Círculo-de-piedra-de-Dartmoor.jpg

Descubierto nuevo conjunto megalítico circular en Dartmoor, Inglaterra

Nuevas investigaciones geofísicas en el conjunto megalítico circular descubierto el año 2007 en Dartmoor, al Sur de Inglaterra, han demostrado que sus piedras se hallaban antiguamente erguidas y pudieron haber sido dispuestas formando un círculo "sagrado", junto con otros siete “henges” de la región.

La localización de la mayor parte de estos círculos de piedra se ha conocido desde siempre, aunque también es cierto que algunos de ellos fueron descubiertos con posterioridad, ya que se llevan investigando desde la época Victoriana. Los científicos celebran poder estudiar este nuevo círculo, cuyo hallazgo ha sido el único realizado en más de un siglo. .

El círculo fue descubierto al llevarse a cabo una quema controlada de maleza en un campo de cultivo cercano.

El conjunto se remonta a hace unos 4.000 años, y ha sido datado por los científicos gracias al método del radiocarbono, elemento presente en el terreno por debajo de la estructura. Los investigadores tienen la certeza de que las piedras se hallaban erguidas en el pasado, ya que descubrieron material de soporte y apuntalamiento cerca de sus bases. Otros círculos de piedras en honor a la luna en Escocia ya habían sido diseñados con piedras reclinadas.

Círculo-de-piedras-de-Beltany.jpg

Círculo de piedra de Beltany, en el condado de Donegal, Irlanda (Foto: Osioni/ Wikimedia Commons )

Existen alrededor de 1.000 círculos de piedra en las Islas Británicas, según la “web” Ancient Wisdom . También se hallan  presentes en otras partes del mundo, siendo algunos bastante más antiguos que los círculos megalíticos de Gran Bretaña. Uno de Turquía, por ejemplo,  se remonta a unos 9000 años antes de Cristo.
El Plymouth Herald informaba sobre el círculo de Dartmoor:

“El descubrimiento sigue el patrón de un arco "sagrado" similar al de otros círculos de piedra, y se halla ubicado en la parte nororiental de Dartmoor. Ocho diferentes círculos forman esta media luna, partiendo de Whit Moor y dirigiéndose hacia el sur hasta Grey Wethers. El diseño en forma de arco sugiere que su construcción fue cuidadosamente planificada y que había conexión entre las comunidades que vivían en Dartmoor a finales del Neolítico/principios de la Edad de Bronce hace unos 5,000-4,000 años según los investigadores. Treinta de las piedras que forman el círculo Sittaford yacen sobre el suelo, encontrándose una de ellas fuera del propio círculo. Esta piedra se unía al resto por medio de otro tramo de piedras cuya construcción no se llevó a cabo finalmente. Estudios geofísicos han revelado también la presencia de una gran zanja que recorre una línea exterior al círculo. Los arqueólogos creen que las piedras probablemente procedan de Sittaford Tor, a una milla de la Reserva de Fernworthy.”

El círculo es el segundo más grande de Dartmoor y el más alto de la Inglaterra meridional. Mide 34 metros (111 pies) de diámetro y está a 525 m (1.722 pies) de altura sobre el nivel del mar. Se localiza en las cercanías de Sittaford Tor en la sección norte del páramo. Los investigadores afirman que en el pasado dominaba el paisaje y constituía sin duda un espectáculo impresionante para la vista.

Sólo una de las 31 piedras del círculo es vertical, y se encuentra en un tramo cuya construcción quedó inacabada.

Los investigadores estudiarán el hallazgo durante los próximos cinco años gracias a la cantidad de 1.900.000 de Libras (3.000.000 de Euro) aportada por la Lotería Nacional, a través de la asociación “Moor Than Meets The Eyes”, integrada por 12 grupos.

Piedras-del-Avebury-Henge.jpg

Tres de las piedras en Avebury Henge; es posible que el círculo de Dartmoor tuviera una apariencia similar hace más de 4.000 años, cuando sus piedras aún seguían en pie. (Foto por Jim Champion/ Wikimedia Commons )

En la “web” de Ancient Wisdom encontramos un interesante artículo sobre los círculos de piedras, en el que se plantea que los expertos están especulando acerca de las motivos de su construcción:

“La construcción de círculos de piedras tuvo lugar a lo largo del mundo antiguo durante milenios, encontrándonos con tipos de círculo muy diversos, cuyas diferencias nos muestran los cambios en su uso y diseño a través del tiempo. Se ha demostrado que muchos círculos de piedras están poderosamente vinculados geométrica y astronómicamente, y en ocasiones se puede comprobar que su ubicación específica ha sido más importante que la disponibilidad de piedra para su construcción. La evolución de los círculos de piedras revela mucho acerca de su probable finalidad. Durante mucho tiempo se ha sospechado que los “ henges” fueron diseñados con el fin de crear una línea de horizonte artificial, y en Escocia, se ha demostrado que ciertos círculos de piedras tumbadas están profundamente ligados a las fases lunares. Ahora se acepta razonablemente que la mayoría de los círculos incluyen orientaciones astronómicas, alineaciones y geometría, con la inclusión obvia de rituales ligados a la muerte (como en el círculo de Xaghra , Malta y Stonehenge, Inglaterra).”

En el portal web podemos también leer que no todas las piedras de todos los círculos fueron erigidas con fines astronómicos. La distancia entre las piedras de la mayoría de los círculos es uniforme, lo que indica que su disposición obedece a un fin simbólico y no funcional.

Imagen de portada: los restos recién descubiertos del círculo de piedra. (Plymouth Herald )

Por Mark Miller

Traducción: Moreno Montañaroja

Este artículo fue publicado originalmente en www.ancient-origins.net y ha sido traducido con permiso.

Next article