Portada - página 75 del Códice Mixteco Zouche-Nuttall tres guerreros en el fragor de una batalla se acercan, sobre balsas, a un palacio sobre una colina.png

Tesoros de México: códices mixtecos, aztecas y mayas que sobrevivieron a los Conquistadores

Cuando los europeos llegaron al Nuevo Mundo, no sólo aniquilaron a sus pueblos con la guerra, la esclavitud y la enfermedad, sino que también intentaron destruir las culturas de las civilizaciones aborígenes. Entre tantas tragedias culturales, destaca una en México: la quema de antiguos manuscritos ilustrados y escritos antes y después de la invasión española.

Los códices mexicanos, tal y como se les llama, son textos lujosamente ilustrados que proporcionan una ventana abierta hacia la vida, la historia, la religión y la cultura del México anterior y posterior a la invasión española, que comenzó en el año 1521. Sólo sobrevivieron a la tragedia del auto de fe alrededor de dos docenas de códices prehispánicos. Otros varios, posteriores a la conquista, también lograron conservarse. Según explica en su página web la Biblioteca de la Universidad de Arizona, distintos gobiernos mexicanos también se encargaron de destruir algunos manuscritos.

Los libros fueron escritos e ilustrados sobre todo por miembros de las culturas Mixteca, Azteca y Maya,  en torno a los años 629 d. C. y 1.642 d. C. Los códices mixtecos que sobrevivieron son casi todos anteriores a la conquista, mientras que los manuscritos aztecas muestran ya la influencia de la cultura europea. En cuanto a los códices mayas, sólo han llegado cuatro hasta nosotros y todos son anteriores al año 1.521.

Los códices mexicanos están confeccionados con largas tiras de cuero de venado, tela de algodón o  papel de corteza. Algunos de ellos poseen cubiertas de madera. Además, se doblan como acordeones, incluyendo imágenes en ambos lados de las hojas. Sin embargo, si se concebía el manuscrito para mostrarlo apoyándolo contra una pared, los artistas pintaban sólo uno de los lados.

Boda de 3-Sílex y de12-Viento del Códice Mixteco Zouche-Nutall (Imagen procedente de Mexico Lore)

Boda de 3-Sílex y de12-Viento del Códice Mixteco Zouche-Nutall ( Imagen procedente de Mexico Lore )

El mayor grupo de antiguos códices mesoamericanos lo integran los textos mixtecos pictográficos de Oaxaca. 

"Algunos códices previos a la conquista mixtecos contienen tablas genealógicas de sus gobernantes desde el nacimiento de 4-Caimán, primer Señor de Tilantoga en el siglo VIII, hasta el último cacique en 1580. Los nacimientos, matrimonios y muertes de sus señores y gobernantes, así como las guerras, conquistas, ceremonias religiosas y los banquetes son los acontecimientos más importantes representados en estos manuscritos genealógicos e históricos. En ellos no encontramos escenas de la vida cotidiana mixteca; sino que el foco de atención se centra sobre la vida y actos de sus gobernantes," explica la Universidad de Arizona.

Jeroglíficos Mayas (Dibujo de Maria Egupova/123rf.com)

Jeroglíficos Mayas (Dibujo de Maria Egupova/ 123rf.com)

Códices Mixtecos

Los Códices Mixtecos están formados por el Zouche-Nuttall, el Vindobonensis, el Bodley, el Selden , el Egerton, el Columbinus y el Becker I . Según la Biblioteca de Arizona, los códices mixtecos no fueron catalogados como textos históricos en un principio porque no habían sido realizados como medio para transmitir conocimientos y datos a las siguientes generaciones, sino que se confeccionaron, principalmente, como dispositivos mnemotécnicos que sirviesen de ayuda en la recitación oral.

Otros códices del altiplano mexicano y de la región mixteca de Oaxaca son los conocidos como grupo Borgia, que ni pertenecen a la cultura mixteca ni a la maya y que tratan sobre diferentes creencias rituales, incluidas en un calendario ritual de 260 días. Está formado por los códices conocidos como Borgia, Laud, Cospi y Fejérváry-Mayer.

Imagen del Códice Colombino del siglo XII perteneciente a la Cultura Mixteca mostrando las hazañas militares y políticas del siglo XI protagonizadas por el Señor 8-Ciervo, alias Garra del Tigre y el gobernante 4-Viento

Imagen del Códice Colombino del siglo XII perteneciente a la Cultura Mixteca mostrando las hazañas militares y políticas del siglo XI protagonizadas por el Señor 8-Ciervo, alias Garra del Tigre y el gobernante 4-Viento, además de ceremonias religiosas en honor a tales hazañas. (Imagen procedente de la World Digital Library )

Códices Mayas

Sólo son cuatro los códices mayas que se salvaron de la quema de libros llevada a cabo por los misioneros franciscanos. Son el Códice Dresdensis , el Códice Tro-Cortesianus (Madrid Codex), el Códice Peresianus (Paris Codex) y el Códice Grolier.

Detalle del Códice Dresdensis redibujado por Lacambalam (Wikimedia Commons)

Detalle del Códice Dresdensis redibujado por Lacambalam ( Wikimedia Commons )

"Ninguno de estos códices mayas registra crónicas históricas, en cambio contienen información sobre astronomía, adivinación, rituales y calendarios," apunta la Universidad en su web. Es muy posible que los cuatro sean anteriores a la llegada de los españoles, aunque la datación del Tro-Cortesianus ha sido cuestionada en los últimos años al observarse que entre dos hojas de corteza contiene papel y escritura europeos.

La World Digital Library comenta que el Códice Dresdensis maya contiene figuras, números y jeroglíficos relacionados con la adivinación, además de calendarios rituales, cálculos sobre cuerpos celestes, instrucciones para ceremonias de año nuevo y descripciones de localizaciones del dios de la lluvia.

Imagen del Código Dresdensis procedente de la World Digital Library

Imagen del Código Dresdensis procedente de la World Digital Library

Códices Aztecas y Coloniales

Los códices mexicanos procedentes de la época colonial incluyen los códices Mendoza, Matrícula de Tributos , Borbonicus, Azcatitlán, Vaticanus A y Xicotepec. Otro grupo formado por los que muestran mayor influencia española incluye los códices Florentinus, Sierra, Tlatelolco, Historia Tolteca-Chichimeca, Ixtlilxochitl, Techialoyan García Granados, Tlaxcala, Magliabechianus, Azoyú 1, Tudela y Totomixtlahuaca.

Página perteneciente al prehispánico Códice Borgia, en la que se muestran dibujos del dios Sol (Wikimedia Commons)

"Los códices aztecas eran menos complejos, pictóricamente hablando, que los manuscritos mixtecos, pese a que los aztecas aprendieron las técnicas de encuadernación de los mixtecos. No ha sobrevivido ningún manuscrito original azteca que no muestre influencia europea. El Códice Borbonicus, tal y como se piensa, es el único cuyo estilo se asemeja al estilo Náhuatl pre-conquista, sin embargo se considera que se trata de una mera copia colonial," puntualiza la Biblioteca de la Universidad de Arizona. "Los códices aztecas fueron quemados por los españoles debido a su contenido pagano y para los reyes aztecas suponía todo un esfuerzo el volver a escribir su historia. Dichos códices trataban sobre adivinación, ceremonias, calendario ritual y conjeturas diversas sobre los dioses y el universo."

Códice Mendoza - fundación de Tenochtitlan en el año 1325 d. C. El escudo mexicano incluye el águila sobre el cactus

Página abierta del Códice Mendoza con la representación de la fundación de Tenochtitlan en el año 1325 d. C. El escudo mexicano incluye el águila sobre el cactus ( Universidad de Arizona )

Para visitar otras páginas online de la Universidad de Arizona sobre los códices, entre en http://www.library.arizona.edu/exhibits/mexcodex/intro.htm. La página web de la Fundación para el Avance de los Estudios Mesoamericanos posee una gran colección de imágenes de los Códices Mexicanos. El gobierno mexicano ofrece, además, una web en español con otra gran colección de códices en http://www.codices.inah.gob.mx/pc/index.php. La web http://www.mexicolore.co.uk/ también dispone de muchas historias e imágenes con respecto a los códices.

Imagen de portada: En la página 75 del Códice Mixteco Zouche-Nuttall tres guerreros en el fragor de una batalla se acercan, sobre balsas, a un palacio sobre una colina. A destacar las criaturas del agua como conchas, serpientes y peces alados.

Autor: Mark Miller

Este artículo fue publicado originalmente en www.ancient-origins.net y ha sido traducido con permiso.

Next article