All  
Portada - el Auld Kirk de Selkirk, del que un equipo de arqueólogos afirma que fue el lugar en el que William Wallace fue nombrado Guardián de Escocia en el año 1297. (Fotografía: Scottish Borders Council)

Descubierto el lugar en el que William Wallace fue nombrado Guardián de Escocia

Un equipo de arqueólogos cree haber confirmado el lugar en el que William Wallace fue nombrado Guardián de Escocia, pero no podrán continuar excavando por ahora debido a la gran cantidad de tumbas que hay en el cementerio de su iglesia.

Este lugar, Auld Kirk (en Selkirk), es el mismo en el que, según la tradición, el héroe nacional William Wallace, que encabezó una famosa rebelión contra los ingleses, fue confirmado como guardián de la nación escocesa por los sacerdotes y la nobleza en el año 1297, como podemos leer en este artículo del diario escocés The National. Kirk es una antigua palabra escocesa que significa ‘iglesia’.

El análisis geofísico de las ruinas de Auld Kirk ha revelado la presencia de una iglesia aún más antigua bajo la estructura que aún sigue en pie en la actualidad, posiblemente una construcción medieval que, según los arqueólogos, reforzaría la teoría de que se trata del Kirk o’ the Forest (‘la Iglesia del Bosque’). En esta iglesia, las autoridades de la época celebraron la ceremonia en la que Wallace y Sir Andrew Moray fueron designados guardianes de la nación.

Poco después Moray murió, y Wallace se convirtió de este modo en el único Guardián de Escocia, pero desempeñó su cargo solo hasta el año siguiente, en el que los ingleses derrotaron a su ejército en la batalla de Falkirk (1298).

Pero Wallace continuó al servicio de la nación escocesa como guerrero.

Ilustración de 1906 en la que aparece William Wallace, del libro ‘Una Historia de Escocia’, de Henrietta Elizabeth Marshall. (Public Domain)

Ilustración de 1906 en la que aparece William Wallace, del libro ‘Una Historia de Escocia’, de Henrietta Elizabeth Marshall. (Public Domain)

En 1299 Wallace viajó en misión diplomática a Francia, en un intento de conseguir la ayuda de los franceses en su guerra contra Inglaterra. El rey de Francia Felipe el Hermoso recomendó a Wallace que pidiera ayuda al papa Bonifacio VII, que había intercedido por la liberación de John Balliol (Juan de Balliol), pretendiente al trono escocés que se encontraba prisionero de los ingleses. Wallace tenía la esperanza de que Balliol volviera a proclamarse rey de Escocia, pero no fue así. A pesar de todo, a Balliol se le permitió vivir en el exilio en Francia.

Wallace regresó a Escocia, y según los historiadores luchó en 1303 en la batalla de Rosslyn, en la que los escoceses derrotaron a tres ejércitos ingleses en un solo día.

El 3 de agosto de 1305 los ingleses capturaron a William Wallace en Robroyston. A continuación lo llevaron a Carlisle y posteriormente le hicieron desfilar encadenado por las calles de Londres.

Wallace fue llevado a juicio el 23 de agosto en el Palacio de Westminster, donde se le acusó de asesinato y traición. Negó haber cometido traición, afirmando que nunca había jurado fidelidad a Eduardo de Inglaterra. Todo parece indicar que el veredicto de culpabilidad y la consecuente sentencia —colgado, destripado y descuartizado— estaban decididos de antemano. Se iba a ejecutar a un traidor.

‘El juicio de William Wallace en Westminster’ óleo de Daniel Maclise pintado en torno al año 1870. (Public Domain)

‘El juicio de William Wallace en Westminster’ óleo de Daniel Maclise pintado en torno al año 1870. (Public Domain)

Leemos en la página web de Scotland History acerca de la ejecución del héroe escocés: “William Wallace fue atado a un panel de madera y arrastrado por las calles hasta los Elms de Smithfield (lugar habitual de ejecuciones en Londres durante la Edad Media). Una vez allí fue colgado de una horca, pero no se le dejó morir: se cortó la cuerda cuando aún estaba con vida. A continuación fue destripado antes de su decapitación, y finalmente su cuerpo fue despedazado.”

El heroísmo de Wallace no tiene parangón en la historia de Escocia. Como podemos leer en su biografía de la web ElectricScotland.com:

William Wallace es uno de los más grandes héroes nacionales de Escocia, líder indiscutible de la resistencia escocesa en los primeros años de la larga y a la postre victoriosa lucha por liberar Escocia del dominio inglés a finales del siglo XIII.

El rey inglés Eduardo I el Zanquilargo, llamado así por su gran estatura, ambicionaba también la corona escocesa.

Ilustración del siglo XVI: Eduardo I presidiendo el Parlamento. A ambos lados de Eduardo aparecen Alejandro III de Escocia y Llywelyn ap Gruffudd de Gales, aunque este encuentro jamás tuvo lugar en realidad. (Public Domain)

Ilustración del siglo XVI: Eduardo I presidiendo el Parlamento. A ambos lados de Eduardo aparecen Alejandro III de Escocia y Llywelyn ap Gruffudd de Gales, aunque este encuentro jamás tuvo lugar en realidad. (Public Domain)

Los arqueólogos que están trabajando en el Auld Kirk esperaban en un principio encontrar una iglesia del siglo XVI, pero en su lugar descubrieron una de la época medieval o incluso normanda, tal y como podemos leer en la noticia publicada por The National.

Chris Bowles, arqueólogo del Scottish Borders Council, fue quien encargó el sondeo geofísico a la Universidad de Durham, junto con el Selkirk Conservation Area Regeneration Scheme (‘Plan para la Regeneración de la Zona Protegida de Selkirk’)

“Las ruinas del Auld Kirk datan del siglo XVIII, pero sabemos que este edificio se construyó sobre otras iglesias más antiguas de los siglos XII y XVI,” explica el Dr. Bowles, añadiendo a continuación:

Esperábamos que el sondeo geofísico revelara la presencia de una iglesia del siglo XVI que sabemos que existía y que se construyó sobre la iglesia medieval, pero los únicos vestigios que hemos encontrado pertenecen a la iglesia medieval. La presencia de Wallace en esta zona está bastante bien documentada, ya que Wallace empleaba tácticas de guerrilla para hostigar a los ingleses desde el bosque de Ettrick. Los nobles escoceses nombraron a Wallace Guardián de Escocia en reconocimiento a sus éxitos militares.

Bowles también observa que los investigadores disponen de poca información sobre este emplazamiento, pero que este hecho podría cambiar en el futuro: “Se han llevado a cabo pocos trabajos arqueológicos en este lugar hasta la fecha. Nuestro margen de maniobra para realizar excavaciones es muy estrecho debido a la presencia de enterramientos. Pero en el futuro podría ser posible emprender investigaciones de ámbito limitado en zonas en las que no tenemos constancia de que haya enterramientos.”

El Dr. Chris Bowles (izquierda) con Colin Gilmour, jefe del Proyecto Plan de Regeneración de la Zona Protegida de Selkirk, en Auld Kirk. (Scottish Borders Council)

El Dr. Chris Bowles (izquierda) con Colin Gilmour, jefe del Proyecto Plan de Regeneración de la Zona Protegida de Selkirk, en Auld Kirk. (Scottish Borders Council)

Wallace fue uno de los muchos guardianes de Escocia de su época. Hubo 20 o 21 guardianes en total, pero Wallace tuvo el privilegio de ser el único durante un tiempo.

El personaje histórico de William Wallace se hizo mundialmente famoso en la película de 1995 Braveheart, dirigida y protagonizada por Mel Gibson.

Imagen de portada: el Auld Kirk de Selkirk, del que un equipo de arqueólogos afirma que fue el lugar en el que William Wallace fue nombrado Guardián de Escocia en el año 1297. (Fotografía: Scottish Borders Council)

Autor: Mark Miller

Este artículo fue publicado originalmente en www.ancient-origins.net y ha sido traducido con permiso.

Siguiente Artículo