Portada-arqueólogos de Crossrail excavan lo que parece ser una fosa común en el cementerio del hospital de Bedlam (Foto: Crossrail)

Excavada en Londres fosa común con posibles víctimas de la peste bubónica

Una fosa común con 30 posibles víctimas de la peste bubónica está siendo excavada en Londres en el enorme cementerio del manicomio de Bedlam, descubierto durante las obras de construcción de los túneles para la nueva línea ferroviaria subterránea de Londres, Crossrail.

Las autoridades creen que las personas enterradas en esta fosa común pudieron ser víctimas de la peste, bubónica o de otro tipo, ya que a diferencia de muchos otros enterrados en el cementerio del Hospital de Bedlam, estos cuerpos parecen haber sido enterrados todos el mismo día.

Jay Carver, arqueólogo jefe de Crossrail, declaró : “Esta fosa común, tan diferente a otros enterramientos individuales descubiertos también en el cementerio de Bedlam, es muy probablemente el resultado de una reacción a un acontecimiento catastrófico. Esperamos que este macabro, aunque emocionante hallazgo, nos cuente más cosas acerca de una de las epidemias más mortales ocurridas en el pasado en Londres.”

Leemos en la nota de prensa emitida por Crossrail a propósito del hallazgo de la fosa común: “Una lápida cercana estaba marcada con el año ‘1665’, y de hecho los individuos parecen haber sido enterrados todos el mismo día, dando a entender que fueron víctimas de la Gran Peste. Los delgados ataúdes de madera que los cubrían se desmoronaron y descompusieron, ofreciendo ahora el aspecto de una fosa común que se hubiera venido abajo, distorsionada. Los esqueletos serán ahora analizados por osteólogos del MOLA ( Museum of London Archeology - Arqueología del Museo de Londres), y las pruebas científicas podrán revelar si la peste bubónica o algún otro tipo de epidemia fueron la causa de las muertes.”

Este cementerio, que se remonta al año 1569 y estuvo en uso hasta la década de 1730, fue descubierto en el 2013 en el curso de las excavaciones previas a la construcción del túnel de 13 millas para el nuevo tren de alta velocidad Crossrail, que recorrerá en el futuro el subsuelo del centro de Londres.

Cráneos hallados en la calle Liverpool de Londres. Pertenecen a individuos adultos que vivieron en la época romana. (Foto: Crossrail)

Cráneos hallados en la calle Liverpool de Londres. Pertenecen a individuos adultos que vivieron en la época romana. (Foto: Crossrail)

Los funcionarios encargados de la construcción de la gran red ferroviaria subterránea que atravesará Londres en el futuro publicarán las identidades de algunos de los miles de personas que fueron enterrados en el cementerio de Bedlam hace entre 400 y 500 años. Tras investigar los registros parroquiales, los responsables del proyecto Crossrail han hecho pública una fascinante base de datos online con los nombres, ocupaciones y causas de las muertes de muchos de los allí enterrados.

La base de datos con los nombres, identidades y ocupaciones de unas 5.000 personas que fueron enterradas en el lugar puede consultarse aquí. Incluye detalles como quién vivía en Londres y quién no. Citamos el caso de una mujer que murió el 17 de Octubre de 1581:

‘una pobre mujer, que murió en la calle, por la peste, qué hacía o de dónde venía no lo sabemos. Está enterrada en el Nuevo Cementerio como así lo llamamos, que está junto a la iglesia.’

Otra mujer, Annis Johnson, murió por úlceras en las piernas. El registro del cementerio dice:

‘que había yacido en (casa de) Goodwife Cooleman como confesó hace tres semanas. Fue llevada a la celda y ahí murió. Siendo su edad de treinta años. Esposa de Thomas Johnson, de Edmonton’

Las personas enterradas en el camposanto de Bedlam, cuyo número podría llegar a 30.000, pertenecían en su mayor parte a las capas más bajas de la sociedad, y no podían por tanto permitirse un enterramiento adecuado. En algunas ocasiones, se les inhumaba allí cuando los cementerios de las iglesias estaban saturados por las muertes provocadas por la Peste Negra. Algunos de los difuntos no profesaban ninguna fe religiosa y por esta razón no se les enterraba en las habituales tumbas de los camposantos dependientes de una iglesia.

El cementerio de Bedlam fue el primero de Londres de la era Cristiana no asociado a ninguna iglesia de la ciudad. Quienes lo gestionaban no conservaban registros de los individuos allí enterrados, pero algunas parroquias sí que llevaban un registro de todos sus difuntos, incluidos aquellos eventualmente enterrados en Bedlam. Estos registros se encuentran ahora en los Archivos Metropolitanos de Londres.

Fundado en 1247, el célebre Hospital Real de Bethlem (“Bedlam”) fue la primera institución dedicada a la psiquiatría de Europa y posiblemente la instalación especializada en el cuidado y control de enfermos mentales más famosa de la época, hasta tal punto que la palabra bedlam ha sido durante largo tiempo sinónimo de caos y locura.

Ya han sido desenterrados unos 3.500 esqueletos, que están siendo examinados científicamente. Cuando estos trabajos finalicen los restos serán inhumados de nuevo en tierra consagrada.

“Esta investigación es una ventana abierta a uno de los más turbulentos períodos del pasado de Londres,” declaró Carver este mismo año. “Estas personas vivieron guerras civiles, la Restauración, las obras de Shakespeare, el nacimiento de la industria moderna, la peste y el Gran Incendio. Es un auténtico privilegio para nosotros poder hacer uso del proyecto de construcción más formidable de Europa para conocer más sobre este fascinante período de la historia.”

Alpargata del siglo XVI descubierta por los arqueólogos de Crossrail (Foto: Crossrail)

Alpargata del siglo XVI descubierta por los arqueólogos de Crossrail ( Foto: Crossrail )

Los arqueólogos han descubierto ya más de 10.000 objetos en los 40 emplazamientos en los que Crossrail está realizando las obras de construcción de la nueva red ferroviaria subterránea de Londres. Estos hallazgos abarcan un período de 55 millones de años.

Imagen de portada: arqueólogos de Crossrail excavan lo que parece ser una fosa común en el cementerio del hospital de Bedlam ( Foto: Crossrail )

Autor: Mark Miller

Traducción: Rafa García

Este artículo fue publicado originalmente en www.ancient-origins.net y ha sido traducido con permiso.

Next article