible,” declaró a National Geographic Jim Leary, director de la escuela de arqueología sobre el terreno de la Universidad de Reading. “Tendemos a pensar en las gentes del Neolítico como integrados de algún modo en su entorno, pero parecen haber sido tan perjudiciales como nosotros. Aclaraban el terreno, talaban, cavaban y esquilmaban su entorno a un ritmo totalmente insostenible para poder realizar estos inmensos proyectos constructivos.”

Leary sostiene que Marden Henge era demasiado grande para cualquier propósito de tipo práctico, de modo que el fervor religioso puede haber sido un factor esencial, como también el llevar a cabo una exhibición de poder y riqueza.

“Ciertamente algo grande debía ocurrir en esta parte de Gran Bretaña a finales del Neolítico para haber activado esta profusión de construcciones monumentales e inversión de recursos,” informa National Geographic.

Las excavaciones que se están llevando a cabo en Marden Henge. (Sarah Lambert-Gates/University of Reading)

Las excavaciones que se están llevando a cabo en Marden Henge. (Sarah Lambert-Gates/University of Reading) 

Las excavaciones de Marden Henge constituyen la primera investigación seria del yacimiento desde los años 60. Se espera que este proyecto  arqueológico de tres años recién iniciado pueda aportar nuevas revelaciones acerca de la cultura Neolítica que habitó en el pasado la región históricamente rica que rodea Stonehenge.

Imagen de portada: El yacimiento de Marden Henge en Wiltshire (Snip View)

Autor: April Holloway

Traducción: Rafa García

Este artículo fue publicado originalmente en www.ancient-origins.net y ha sido traducido con permiso.

Siguiente Artículo