El ADN Neolítico Revela la Sorprendente Verdad de la Cultura Yamnaya en Europa | Ancient Origins España y Latinoamérica
All  
Vista superior del Dolmen de Oberbipp en Suiza, uno de los sitios de entierro más grandes del estudio, donde se estudiaron restos neolíticos, revelando pistas sobre la migración de la Cultura Yamnaya a Europa. Fuente: Urs Dardel / Archäologischer Dienst des Kanton Bern

El ADN Neolítico Revela la Sorprendente Verdad de la Cultura Yamnaya en Europa

La investigación genética ha revolucionado nuestra comprensión del pasado prehistórico de Suiza. Un grupo de investigadores ha llevado a cabo un estudio de genomas de individuos que vivieron en la era neolítica tardía. Descubrieron que un grupo más grande de inmigrantes de la Estepa Póntica cambió la composición genética del área. Sin embargo, este cambio fue gradual, y parece que las poblaciones más antiguas no se mezclaron con los recién llegados durante muchos siglos en la Suiza prehistórica y las regiones adyacentes.

Desde hace tiempo se sabe que los pastores, pertenecientes a la cultura Yamnaya de la región de la estepa póntica, en lo que ahora es Ucrania y el sur de Rusia, cambiaron la población de Europa Central en el período neolítico tardío.

La evidencia de esto se ha proporcionado en estudios del genoma y "la aparición del complejo de almacenes con cable de Europa Central y Oriental" en registros arqueológicos, informa Nature Communications. Sin embargo, hay muchas preguntas sobre este período. Heritage Daily informa que "exactamente cuándo llegaron estos nuevos pueblos y cómo se mezclaron con los europeos indígenas aún no está claro".

Genética de la Edad de Piedra

Para resolver este misterio, un equipo multinacional de investigadores de universidades de fama mundial, como la Universidad de Tübingen, la Universidad de Berna y el Instituto Max Planck, colaboraron en un proyecto para secuenciar el genoma de una muestra de individuos neolíticos.

Después de las pruebas preliminares de contaminación, se examinó una muestra de 96 individuos de la Edad de Piedra Tardía. Vinieron de "13 sitios neolíticos y de la Edad del Bronce Temprano en Suiza, el sur de Alemania y la región de Alsacia en Francia", informa el Instituto Max Planck. 

Restos encontrados en un sitio de excavación utilizado en el estudio, que ha revelado pistas sobre la migración de la Cultura Yamnaya a Europa. (Marianne Ramstein / Archäologischer Dienst des Kanton Bern)

Restos encontrados en un sitio de excavación utilizado en el estudio, que ha revelado pistas sobre la migración de la Cultura Yamnaya a Europa. (Marianne Ramstein / Archäologischer Dienst des Kanton Bern)

Las muestras se limpiaron primero en un laboratorio con luz UV. Luego se tomó material de los dientes y hueso petroso de las muestras y se disolvió en un líquido. Esto permitió que los genomas fueran secuenciados. Los datos de los procesos de secuenciación se analizaron adicionalmente utilizando una serie de paquetes de software.

Luego, se hizo una referencia cruzada de estos resultados con "399 genomas antiguos publicados del mismo período de Europa central y occidental, así como con individuos neolíticos de Anatolia y la estepa póntica", escribieron los investigadores en Nature Communications.

No mezcla repentina con los migrantes

Sobre la base de su análisis de los cambios en el genoma, pudieron identificar cuándo los nuevos inmigrantes de la Cultura Yamnaya de la Estepa Póntica-Caspiana cambiaron el perfil de la población europea. Los investigadores afirman en Nature Communications que detectaron "una llegada de ascendencia relacionada con pastores neolíticos tardíos de la estepa póntico-caspiana en Suiza ya en 2860–2460 a.C."

Estos resultados son incluso más tempranos que en otras partes de Europa, como Gran Bretaña, Alemania e Iberia. Esto podría permitir a los expertos comprender la naturaleza de la migración desde las estepas que cambiaron la demografía de Europa en la Edad de Piedra.

Representación de un jinete de la Cultura Yamnaya. Los pueblos llegaron a Europa desde la Rusia occidental moderna o desde Ucrania. (katiekk2/ Adobe Stock)

Representación de un jinete de la Cultura Yamnaya. Los pueblos llegaron a Europa desde la Rusia occidental moderna o desde Ucrania. (katiekk2/ Adobe Stock)

El estudio encontró que no hubo una mezcla repentina de los grupos preexistentes y los del Pontic-Steppe. Anja Furtwängler, de la Universidad de Tubinga, dijo a Heritage Daily que "notablemente, identificamos a varias mujeres sin ninguna ascendencia detectable relacionada con las estepas hasta 1000 años después de que esta ascendencia llegó a la región". Esto significaba que los dos grupos no se fusionaron en un espacio de años, lo que también indica algo sobre su sociedad. El Instituto Max Planck informa que esto "sugiere que la dispersión genética era un proceso complejo, que involucraba la mezcla gradual de sociedades paralelas, altamente estructuradas genéticamente".

Según su estudio, los investigadores creen que han demostrado que el grupo de la Estepa Póntica "era una población relativamente homogénea que ocupaba gran parte de Europa Central a principios de la Edad del Bronce", informa Heritage Daily.

Mientras que los miembros de la población de más edad, que descendían de cazadores-recolectores, continuaron existiendo también en la región y siguieron siendo un grupo genético distinto. Los grupos con ascendencia Pontic-Steppe probablemente vivían en las tierras bajas a lo largo de lagos y ríos, mientras que la población mayor vivía en las montañas.

Una ventana a la migración de la cultura Yamnaya a Europa

Estos hallazgos, así como un análisis de los isótopos femeninos, indican que la sociedad del neolítico tardío era "probablemente patrilocal", según Nature Communications. Este es uno donde los hombres permanecieron locales toda su vida y las mujeres casadas desde cierta distancia. El hecho de que las mujeres no tenían ascendencia de los inmigrantes del Pontic-Steppe, sugiere que había "sociedades paralelas que vivían cerca unas de otras", informa Nature Communications.

La secuenciación genética de los individuos está cambiando la forma en que vemos el recambio genético del período neolítico tardío. Sugiere que los grupos más antiguos continuaron sin mucha mezcla con los nuevos grupos y vivieron en sociedades paralelas durante siglos. Gracias a la secuenciación de los genomas, podemos comprender mejor la Europa prehistórica.

Imagen de portada: Vista superior del Dolmen de Oberbipp en Suiza, uno de los sitios de entierro más grandes del estudio, donde se estudiaron restos neolíticos, revelando pistas sobre la migración de la Cultura Yamnaya a Europa. Fuente: Urs Dardel / Archäologischer Dienst des Kanton Bern

Autor Ed Whelan

Siguiente Artículo