Portada - Página de la Maiestas Domini del Códice Amiatino (fol. 796v), Firenze, Biblioteca Medicea Laurenziana. (Dominio público) y folio 5r del Códice Amiatino (Florencia, Biblioteca Medicea Laurenciana, MS Amiatinus 1), Esdras el escriba. “Cuando los libros sagrados habían sido consumidos por los fuegos de la guerra, Esdras reparaba los daños”. (Dominio público)

El Códice Amiatino: se utilizaron las pieles de 500 terneros para crear esta monumental Biblia medieval

El Códice Amiatino data de finales del siglo VII d. C., lo que hace de él la más antigua Biblia católica completa conocida que ha llegado hasta nosotros escrita en la versión de la Vulgata latina. Se ha estimado que fueron sacrificados más de 1.500 terneros para crear el material necesario para las tres copias de este texto, y siete escribas habrían sido los encargados de escribir y decorar esta obra monumental.

Este manuscrito fue encargado y escrito en el famoso scriptorium de la Abadía de Wearmouth-Jarrow, que formaba entonces parte del reino anglosajón de Northumbria. El Códice Amiatino viajó de Inglaterra a Italia, donde permaneció durante más de un milenio. Fue solo en el 2014 cuando el manuscrito volvió por primera vez a su lugar de nacimiento y fue exhibido temporalmente en el Bede’s World (ahora conocido como Jarrow Hall).

Códice Amiatino. (Remi Mathis/CC BY SA 4.0)

Códice Amiatino. (Remi Mathis/ CC BY SA 4.0 )

La creación del Códice Amiatino

La historia del Códice Amiatino comienza en el 692 d. C. En este año, el segundo abad de la Abadía de Wearmouth-Jarrow, de nombre Ceolfrid, encargó tres copias de la Biblia católica en su versión de la Vulgata latina. El abad había adquirido una Biblia italiana, el conocido como Codex Grandior (que significa ‘Libro mayor’) en el transcurso de una de sus visitas a Roma. Se ha sugerido que el Códice Amiatino fue modelado a partir de este texto. El Codex Grandior estaba escrito en latín, derivando de anteriores traducciones griegas del Antiguo Testamento. Por otra parte, el Códice Amiatino estaba basado en la versión de San Jerónimo de la Vulgata latina, que era considerada más autorizada por los monjes de Wearmouth-Jarrow.

Página con dedicatoria; “Ceolfrith de los ingleses” fue cambiado por “Peter de los lombardos”. (Dominio público)

Página con dedicatoria; “Ceolfrith de los ingleses” fue cambiado por “Peter de los lombardos”. ( Dominio público )

El Códice Amiatino fue escrito en vitela, un material hecho de piel de becerro. Se ha estimado que para producir las tres copias de este códice, fue necesario sacrificar hasta 1.545 terneros. La siguiente etapa de la producción era la escritura y decoración del manuscrito. Al estudiar el texto, los especialistas han establecido que al menos siete escribas diferentes participaron en esta monumental obra. Dos de las biblias producidas fueron depositadas, cada una de ellas, en las iglesias gemelas de Wearmouth y Jarrow. Una de ellas se perdió sin dejar rastro, mientras que sólo quedan fragmentos de la otra, custodiados en la Biblioteca británica hoy en día.

El tercer ejemplar del Códice Amiatino

El tercer ejemplar del Códice Amiatino fue concebido para ser entregado como regalo al papa Gregorio II. De este modo, en el año 716 d. C. el manuscrito dejó el monasterio rumbo a la ciudad eterna. Uno de los monjes que acompañaban al códice en su viaje era el propio abad Ceolfrid. Por desgracia, el abad no vivió para ver el final de este viaje, ya que murió en Borgoña, camino de Roma. Algunas fuentes afirman que el Códice Amiatino se perdió en Francia tras la muerte del abad. Sin embargo, otros sostienen que los compañeros de Ceolfrid continuaron el viaje y consiguieron llegar a Roma, donde habrían presentado el Códice Amiatino al Papa.

De alguna manera, el Códice Amiatino acabó llegando a la Abadía de San Salvatore, que se encuentra en el monte Amiata, situado en la Toscana. Fue por este lugar por el que el manuscrito recibió su nombre actual. En cualquier caso, el Códice Amiatino permaneció en la Toscana durante varios siglos. En la década de 1570, las autoridades eclesiásticas de Roma solicitaron que el Códice Amiatino fuese trasladado a la ciudad. A raíz de la Reforma protestante, la Iglesia católica estaba deseosa de producir una nueva edición de la Vulgata, y el Códice Amiatino fue utilizado como referencia para ello. El valioso manuscrito sólo llegó a Roma unos 15 años después de que fuese enviada a San Salvatore la primera solicitud; vino acompañado por monjes toscanos que habían recibido órdenes de custodiarlo escrupulosamente en todo momento.

Abadía de San Salvatore, Toscana, Italia. (Dominio público)

Abadía de San Salvatore, Toscana, Italia. ( Dominio público )

El Códice Amiatino vuelve a casa

En 1782, la abadía fue cerrada como resultado de la supresión de las órdenes religiosas por Pietro Leopoldo I, Gran Duque de la Toscana (quien más tarde se convertiría en el Sacro Emperador Romano Leopoldo II, y que era el hermano de María Antonieta). El manuscrito fue llevado entonces a la Biblioteca Laurenciana de Florencia, donde todavía se encuentra hoy en día. Curiosamente, se pensó durante mucho tiempo que el Códice Amiatino había sido hecho en Italia. Fue sólo en el siglo XIX cuando se descubrió que el manuscrito era de origen anglosajón.

Finalmente, en el año 2014, el Códice Amiatino volvió a su lugar de nacimiento, donde formó parte de una exposición temporal. El manuscrito regresará a Inglaterra una vez más en el 2018 para otra exposición temporal, esta vez organizada por la Biblioteca Británica.

Códice Amiatino. (Remi Mathis/CC BY SA 4.0)

Códice Amiatino. (Remi Mathis/ CC BY SA 4.0 )

Imagen de portada: Página de la Maiestas Domini del Códice Amiatino (fol. 796v), Firenze, Biblioteca Medicea Laurenziana. ( Dominio público ) y folio 5r del Códice Amiatino (Florencia, Biblioteca Medicea Laurenciana, MS Amiatinus 1), Esdras el escriba. “Cuando los libros sagrados habían sido consumidos por los fuegos de la guerra, Esdras reparaba los daños”. ( Dominio público )

Autor: Wu Mingren

Este artículo fue publicado originalmente en www.ancient-origins.net y ha sido traducido con permiso.

 

Referencias:

Brown, M., 2017. Oldest complete Latin ​​Bible set to return to UK after 1,302 years. [Online]
Disponible en: https://www.theguardian.com/books/2017/nov/30/oldest-complete-latin-bible-set-to-return-to-uk-after-1302-years

Jeremy Norman & Co., Inc., 2014. The Codex Amiatinus: the Earliest Surviving Complete Bible in the Latin Vulgate, Containing One of the Earliest Surviving Images of Bookbindings and a Bookcase. [Online]
Disponible en: http://www.historyofinformation.com/expanded.php?id=226

Makepeace, E. M., 2017. The 1,300 Year Pilgrimage of the Codex Amiatinus: A Northumbrian Manuscript in a Florentine Library. [Online]
Disponible en: http://www.umilta.net/pandect.html

O’Brien, C., 2016. The Codex Amiatinus: Britain's Lost Treasure. [Online]
Disponible en: http://www.historytoday.com/conor-o’brien/codex-amiatinus-britains-lost-treasure

Stansbury, M., 2017. Volume / Number: 3 / 299. [Online]
Disponible en: https://elmss.nuigalway.ie/catalogue/631

The BBC, 2014. Codex Amiatinus Bible returns to its home in Jarrow. [Online]
Disponible en: http://www.bbc.com/news/uk-england-tyne-27372773

World Digital Library, 2017. Codex Amiatinus. [Online]
Disponible en: https://www.wdl.org/en/item/20150/

www.unc.edu, 2017. Florence, Bibloiteca Mediccea Laurenziana MS Amiatinus I — Bible (Vulgate, Codex Amiatinus) Late 7th Century. [Online]
Disponible en: http://www.unc.edu/celtic/catalogue/manuscripts/CoAm.html

Next article