Portada - Vaso de Tántalo de plata descubierto en Vinkovci, Croacia, en el año 2012. Fuente: ©Damir Doracic, Museo Arqueológico de Zagreb

¿Artículo de broma o invitación a la moderación? Antiguo cuenco romano de plata servía para remojar a los más ávidos bebedores

Un cuenco romano de plata del siglo IV podría ser uno de los más antiguos artículos de broma conocidos. Parece a primera vista un vaso normal para beber, pero el desprevenido juerguista bebedor de vino al que se hubiera ofrecido este objeto en una fiesta se habría llevado sin duda una sorpresa muy poco agradable.

Esta pieza romana fue descubierta en Vinkovci, Croacia, en el año 2012, pero el Daily Mail informa de que el uso verdadero que se daba a este cuenco no fue descifrado hasta que fue examinado por el arqueólogo del Museo Británico Dr. Richard Hobbs. “Este es el ejemplo más antiguo de un artículo de broma, sin duda de los romanos,” comentaba para el Daily Mail el Dr. Richard Hobbs, comisario artístico de la Gran Bretaña romana en el Museo Británico.

Inquisitr informa de que el cuenco de plata tiene una tubería secreta colocada en su interior que comenzaría a drenar cualquier líquido vertido en él al alcanzar una cierta cantidad. Es posible también que este recipiente fuese especialmente diseñado para un propósito completamente diferente. Theodoros Karasavvas informaba para Ancient Origins de cómo este tipo de artefacto fue inventado por Pitágoras.

Conocida como Copa de Pitágoras, o Copa de la Codicia, ésta sería supuestamente una de las invenciones menos conocidas de Pitágoras. A diferencia de la intención bromista atribuida al Vaso de Tántalo romano recientemente estudiado, Karasavvas escribe sobre este objeto : “Según algunas tradiciones de Samos, Pitágoras creó esta copa para que se bebiera vino con moderación. En su interior había una línea que marcaba el nivel máximo de vino hasta el que podía llenarse. Un chorrito por encima de esta línea y la copa se vaciaba automáticamente a través de un agujero oculto en su base.”

Sección axial de una Copa de Pitágoras llenándose: en B, aún se puede beber de la copa, pero en C el efecto sifón provoca que la copa se vacíe. (Nevit Dilmen/CC BY SA 3.0)

Sección axial de una Copa de Pitágoras llenándose: en B, aún se puede beber de la copa, pero en C el efecto sifón provoca que la copa se vacíe. (Nevit Dilmen/ CC BY SA 3.0 )

“Podemos imaginar esto [el cuenco] pasando en una cena a un desprevenido invitado a quien le gustara beber, y a él sosteniéndolo y diciéndole a un esclavo que lo llenara de vino, y en algún momento todo derramándose encima de él,” indicaba el Dr. Hobbs para The Times .

El Vaso de Tántalo romano presentaba otro elemento irónico – la aparición de Tántalo. Al igual que la persona que intentaba beber del recipiente, Tántalo fue incapaz de saciar su sed. En el caso de Tántalo, su sed era el castigo de los dioses por su mala conducta en el Olimpo. Los dioses decidieron que Tántalo debería quedarse siempre con las ganas cuando alcanzaba la fruta por encima de su cabeza, o el agua que parecía engañosamente cercana a sus pies, pero se escurría cuando intentaba beber de ella.

“Tántalo y Sísifo en el Hades” (ca. 1850), pintura mural (ahora destruida) de la Niobidensaal (“Sala de los Nióbidas”), Neues Museum, Berlín, Alemania. (Dominio público)

“Tántalo y Sísifo en el Hades” (ca. 1850), pintura mural (ahora destruida) de la Niobidensaal (“Sala de los Nióbidas”), Neues Museum, Berlín, Alemania. ( Dominio público )

Como giro interesante de esta historia, el Dr. Hobbs cree que los bromistas dueños del Vaso de Tántalo podrían haber sido de hecho emperadores romanos. Concretamente, Hobbs menciona a Valentiniano I y a su hermano Valente como los posibles bromistas, ya que ambos nacieron en Vinkovci, donde fue descubierto el cuenco de plata.

El Vaso de Tántalo romano original se encuentra en Zagreb, por lo que el Dr. Hobbs se ha propuesto crear una réplica con la que poder realizar nuevas pruebas y análisis.

Ilustración del corte de una Copa de Pitágoras. (Fair Use)

Ilustración del corte de una Copa de Pitágoras. (Fair Use )

Se ha sugerido que el libro romano de chistes Filogelos – traducido como amante de la risa según la historiadora Mary Beard – es una de las mejores fuentes disponibles sobre lo que constituía el humor en la antigua Roma. Sin embargo, Reuters informa de que el chiste más antiguo conocido data del 1900 a.C. Se trata de un dicho sumerio: “Algo que nunca ha ocurrido desde tiempos inmemoriales; una mujer joven no se tiró un pedo en el regazo de su marido.”

Aunque suene un poco extraño en comparación con los chistes de hoy, la esencia del dicho sumerio podría de hecho ser bastante similar al humor moderno. Como señala el Dr. Paul McDonald , profesor de la Universidad de Wolverhampton:

“Los chistes han variado con el paso de los años, adoptando algunos de ellos el formato de pregunta y respuesta mientras otros son ingeniosos proverbios o acertijos. Lo que todos ellos comparten, sin embargo, es la voluntad de abordar tabúes y cierto grado de rebelión. El origen de los actuales juegos de palabras, chistes de rubias y humor escatológico se remonta en todos los casos a los chistes más antiguos. [...]”

Imagen de portada: Vaso de Tántalo de plata descubierto en Vinkovci, Croacia, en el año 2012. Fuente: ©Damir Doracic, Museo Arqueológico de Zagreb

Autor: Alicia McDermott

Este artículo fue publicado originalmente en www.ancient-origins.net y ha sido traducido con permiso.

Next article