All  
Portada-Vista parcial del bajorrelieve de la pared norte de la cámara funeraria egipcia que albergaba las tumbas del gobernador de distrito Neferjau y de una mujer llamada Sat-Bahetep (probablemente su esposa). Descubierto en Heracleópolis Magna, ha sido datado entre las dinastías IX y XI. Muestra un ritual funerario de ofrenda de alimentos para el ‘ka’ (‘espíritu’) de la difunta Sat-Bahetep. Museo Arqueológico Nacional de Madrid, España. (Public Domain)

Medio siglo de descubrimientos de los arqueólogos españoles en Egipto

Son ya 50 los años que los arqueólogos españoles llevan investigando, excavando y recuperando antiguos restos egipcios. Medio siglo se ha cumplido desde aquel 20 de febrero del año 1966: cinco décadas de exploraciones en las milenarias ruinas de Heracleópolis Magna.

Durante todo este tiempo, los expertos españoles han logrado descubrir en Heracleópolis Magna "más de 10.000 piezas", según asegura la que es desde hace 32 años directora de la expedición, Carmen Pérez Díe, en declaraciones publicadas en el Diario de Navarra. 3.500 de esas piezas han pasado a formar parte de la colección egipcia del Museo Arqueológico Nacional de Madrid, España (MAN), institución encargada de coordinar la misión arqueológica española en Heracleópolis Magna.

La labor del equipo que trabaja en tierras egipcias incluye restaurar e interpretar los restos que encuentran en el país de los faraones, puesto que "a los egipcios no les interesa mucho que se descubran más piezas antiguas. Están desbordados", afirma la investigadora.

3.500 de las más de 10.000 piezas recuperadas por los arqueólogos españoles han pasado a formar parte de la colección egipcia del Museo Arqueológico Nacional de Madrid, España (MAN), institución encargada de coordinar la expedición arqueológica española en Heracleópolis Magna. (Public Domain)

3.500 de las más de 10.000 piezas recuperadas por los arqueólogos españoles han pasado a formar parte de la colección egipcia del Museo Arqueológico Nacional de Madrid, España (MAN), institución encargada de coordinar la expedición arqueológica española en Heracleópolis Magna. (Public Domain)

Las excavaciones comenzaron en el año 1966 lideradas por el arqueólogo Martín Almagro, tras la “concesión” a España del yacimiento de Heracleópolis Magna por parte de Egipto como agradecimiento por su ayuda en la construcción de la presa de Asuán. Sin embargo, las autoridades egipcias estuvieron a punto de retirar el permiso en 1984 al cesar la actividad española en las ruinas durante los cinco años anteriores.

Fue entonces cuando Carmen Pérez Díe se puso al frente de la expedición española, viajando a El Cairo para reanudar las excavaciones y mantener la licencia. Se convirtió así en la primera mujer en liderar una expedición arqueológica en la zona, algo que, en un principio, resultó bastante chocante para los egipcios, quienes no estaban habituados a ver a una mujer "mandando y riñendo a más de cuarenta hombres", explica riendo la propia Pérez Díe.

Pérez Díe reconoce que siempre tiene "algo de miedo" antes de ir a Heracleópolis Magna, puesto que, desde que se produjo la revolución egipcia en el año 2011, se ven obligados a llevar escolta. Sin embargo, también afirma que ese miedo inicial es una sensación que "olvida" mientras trabaja, consciente de que tras las destrucciones de patrimonio arqueológico por parte del Estado Islámico en Siria, Egipto puede "recomendarles" "en cualquier momento" que se retiren.

Cabezas de caballo de terracota de la época grecorromana, (siglos IV a. C. - IV d. C.) halladas en el yacimiento arqueológico de Heracleópolis Magna. Museo Arqueológico Nacional de Madrid. (Manuel/Flickr)

Cabezas de caballo de terracota de la época grecorromana, (siglos IV a. C. - IV d. C.) halladas en el yacimiento arqueológico de Heracleópolis Magna. Museo Arqueológico Nacional de Madrid. (Manuel/Flickr)

Carmen Pérez Díe guarda muy buenos recuerdos de todos estos años al frente de las numerosas campañas llevadas a cabo por la expedición española en Heracleópolis Magna. Destaca especialmente "la emoción" sentida al hallar la tumba de Hotep-Uadyet y descubrir, al limpiarla, figuras y pinturas a todo color, "de gran valor histórico".

La investigadora regresará en marzo a Heracleópolis Magna con una nueva expedición. Este año el trabajo se centrará en el templo de Heryshef, el dios local de la ciudad, lugar que pretenden convertir en un museo al aire libre con la ayuda de especialistas llegados de las excavaciones de las ruinas de Luxor. En el yacimiento, que tiene más de 4.000 años de historia, queda todavía "mucho por descubrir en los próximos años", asegura Pérez Díe, aunque eso dependerá "de las circunstancias políticas y económicas", apostilla.

Como conmemoración del aniversario del inicio de la primera expedición arqueológica española en Egipto, a finales de septiembre tendrá lugar en el Museo Arqueológico Nacional de Madrid un simposio con la participación de destacados arqueólogos que han formado parte de la misión española en Heracleópolis Magna a lo largo de todos estos años.

La nueva campaña, que dará comienzo el próximo mes de marzo en Heracleópolis Magna, se centrará en el templo de Heryshef (en la imagen), dios local de la ciudad. (Fotografía: Proyecto Heracleópolis Magna)

La nueva campaña, que dará comienzo el próximo mes de marzo en Heracleópolis Magna, se centrará en el templo de Heryshef (en la imagen), dios local de la ciudad. (Fotografía: Proyecto Heracleópolis Magna)

Imagen de portada: Vista parcial del bajorrelieve de la pared norte de la cámara funeraria egipcia que albergaba las tumbas del gobernador de distrito Neferjau y de una mujer llamada Sat-Bahetep (probablemente su esposa). Descubierto en Heracleópolis Magna, ha sido datado entre las dinastías IX y XI. Muestra un ritual funerario de ofrenda de alimentos para el ‘ka’ (‘espíritu’) de la difunta Sat-Bahetep. Museo Arqueológico Nacional de Madrid, España. (Public Domain)

Autor: Mariló T. A.

Siguiente Artículo