All  
Estudio de heces fecales muestra la dieta de la Edad del Hierro

Estudio de heces fecales muestra la dieta de la Edad del Hierro

La investigación sobre muestras de caca (heces fecales), o palaeofaeces, conservadas en las minas de sal subterráneas del sitio de Hallstatt en Austria, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, ha revelado nuevos hechos sorprendentes sobre la dieta de la Edad del Hierro en Europa central. ¡Los resultados mostraron que los europeos consumían mucho queso azul y cerveza hace 2700 años! La investigación fue realizada por un equipo del Instituto de Investigación Eurac para Estudios de Momias en Bolzano, Italia, dirigido por el microbiólogo Frank Maxiner. Los resultados de su estudio se publicaron recientemente en la revista Current Biology.

Por lo general, la materia fecal humana tiende a descomponerse con bastante rapidez, excepto en ambientes secos o helados. Estas muestras fecales particulares, que abarcaron el período comprendido entre la Edad del Bronce (que duró entre 3200 a. C. y alrededor del 600 a. C. en Europa) hasta la Edad Barroca (siglo XVIII d. C.), se conservaron bien debido a las altas concentraciones de sal y la temperatura constante dentro de las minas de Hallstatt. Se trataba de una muestra de la Edad del Hierro (c. 800 a. C.-100 d. C. en Europa) que reveló la presencia robusta del ADN de dos especies de hongos, una utilizada en la producción de quesos azules como Gorgonzola, Stilton y Roquefort, y la otros en la elaboración de cerveza.

 

 

The Daily Mail Online cita al Dr. Maxiner diciendo: "El análisis de todo el genoma indica que ambos hongos estaban involucrados en la fermentación de alimentos, proporcionando la primera evidencia molecular del consumo de queso azul y cerveza durante la Edad del Hierro en Europa".

Los mineros prehistóricos dejaron todo lo que ya no necesitaban en la mina. Gracias a la sal, miles y miles de objetos orgánicos se han conservado perfectamente a lo largo de los milenios. (D. Brander / H.Reschreiter / Museum of Natural History Vienna)

La evidencia de la caca nos dice mucho más sobre la dieta de la Edad del Hierro

Los investigadores utilizaron análisis de microbios, ADN y proteínas presentes en las heces para aprender más sobre la dieta de los antiguos mineros de la zona. Identificaron el salvado y restos de diferentes cereales como el trigo domesticado, la cebada, el mijo común y el mijo cola de zorra como la materia vegetal más prevalente en las muestras. Sin embargo, las proteínas de las habas complementaron esta dieta fibrosa y rica en carbohidratos, al igual que las frutas, las nueces y los productos animales.

Los restos de cereales de las muestras de la Edad del Bronce y del Hierro se procesaron menos en comparación con las muestras barrocas, que consistían en trigo finamente molido. Esto sugiere que mientras los mineros protohistóricos comían sus cereales como papilla o gachas, los del siglo XVIII los consumían en formas más refinadas como pan y galletas.

Esta dieta rica en plantas significaba que el microbioma intestinal de las personas que vivían en el área era similar al de las personas modernas no occidentales que comen principalmente alimentos, frutas y verduras sin procesar. Según CNN, el equipo de investigación señaló que este hallazgo significa que el microbioma intestinal occidental moderno es el resultado de nuevos hábitos alimentarios y estilos de vida en los últimos tiempos.

Una muestra de excremento humano de 2600 años de las minas de sal de la Edad del Hierro de Hallstatt. Los restos de granos de frijoles, mijo y cebada se pueden ver a simple vista. (Anwora / Museum of Natural History Vienna)

El análisis de hongos produjo los resultados más interesantes

Fue cuando el estudio microbiano se amplió para incluir hongos que el equipo descubrió sus hallazgos más sorprendentes. Una de las muestras de la Edad del Hierro mostró rastros de ADN de Penicillium roqueforti y Saccharomyces cerevisiae, hongos que se encuentran en el queso y la cerveza, el vino, el aguamiel y el pan, respectivamente. Según el Heritage Daily, el Dr. Maxiner señaló que "los mineros de Hallstatt parecen haber aplicado intencionalmente tecnologías de fermentación de alimentos con microorganismos que todavía se utilizan hoy en día en la industria alimentaria".

Kerstin Kowarik, del Museo de Historia Natural de Viena, dijo a CNN que esto mostraba que los alimentos fermentados tenían un papel importante que desempeñar en la dieta humana a lo largo de la historia. Los humanos antiguos practicaban técnicas culinarias avanzadas como la fermentación de alimentos que se adoptaron no solo para conservar los alimentos, sino probablemente también para aumentar el espectro de sabores.

"Pudimos demostrar que los alimentos fermentados tienen un papel importante en la historia de la humanidad durante mucho tiempo. Las prácticas culinarias eran sofisticadas, se basaban en técnicas complejas de procesamiento de alimentos, como la fermentación, y muy probablemente apuntaban no solo a la conservación de los alimentos, sino también a lograr un sabor específico. A través de nuestro estudio, también nos hemos sumado a la larga historia del queso y los productos lácteos, al demostrar que el queso azul ya se producía en la Edad del Hierro en Europa hace casi 2.700 años", afirmó Kowarik.

El estudio ha revelado mucho sobre la dieta de la Edad del Hierro de los centroeuropeos. En general, los mineros de sal de Hallstatt consumieron los mismos alimentos desde la Edad del Bronce hasta el siglo XVIII. Pero con el tiempo, su dieta incluyó gradualmente alimentos más refinados. En el período moderno, este cambio se hizo mucho más rápido.

Imagen de portada: según el último estudio, la dieta de los europeos de la Edad del Hierro era rica en cereales, queso azul fermentado y cerveza. Fuente: wideonet/ Adobe Stock

Autor Sahir Pandey

Referencias

Heritage Daily. 2021. Human paleofeces suggests prehistoric salt miners drank beer and ate blue cheese. Disponible en: https://www.heritagedaily.com/2021/10/human-paleofeces-suggests-prehistoric-saDlt-miners-drank-beer-and-ate-blue-cheese/141649

Maxiner, F. et al. 2021. Hallstatt miners consumed blue cheese and beer during the Iron Age and retained a non-Westernized gut microbiome until the Baroque period. Disponible en: https://www.cell.com/current-biology/fulltext/S0960-9822(21)01271-9

Randall, I. 2021. You’ll beer-ly believe it! Ancient faeces samples recovered from a mine in Austria reveal people drank beer and ate blue cheese up to 2,700 years ago. Disponible en: https://www.dailymail.co.uk/sciencetech/article-10088453/Anthropology-Old-faeces-Austrian-shows-people-beer-blue-cheese-2-700-years-ago.html

Woodyatt, A. 2021. Europeans were enjoying blue cheese and beer 2,700 years ago, ancient poop shows. Disponible en: https://edition.cnn.com/travel/article/blue-cheese-intl-scli-scn/index.html

 

Imagen de Sahir Pandey

Sahir Pandey

Graduado de Historia en la Universidad de Delhi y de Derecho de la Universidad de Jindal, Sonepat. Durante mis estudios de historia, desarrollé un gran interés por los estudios poscoloniales, con un enfoque en América Latina. Mis estudio se han publicado... Lee mas
Siguiente Artículo