Portada - Recreación artística de Trusty’s Hill, erróneamente considerado un asentamiento picto hasta ahora y tras la reciente investigación probable emplazamiento de la fortaleza real del reino britano perdido de Rheged, datado en torno al año 600 d. C. (DGNHAS / GUARD Archaeology Ltd)

El corazón del misterioso reino de Rheged: fortificación escocesa arrasada en la Edad Oscura revela su historia

Los expertos han creído durante años que una antigua fortificación escocesa de la Edad Oscura que encontró un triste y violento final había sido un asentamiento del pueblo picto. Pero una reciente investigación ha demostrado que Trusty’s Hill constituía probablemente la fortaleza real del misterioso reino britano de Rheged, ubicado en los alrededores de Galloway (Escocia).

En el transcurso del ataque, el fuego que arrasó la fortificación se prolongó durante el tiempo suficiente y generó una cantidad de calor como para vitrificar las piedras de sus baluartes. Lo mismo ocurrió con Mote of Mark, otra fortificación construida sobre una colina situada en el sudoeste de Escocia, también en la zona de Galloway.

Fue así como llegó el fin del reino de Rheged en el siglo VII d. C. Un reino que había dominado lo que hoy son Escocia y el norte de Inglaterra.

GUARD Archaeology Ltd. produjo esta recreación del asalto a la fortaleza de Trusty’s Hill. (GUARD Archaeology Ltd)

GUARD Archaeology Ltd. produjo esta recreación del asalto a la fortaleza de Trusty’s Hill. ( GUARD Archaeology Ltd )

La localización del reino de Rheged se había perdido para la historia a pesar de que uno de sus reyes, Urien, fue alabado siglos más tarde en la obra del poeta Taliesin.

Hace algunos años los arqueólogos decidieron buscar de nuevo en Trusty’s Hill, atraídos al lugar por sus enigmáticos símbolos pictos. Los símbolos de Trusty’s Hill están mucho más al sur de donde suelen encontrarse grabados pictos, lo que hasta cierto punto constituye un misterio.

Se daba por hecho hasta ahora que Trusty’s Hill había sido una fortaleza del pueblo que acabaría siendo conocido como los pictos de Galloway . Los arqueólogos, con un equipo de 60 personas, dieron inicio al Proyecto Pictos de Galloway en el año 2012 a fin de confirmar o refutar esta hipótesis.

Citamos al director del proyecto Ronan Toolis en declaraciones recogidas por Guard Archaeology :

…lejos de confirmar la existencia de los ‘pictos de Galloway’, el contexto arqueológico que han revelado nuestras excavaciones sugiere más bien que los grabados están relacionados con una fortaleza real y lugar de coronación de los britanos de Galloway, del 600 d. C. aproximadamente. Examinadas en el contexto de asentamientos de la misma época de toda Escocia y el norte de Inglaterra, las evidencias arqueológicas sugieren que Galloway podría haber sido en la Edad Oscura el corazón del reino perdido de Rheged, un reino que fue a finales del siglo VI hegemónico entre los reinos del norte.

En un artículo de la web de Galloway Picts se explica que cuando los nobles de la zona no se dedicaban a hacerse la guerra probablemente se casaran, contrataran jornaleros para trabajar la tierra y comerciaran con otras culturas del norte de Gran Bretaña e Irlanda. Presumiblemente fue así como absorbieron elementos de otras culturas extranjeras en la suya propia.

“Éste es el contexto de los símbolos pictos de Trusty’s Hill, donde la inscripción picta representa o bien la presencia picta en la región, quizás por medio de un matrimonio con una familia del lugar, o bien que alguna de estas familias aspiraba a ser considerada picta,” leemos en la web de Galloway Picts.

Las excavaciones realizadas desde el año 2012 han demostrado que en las décadas en torno al 600 d. C. la cima de la colina estaba ocupada por fortificaciones que incluían un baluarte de piedra y madera. Otras defensas y recintos de zonas más bajas de la pendiente convertían el conjunto en una auténtica fortaleza. Leemos en Guard Archaeology que estas fortalezas eran propiedad de familias de la nobleza y realeza de Escocia a principios de la Edad Media.

La gente que entraba en la fortaleza veía un despeñadero tallado en la roca a un lado y un saliente rocoso al otro, sobre el cual aparecían grabados dos símbolos pictos. Guard Archaeology se refiere a esta disposición como ‘ritual de acceso’ a la fortaleza, en la que tenían lugar las ceremonias de coronación. Una vez en el interior, los visitantes podían ver el salón de banquetes del rey al oeste y el taller de un herrero al este. El herrero probablemente trabajara con metales diversos, como oro, plata, bronce y hierro.

Uno de los símbolos pictos de las puertas. Al no existir una “Piedra Rosetta” picta, el significado de estos símbolos nos es desconocido. (DGNHAS / CDDV)

Uno de los símbolos pictos de las puertas. Al no existir una “Piedra Rosetta” picta, el significado de estos símbolos nos es desconocido. ( DGNHAS / CDDV )

“El diseño de esta fortaleza era complejo, con cada elemento dispuesto deliberadamente para exhibir el poder y el estatus de la familia,” leemos en Guard Archaeology .

Llegaban comerciantes de toda Europa, Gran Bretaña e Irlanda, atraídos en parte por el cobre y el plomo que se extraían en minas cercanas.

Otras actividades realizadas en Trusty’s Hill incluían banquetes, hilado de lana y curtido del cuero. En la mansión se comía carne de vacuno, avena y cebada, una dieta muy similar a la de sus ancestros de la Edad del Hierro. Según el codirector de las excavaciones Dr. Christopher Bowles , Arqueólogo del Concejo de Scottish Borders, los habitantes de Trusty’s Hill no cultivaban la tierra:

En cambio, la riqueza de esta mansión residía en el control de los cultivos, cría de animales y gestión de los recursos naturales de la zona -minerales y madera- desde una propiedad que probablemente abarcara los terrenos más extensos del valle y el estuario del Fleet. Mantenían el control vinculando a las gentes de esta tierra y distritos más lejanos con la fortaleza real mediante regalos, promesas de protección y el producto de guerras y saqueos.  

Joya de bronce de estilo anglosajón que originalmente se encontraba recubierta de oro y plata. Probablemente llegara a Trusty’s Hill como botín de algún saqueo. (DGNHAS / GUARD Archaeology Ltd)

Joya de bronce de estilo anglosajón que originalmente se encontraba recubierta de oro y plata. Probablemente llegara a Trusty’s Hill como botín de algún saqueo. ( DGNHAS / GUARD Archaeology Ltd )

Trusty’s Hill ostentaba el estatus más elevado en comparación con otras fortalezas similares de Galoway y su entorno. Entre estas fortificaciones de la Edad Oscura estaban Whithorn, Kirkmadrine y Mote of Mark. Pero solo Trusty’s Hill presenta evidencias de una coronación real, por lo que los expertos consideran que su fortaleza dominaba la jerarquía de la región.

Galloway ha sido denominada cuna del cristianismo en Escocia, algo que solo podía conseguirse con suficientes tierras y recursos y con habitantes alfabetizados y buenos contactos a nivel internacional.

En el siglo VII, el reino de Rheged cayó y desapareció, aparentemente a causa de un violento conflicto. Trusty’s Hill también podría haber sido incendiado por sus propios habitantes en un intento de destruir el asentamiento tras abandonarlo. Para vitrificar las piedras de las fortificaciones el fuego tuvo que prolongarse durante días e incluso semanas, alcanzando temperaturas especialmente altas. Leemos en Past Horizons que el humo y las llamas generados por el fuego podrían haber servido además para enviar un mensaje de dominio y amenaza a todo aquel que lo viera.

Imagen de portada: Recreación artística de Trusty’s Hill, erróneamente considerado un asentamiento picto hasta ahora y tras la reciente investigación probable emplazamiento de la fortaleza real del reino britano perdido de Rheged, datado en torno al año 600 d. C. ( DGNHAS / GUARD Archaeology Ltd )

Autor: Mark Miller

Este artículo fue publicado originalmente en www.ancient-origins.net y ha sido traducido con permiso.

Next article