All  
La cara reconstruida de Krijn thr Neanderthal de Doggerland. Fuente: © Servaas Neijens / Rijksmuseum

Es este el rostro de Krijn, el primer neandertal de los Países Bajos

El primer neandertal encontrado en los Países Bajos, a quien los científicos llaman Krijn, ahora ha cobrado vida de manera más completa. Un par de "paleoartistas" que se especializan en realizar reconstrucciones realistas de especímenes fosilizados han proporcionado al Museo Nacional Holandés de Antigüedades (Rijksmuseum van Oudheden) una versión esculpida del rostro de este joven neandertal. Los hermanos Kennis, que tienen su sede en Arnhem en los Países Bajos, han optado por retratar a Krijn con una gran sonrisa, lo que contrarresta la imagen habitual de nuestros primos evolutivos extintos.

El primer neandertal de los Países Bajos

Cuando hace más de una década se encontró un trozo de hueso del cráneo de un neandertal en una playa de la provincia holandesa de Zelanda, nadie soñó que sería posible averiguar cómo era ese neandertal basándose en un fragmento tan pequeño. Pero los científicos han aprendido mucho sobre las características de los neandertales al estudiar varios esqueletos fosilizados recuperados de todo el mundo. Esto les ha permitido hacer estimaciones precisas sobre la apariencia de los neandertales, tanto en general como para hallazgos esqueléticos específicos.

 

 

El arco de cejas fósil del Neanderthal Krijn (© Servaas Neijens / Rijksmuseum)

Científicos de la Universidad de Leiden y el Instituto Max Planck en Leipzig estudiaron el fragmento de cráneo encontrado en la playa de Zelanda durante varios años. A partir de la información que recopilaron, pudieron generar imágenes digitales de cómo probablemente era Krijn. Estas imágenes resultaron muy útiles para Alfons y Adrie Kennis, quienes pudieron esculpir una aproximación tridimensional detallada de la apariencia de Krijn que los expertos creen que es muy precisa.

Una de las fases en la construcción del rostro (© Kennis & Kennis Reconstructions / Rijksmuseum)

¿Quién fue Krijn el neandertal?

El fragmento de cráneo de Krijn fue originalmente enterrado en el fondo del Mar del Norte. Fue desenterrado y arrastrado a tierra durante una operación de dragado frente a la costa occidental de Holanda, donde fue descubierto por el paleontólogo aficionado Luc Anthonis en 2009. Anthonis pasó el fragmento de cráneo al Museo Nacional de Antigüedades de Leiden, donde fue identificado como el hueso de una ceja que perteneció a un neandertal que vivió hace entre 50.000 y 70.000 años.

Este fue un descubrimiento notable, porque fue la primera evidencia encontrada que mostró la presencia de un neandertal en los Países Bajos.

Un examen más profundo realizado por los científicos de la Universidad de Leiden y el Instituto Max Planck reveló aún más detalles sobre el fragmento de cráneo y su propietario prehistórico. Determinaron que el fragmento procedía de un joven de complexión robusta. Un estudio de los isótopos encerrados en el hueso mostró que la dieta del joven consistía principalmente en carne, lo que se esperaría de alguien que vivió en una sociedad neandertal de cazadores-recolectores en el pasado antiguo.

Dentro del hueso de la ceja, los científicos encontraron un área inusual ahuecada que concluyeron que había sido ocupada por algún tipo de tumor. Este tumor era completamente benigno y, a excepción de su efecto en la apariencia de Krijn (habría causado un bulto hinchado sobre su ojo), no tuvo ningún impacto en su salud.

Nunca antes se había visto un tumor de este tipo en ningún otro espécimen neandertal, y su presencia ayudó a los hermanos Kennis a crear una reconstrucción facial que es completamente única entre las esculturas neandertales.

Observe el bulto sobre el ojo derecho de Krijn, que representa el tumor que era evidente en el fragmento de cráneo. (© Servaas Neijens / Rijksmuseum)

Aventuras neandertales en Doggerland

Si bien los restos esqueléticos se encontraron técnicamente en suelo holandés, debe tenerse en cuenta que originalmente provenían de la costa holandesa. Los restos de Krijn fueron enterrados en el fondo del Mar del Norte, lo que reveló algo bastante significativo sobre su pasado.

En el transcurso del Último Período Glacial, o Edad de Hielo, los niveles del mar subieron y bajaron con el avance y retroceso alternos de la cubierta glaciar de la tierra. Cuando Krijn vivió, los niveles del mar en el hemisferio norte eran relativamente bajos, y en el Mar del Norte eran 165 pies (50 metros) más bajos que en la actualidad. El Mar del Norte era mucho más pequeño en ese momento, y en lo que ahora son sus partes sur y oeste, el descenso del nivel del mar expuso un puente terrestre que conectaba las islas del Reino Unido con Europa continental.

Este puente terrestre se conoce como Doggerland y estaba ubicado directamente al oeste de lo que ahora es la provincia costera holandesa de Zelanda. Entonces, si bien Krijn y su gente pudieron haber viajado por territorio holandés, cuando murió, murió en Doggerland, donde presumiblemente residió con su gente la mayor parte del tiempo.

Durante la última Edad de Hielo, Doggerland se mantuvo por encima del nivel del mar durante decenas de miles de años. Incluso permaneció por encima del agua durante un tiempo después de que terminó la Edad de Hielo, en el año 9.700 a. C. La última parte de su superficie terrestre se sumergió bajo la superficie del Mar del Norte aproximadamente en el 5800 a. C., o unos pocos miles de años después de que el puente terrestre del Estrecho de Bering que conectaba Asia con las Américas desapareciera bajo las crecientes aguas del Pacífico.

A lo largo de su larga historia, se desarrolló un ecosistema próspero y diverso en Doggerland. Los neandertales existieron junto con los mamuts, los rinocerontes lanudos, los renos, los caballos salvajes y muchos otros animales terrestres grandes que vagaban por todas partes en el hemisferio norte en tiempos prehistóricos. Los humanos modernos finalmente llegaron también a Doggerland, y permanecieron allí viviendo como cazadores-recolectores hasta el final.

Los neandertales habrían vivido en Doggerland con los humanos modernos durante un tiempo. Pero los neandertales se extinguieron mucho antes que Doggerland, por lo que la gente de Krijn no estuvo presente para ver la desaparición final de su tierra natal.

Los arqueólogos y paleontólogos holandeses saben que Doggerland tiene muchos secretos que revelar. Desafortunadamente, la exploración submarina es costosa y difícil en el Mar del Norte, dada la turbidez de sus aguas y la profundidad a la que están enterrados los tesoros más fascinantes de Doggerland. Por ahora, los restos submarinos de Doggerland siguen siendo en gran parte inaccesibles, lo que obliga a los científicos a depender de las operaciones de dragado y pesca para extraer espécimen o artefactos excitantes ocasionales.

Imagen de portada: La cara reconstruida de Krijn thr Neanderthal de Doggerland. Fuente: © Servaas Neijens /  Rijksmuseum

Autor Nathan Falde

Imagen de Nathan Falde

Nathan Falde

Nathan Falde es un escritor independiente de tiempo completo de Wisconsin en los Estados Unidos. Se graduó de la American Public University en 2010 con una licenciatura en historia, y tiene una larga fascinación por la historia antigua, los misterios... Lee mas
Siguiente Artículo