All  
Portada - Antigua figurita de piedra con forma de cabeza de serpiente. Este hallazgo ofrece nuevos datos sobre el arte rupestre de Ucrania y las serpientes en la antigua cultura ucraniana. Fuente: N. Kotova

Piedras esculpidas halladas en Ucrania nos hablan de una misteriosa cultura prehistórica que rendía culto a la serpiente

Dos ‘piedras ofídicas esculpidas’ curiosamente talladas, descubiertas en lo que hoy es Ucrania, fueron creadas hace milenios por escultores de la Edad de Piedra. Los objetos se asemejan a cabezas de serpiente ‘con los ojos redondos’, según el equipo de arqueólogos que estudió esta singular pieza de arte rupestre ‘serpentino’.

El estudio de los científicos fue publicado esta semana en la revista Antiquity. La directora de las investigaciones, Nadiia Kotova, arqueóloga del Departamento del Eneolítico y Edad del Bronce del Instituto de Arqueología de la Academia Nacional de Ciencias (ANS) de Ucrania, declaraba que las serpientes esculpidas “podrían haber tenido un propósito ritual”. La investigadora cree además que “probablemente eran utilizadas en el transcurso de ceremonias.”

Las dos piedras serpiente han sido datadas en el ‘Mesolítico’, ‘la Edad de Piedra media’, que transcurrió entre el Paleolítico y el posterior Neolítico. Originalmente fueron descubiertas en el año 2016 cerca del famoso montículo de piedra ‘Kamyana Mohyla’, en el yacimiento arqueológico del mismo nombre cercano a la ciudad ucraniana de Terpinnya, situada en la estepa de la región noroccidental del mar de Azov.

Yacimiento arqueológico Kamyana Mohyla I (señalado por la flecha) y montículo de piedra Kamyana Mohyla visto desde el sur. (S. Radchenko)

Yacimiento arqueológico Kamyana Mohyla I (señalado por la flecha) y montículo de piedra Kamyana Mohyla visto desde el sur. (S. Radchenko)

Las cabezas de serpiente del arte rupestre ucraniano

Estas dos raras piedras fueron halladas entre “antiguos huesos y sílex de la misma época” pero “éstas dos tenían una forma bastante extraña, así que decidimos mirar más de cerca,” explicaba Kotova a Live Science en un correo electrónico. La más antigua de las dos figuritas fue recuperada de una “chimenea abierta, cerca de montones de conchas y herramientas de sílex”, y al analizar “la materia orgánica de la chimenea”, los investigadores fueron capaces de “datar mediante radiocarbono la serpiente de piedra arenisca amarilla entre el 8300 a. C. y el 7500 a. C.”

Según el artículo de investigación, la cabeza de serpiente más antigua es descrita con unas medidas de “5 pulgadas por 3 pulgadas” (13 por 6,8 centímetros) y un peso de casi 3 libras (1.215 gramos). Es una “pieza triangular de base plana”, con “dos ojos rómbicos” tallados en la superficie superior junto a “dos bultos” y “una línea ancha y larga que representa la boca.”

La estatuilla más antigua de las dos. (N. Kotova)

La estatuilla más antigua de las dos. (N. Kotova)

Datada aproximadamente en el 7400 a. C., el artículo describe la menos antigua de las dos piedras con unas medidas de “3 x 2 pulgadas (8,5 por 5,8 cm) y un peso justo por debajo de 1 libra (428 gramos)” con “una forma aplanada, redondeada”, y lo que han dado en llamar “cuello”, además de “dos huellas profundas, probablemente los ojos de la criatura”. Kotova añadía que “hay también una especie de nariz.”

Los arqueólogos no tienen muchos datos sobre las gentes que hicieron estas esculturas, pero sí se sabe que “fabricaban herramientas con piedras, sílex y huesos, y cazaban con arcos y flechas de sílex,” tal y como señalaba Kotova. “Eran una sociedad de cazadores y recolectores. Por desgracia, no sabemos mucho todavía sobre sus tradiciones culturales.”

La estatuilla más ‘moderna’ de las dos. (N. Kotova)

La estatuilla más ‘moderna’ de las dos. (N. Kotova)

Un antiguo pueblo ucraniano que rendía culto a la serpiente

Una investigación somera del entorno que rodea el lugar donde fueron descubiertas las dos piedras serpiente revela la presencia de un antiguo linaje de gentes que tenían a la serpiente y el dragón en muy alta estima.

Las piedras serpiente fueron descubiertas cerca del montículo ‘Kamyana Mohyla’, expresión que significa literalmente “tumba de piedra.” Esta tumba de piedra estaba situada en el pasado sobre una isla del valle del río Molochna (‘río de la leche’), y es un monumento milenario a las creencias religiosas de los antiguos cazadores y ganaderos de esta zona de la estepa del sudeste de Europa, habiendo sido utilizado para enterramientos desde el siglo XX a. C. Según National Geographic, la estructura de bloques de piedra arenisca alcanza una altura de hasta 12 metros (39,37 pies) y cubre una superficie de unos 3 kilómetros cuadrados (1,16 millas cuadradas). En 1889, el arqueólogo ruso Nikolay Veselovsky exploró el yacimiento, pero en cuanto determinó que se trataba de un túmulo funerario se puso fin a las excavaciones.

Kamyana Mohyla es un yacimiento arqueológico situado en el valle del río Molochna, a una milla de la población de Terpinnya, Óblast de Zaporizhia, Ucrania. (Denis Vitchenko/CC BY SA 3.0)

Kamyana Mohyla es un yacimiento arqueológico situado en el valle del río Molochna, a una milla de la población de Terpinnya, Óblast de Zaporizhia, Ucrania. (Denis Vitchenko/CC BY SA 3.0)

En la década de 1930, un equipo de expertos llegado de Melitopol a las órdenes de Valentin Danylenko descubrió 30 cuevas con inscripciones de petroglifos datadas entre los siglos XX a. C. y XVII a. C. Danylenko descubrió además otras 13 cuevas con petroglifos en la década de 1940. El yacimiento fue designado reserva arqueológica en 1954.

Y volviendo a las serpientes, construidas entre los siglos II a. C. y VII d. C., las ‘Murallas de la Serpiente’ (o ‘del Dragón’) son un antiguo sistema de fortificaciones de tierra que se extiende por toda Ucrania a lo largo de unos 1.000 kilómetros (621,37 millas), desde la ciudad oriental de Zmiiv hasta Podolia en el oeste.

Murallas serpiente cercanas a la población de Denisi, raión de Pereiaslav-Khmelnytskyi, Ucrania. (Maxim Bielushkin/CC BY SA 3.0)

Murallas serpiente cercanas a la población de Denisi, raión de Pereiaslav-Khmelnytskyi, Ucrania. (Maxim Bielushkin/CC BY SA 3.0)

Según un artículo publicado en Global Security, aunque “su fecha de construcción es muy discutida” en la cultura eslava, los nómadas guerreros eran asociados a menudo con el dragón alado Zmey o Zmaj, de ahí el nombre de las murallas. Según las leyendas de la zona, las murallas estaban relacionadas con el héroe popular Nikita Kožemjaka, el curtidor de pieles. Pero los arqueólogos sostienen tres teorías principales sobre quién las construyó: “los sármatas contra los escitas, los godos de Oium contra los hunos o los antiguos eslavos del este contra los nómadas de las estepas meridionales.”

Las piedras serpiente esculpidas presentadas en el reciente artículo, por tanto, se cuentan entre las más antiguas representaciones de serpientes de una cultura que, con el paso del tiempo, llegaría a adorarlas en grandiosas estructuras arquitectónicas que se extendían por todo su territorio.

Imagen de portada: Antigua figurita de piedra con forma de cabeza de serpiente. Este hallazgo ofrece nuevos datos sobre el arte rupestre de Ucrania y las serpientes en la antigua cultura ucraniana. Fuente: N. Kotova

Autor: Ashley Cowie

Este artículo fue publicado originalmente en www.ancient-origins.net y ha sido traducido con permiso.

Siguiente Artículo