All  
Portada - Restos de las murallas serpentean por la colina Strongilovoúni, lugar donde se ubicaba la antigua ciudad griega recientemente descubierta. (Fotografía: El País/SIA/EFAK/YPPOA)

Descubierta en Grecia antigua ciudad perdida de hace 2.500 años

Se trata de una antigua ciudad griega, prácticamente desconocida y situada unos 300 kilómetros al norte de Atenas, llamada Vlochós y perteneciente a la Grecia Clásica. Es decir, una ciudad que surgió hace, al menos, 2.500 años.

Según los datos e informaciones publicados por el diario español ABC, la polis recién descubierta se situaba alrededor y sobre la colina Strongilovoúni, que forma parte de las grandes llanuras de Tesalia. Hasta ahora había pasado desapercibida porque los expertos creían que se trataba de un enclave sin importancia alguna, pero un equipo internacional de arqueólogos, pertenecientes a la Universidad de Gotemburgo en Suecia y la Universidad de Bournemouth del Reino Unido, ha comenzado a explorarla, y el hallazgo de nuevos vestigios correspondientes a diversos periodos históricos podría cambiar el concepto que se tenía de esta región hasta ahora.

Por su parte, desde el periódico español El País se describe que, entre los restos encontrados en la colina destacan la plaza de una ciudad y la cuadrícula de una calle que indican que se trataba de una gran urbe.

Restos de las murallas de la fortaleza y de las torres y puertas de la ciudad, visibles desde el aire. (Fotografía: ABC/SIA / Efak / YPPOA)

Restos de las murallas de la fortaleza y de las torres y puertas de la ciudad, visibles desde el aire. (Fotografía: ABC/SIA / Efak / YPPOA)

“El área que se encuentra dentro de la muralla mide más de 40 hectáreas. Como los restos son abundantes, nos gustaría registrarlos antes de comenzar cualquier excavación”, ha explicado Robin Rönnlund, estudiante de doctorado en Arqueología Clásica e Historia Antigua de la Universidad de Gotemburgo y director del trabajo de campo, en declaraciones recogidas por El País.

Asimismo, Rönnlund ha asegurado que la colina encierra muchos secretos puesto que han encontrado restos de torres, murallas y puertas de la ciudad, pero ha indicado asimismo que la mayoría de estos vestigios se encuentran aún enterrados. El objetivo del equipo es evitar las excavaciones y utilizar otros métodos como el radar de penetración de suelo para no dañar la zona. Además de las ruinas de la ciudad, el equipo ha encontrado fragmentos de cerámica y monedas que pueden ayudar a fechar la antigüedad de las ruinas. Según el investigador, lo que más les ha llamado la atención ha sido el tamaño del asentamiento y su pintoresca ubicación en las amplias llanuras de Tasalia:

“Los hallazgos más antiguos datan de alrededor de 500 años antes de Cristo, pero el auge de la ciudad parece estar entre el cuarto y tercer siglo antes de nuestra era. Parece que después fue abandonada, tal vez por la conquista romana de la zona. La ciudad antigua debe haber sido muy prominente y visible en toda la región”, ha añadido el investigador.

Uno de los restos de cerámica del siglo VI a. C. hallados en la colina Strongilovoúni de la región griega de Tesalia. (Fotografía: El País/SIA/EFAK/YPPOA)

Uno de los restos de cerámica del siglo VI a. C. hallados en la colina Strongilovoúni de la región griega de Tesalia. (Fotografía: El País/SIA/EFAK/YPPOA)

"Se sabe muy poco sobre las ciudades antiguas de la región y muchos investigadores han creído hasta ahora que Tesalia occidental formaba parte de un remanso sin importancia durante la antigüedad”, ha comentado Rönnlund, quien además ha preferido aclarar que los restos encontrados se conocen desde hace bastante tiempo por parte de las autoridades locales, por lo que los investigadores aseguran que aún queda mucho por descubrir en suelo griego.

Tan novedosa exploración forma parte del Proyecto Arqueológico de Vlochós (VLAP) y es una colaboración entre el Instituto Sueco de Atenas y el servicio arqueológico local de Karditsa. El trabajo de campo se realizó durante dos semanas a lo largo del pasado mes de septiembre con el objetivo de explorar los restos para comprobar su importancia.

Por otra parte, Rönnlund explicó que fue el año pasado cuando encontró el lugar, junto con un compañero suyo, mientras trabajaban en otro proyecto y que fue entonces cuando se dieron cuenta de su gran potencial, añadiendo que la zona oeste de Tesalia es muy rica en arqueología, como puede verse en el Museo Arqueológico local del Karditsa, y que los arqueólogos tanto griegos como extranjeros están trabajando duramente para lograr desvelar todos los secretos de este antiguo paraje.

La acrópolis de la ciudad recién descubierta apenas es visible durante un día nublado en las llanuras de Tesalia. (Fotografía: ABC/SIA / Efak / YPPOA)

La acrópolis de la ciudad recién descubierta apenas es visible durante un día nublado en las llanuras de Tesalia. (Fotografía: ABC/SIA / Efak / YPPOA)

En la cumbre y las laderas de la colina se han encontrado restos de torres, murallas y puertas de una ciudad que se extendía ocupando unas 40 hectáreas. Sin embargo, casi nada de la planta inferior es visible. También se han encontrado piezas cerámicas y monedas que pueden ayudar a datar la fecha concreta de la edificación de esta antigua ciudad.

“Hemos encontrado una plaza y una red de calles que indican que estamos ante toda un gran ciudad. El hecho de que nadie haya explorado nunca la colina es un misterio. Es posible que haya más restos en la proximidades”, ha apostillado por último el joven científico.

Imagen de portada: Restos de las murallas serpentean por la colina Strongilovoúni, lugar donde se ubicaba la antigua ciudad griega recientemente descubierta. (Fotografía: El País/SIA/EFAK/YPPOA)

Autor: Mariló T. A.

Siguiente Artículo