Portada-Varegos-Bizancio.jpg

Vikingos en Bizancio: Los Varegos y sus Intrépidas Conquistas

Es relativamente bien conocido que los Vikingos fueron de los más grandes viajeros, comerciantes y mercenarios de la historia. Exploraron tierras muy lejanas, ya que se les atribuyen los descubrimientos de Norteamérica y Groenlandia, y sus nombres inspiraban temor en los corazones de muchos habitantes del continente europeo. Sin embargo, lo que en ocasiones resulta menos conocido, es hasta dónde llegó exactamente el largo brazo de los Vikingos. En realidad este pueblo alcanzó tierras tan alejadas al Este como Turquía y Rusia, culminando su influencia directa en la región con el nacimiento del Estado Rus de Kiev, que perduró hasta bien entrado el siglo XIII.

De acuerdo con la Primera Crónica Rusa , uno de los textos más importantes que da fe de la influencia Vikinga en Rusia, los Varegos—como los llamaban los griegos y Eslavos Orientales—se asentaron en Ladoga, Rusia, alrededor del año 755, y más tarde en la cercana Novgorod. De forma similar a como ocurría con los Vikingos Escandinavos, su colonización no fue en un principio pacífica, ya que exigían el pago de tributos a los pueblos que habían conquistado, Fineses Bálticos y Eslavos. Por esta razón, fueron inicialmente expulsados de Novgorod por cierto tiempo. No obstante, los acontecimientos dieron un giro interesante poco después. Fineses y Eslavos pronto empezaron a mostrar aprecio por las normas que los Varegos habían impuesto a sus comunidades, así que les rogaron que regresaran, trayendo sus normas consigo. Fue entonces cuando se tuvo noticia por primera vez del liderazgo de Rurik (830-870) de quien procede todo un linaje ruso.

Retrato del líder Rurik datado en 1672. (Wikimedia Commons)

Retrato del líder Rurik datado en 1672. ( Wikimedia Commons )

El primo de Rurik, Oleg, fue el responsable de la expansión de los Varegos desde Novgorod hacia el sur, conquistando finalmente Kiev en el año 882 y consolidando así el poder Varego en la región. Kiev se convirtió de este modo en capital de una  federación de estados Eslavos, denominada “Estado Rus de Kiev”. A Oleg le sucedió Vladimir el Grande, que fue testigo de la introducción del Cristianismo entre los Varegos y de su consiguiente conversión. Los descendientes de Rurik y Oleg siguieron rigiendo los designios del Estado de Kiev, lo cual conduciría finalmente a la fundación del Zarato de Rusia.

Bautismo y Cristianización de los Kievitas, cuadro de Klavdiy Lebedev, pintado antes de 1916 (Wikimedia Commons)

Bautismo y Cristianización de los Kievitas, cuadro de Klavdiy Lebedev, pintado antes de 1916 ( Wikimedia Commons )

A día de hoy, no nos sorprende que los Varegos fueran tan agresivos como sus predecesores del norte. Mientras que el deseo de los llamados Vikingos era expandir sus tierras y aumentar sus posesiones explorando el Atlántico y saqueando las Islas Británicas, una de las mayores prioridades de los Varegos fue acceder a las riquezas aun sin explotar de la Europa del Este. De hecho fueron tan enérgicos y persistentes en este propósito que entraron intencionadamente en guerra con los Bizantinos para poder saquearles en caso de salir vencedores.

Los Varegos eran una fuerza digna de tener en cuenta, ya que controlaban las dos rutas comerciales principales de su época que iban de Oriente a Occidente. La del Volga era una ruta del siglo IX que conectaba el norte de Rusia, conocido por los Varegos como Gardariki, y el Medio Oriente, al que llamaban Serkland. A través de ella se transportaban bienes y riquezas del Mar Báltico al Mar Caspio, y siguió siendo la forma principal de transporte y comercio hasta que disminuyó la producción de plata en el siglo XI. En ese momento, la Ruta del Dnieper, que iba desde el Mar Negro hasta la capital de Bizancio, Constantinopla, tomó el relevo, ya que al seguir un camino directo hacia la capital proporcionaba una mayor protección contra la amenaza de los Turcos.

 Mapa-Eslavos-Orientales

Mapa del territorio Europeo habitado por tribus Eslavas Orientales en los siglos VIII y IX. Mapa realizado en el 2010 por SeikoEn. ( Wikimedia Commons )

Cuando la Edad de los Vikingos tocó a su fin, Europa del Este vio como declinaba la influencia Escandinava en su región, y los Varegos empezaron a ser asimilados y a mezclarse con la población nativa. Para cuando caía el Rus de Kiev en 1240 a manos de los Mongoles, los Varegos habían acabado por ser imposibles de diferenciar de los nativos Eslavos. A pesar de esta fusión de etnias, es importante recalcar la distinción entre Vikingos y Varegos para una mejor comprensión de su impacto en la historia de Rusia.

Imagen de portada: La Invitación de los Varegos: Rurik y sus hermanos Sineus y Truvor arriban a las tierras de los Eslavos del Ilmen en Staraya Ladoga. Pintado antes de 1913 por Viktor.M.Vasnetsov. ( Wikimedia Commons )

Autor: Robin Whitlock

Traducción: Rafa García

Este artículo fue publicado originalmente en http://www.ancient-origins.net y ha sido traducido con permiso.

 

Fuentes:

 Cross, Samuel Hazzard y Olgerd P. Sherbowitz-Wetzor. The Russian Primary Chronicle: Laurentian Text (Medieval Academy of America: NY, 2012.)

D'Amato, Raffaele y Giuseppe Rava. The Varangian Guard 988-1453 (Men-at-Arms) (Osprey Publishing: Oxford, 2010.)

Davidson, H.R. Ellis. The Viking Road to Byzantium (George Allen & Unwin Ltd.: London, 1976.)

Duczko, Wladyslaw. Viking Rus: Studies on the Presence of Scandinavians in Eastern Europe (Brill: Leiden, 2004.)

Winroth, Anders. The Age of the Vikings (Princeton University Press: Princeton, 2014.)

"Suggested Chronology of Events in the pre-Kievan and early Kievan Periods." University of Washington. http://faculty.washington.edu/dwaugh/hstam443/K-chron2.html

Next article