Portada - “El estandarte del León Dorado, del recientemente anexionado reino de Rus, en la batalla de Grunwald”. (CC BY-SA 3.0)

La batalla de Grunwald: un ejército polaco-lituano derrota a los caballeros de la Orden Teutónica

En épocas medievales, el Reino de Polonia y el Gran Ducado de Lituania tenían como principal enemigo a la Orden Teutónica. Una de las batallas más importantes entre estos ejércitos tuvo lugar el 15 de julio del año 1410.

En la mañana de ese día, dos grandes ejércitos se encontraban frente a frente en el campo de batalla. Uno de ellos estaba comandado por el Gran Maestre de la Orden Teutónica, Urlich von Jungingen. Sus rivales eran las fuerzas combinadas del Reino de Polonia y el Gran Ducado de Lituania, encabezadas por el rey Władysław Jagiełło y su hermano Vitautas. Según las crónicas, era un día cálido y soleado. La batalla transcurrió en apenas unas horas, pero las bajas fueron muy numerosas. Al caer la tarde, el campo de batalla se encontraba lleno de cadáveres. En las estadísticas aportadas por los historiadores se afirma que la Orden Teutónica perdió entre 200 y 400 Caballeros Teutónicos y otros 8.000 guerreros, mientras que sus enemigos perdieron entre 4.000 y 5.000 soldados. Pero una investigación más reciente sugiere un número de bajas diferente.

La batalla más terrible de la región

La batalla de Grunwald también es conocida como Primera Batalla de Tannenberg y Batalla de Žalgiris. El campo de batalla se encontraba en el territorio del estado monástico de la Orden Teutónica, en las llanuras comprendidas entre tres localidades: Stębark (Tannenberg), Łodwigowo (Ludwikowice, Lidwigsdorf), y Grunwald.

Territorio del Estado de la Orden Teutónica; las localizaciones y fechas de las batallas más importantes, incluida la batalla de Grunwald, aparecen indicadas por espadas cruzadas de color rojo. (CC BY-SA 3.0)

Territorio del Estado de la Orden Teutónica; las localizaciones y fechas de las batallas más importantes, incluida la batalla de Grunwald, aparecen indicadas por espadas cruzadas de color rojo. ( CC BY-SA 3.0 )

La batalla fue el resultado de una larga guerra entre los dos bandos enfrentados. La Orden Teutónica llegó a Prusia en el año 1230, y sus caballeros conquistaron este territorio junto con otras regiones que pertenecían al Gran Ducado de Lituania y el Reino de Polonia. La guerra con la Orden Teutónica dio comienzo en el año 1409 con el levantamiento que tuvo lugar en Samogitia, región ocupada por los caballeros teutónicos. La rebelión fue instigada por las tropas de Vitautas.

Cuando el conflicto se recrudeció, Jungingen solicitó al rey de Polonia que se mantuviera al margen y no apoyara a Lituania. Jagiełło se negó, por lo que el Gran Maestre decidió atacar el reino de Polonia. La Orden Teutónica arrasó el castillo de Dobrzyń nad Wisłą y capturó Bobrowniki y algunas otras ciudades. Los intentos de negociar con la Orden Teutónica fracasaron, por lo que ambos bandos se prepararon para la batalla.

Las fuerzas polaco-lituanas tenían su estrategia lista desde finales del año 1409. El rey de Polonia y el Gran Duque de Lituania decidieron que sus ejércitos atacarían el más importante castillo y la capital de la Orden Teutónica: Marienburg (Malbork). Sin embargo, las acciones de las fuerzas teutónicas finalmente acabaron desembocando en la batalla que se produjo en la llanura cercana a Grunwald.

Mapa de los movimientos de los ejércitos en la campaña de Grunwald. En rojo, las fuerzas teutónicas. En verde, el ejército polaco-lituano. (CC BY-SA 3.0)

Mapa de los movimientos de los ejércitos en la campaña de Grunwald. En rojo, las fuerzas teutónicas. En verde, el ejército polaco-lituano. ( CC BY-SA 3.0 )

La batalla dio comienzo a causa de un incidente diplomático. Según Jan Długosz, que ejerció como secretario del obispo de Cracovia y escribió sobre la batalla de Grunwald 60 años más tarde:

Mikolai, vicecanciller del reino de Polonia, habiendo recibido la orden real, acudió a las columnas de abastecimiento, y el rey decidió ajustarse el yelmo y marchar hacia la batalla. Súbitamente, fueron anunciados dos heraldos, conducidos bajo la protección del rey de Polonia a fin de evitar un acto de agresión. Uno de ellos, del rey del Sacro Imperio Romano, lucía un águila negra sobre campo dorado en su escudo de armas, mientras que el otro, del duque de Szczecin, un grifo rojo sobre campo blanco. Salieron del ejército enemigo empuñando sus espadas desenvainadas y solicitando ser llevados ante la presencia del rey. El Gran Maestre prusiano Ulrich les había enviado ante el rey Władysław, añadiendo la arrogante orden de incitar al rey a dar comienzo a la batalla sin demora y disponerse a combatir.

Resulta imposible contabilizar el número de guerreros de ambos ejércitos. Sin embargo, los historiadores sugieren que podría haber unos 21.000 en el bando teutónico y quizás 29.000 entre los aliados polaco-lituanos. El Gran Maestre de la Orden Teutónica perdió la vida en el transcurso de la batalla: fue enterrado en el castillo de Marienburg. Con el tiempo, Grunwald se convirtió en una de las pocas batallas de esta región de Europa consideradas importantes, aunque la historia la describe de forma algo diferente.

Lituanos combatiendo contra Caballeros Teutónicos (bajorrelieve). (Public Domain)

Lituanos combatiendo contra Caballeros Teutónicos (bajorrelieve). ( Public Domain )

El poder de la propaganda

La batalla de Grunwald es uno de los acontecimientos más populares de la historia polaca. Se convirtió de hecho en uno de los símbolos de la valentía y el triunfo de los polacos. Tras la batalla, los ejércitos se volvieron a enfrentar ante los muros del castillo de Malbork (Marienburg en alemán). El asedio de Marienburg tuvo lugar entre el 25 de julio y el 19 de septiembre del año 1410, y concluyó con la derrota del ejército polaco-lituano. Marienburg es en la actualidad el mayor castillo medieval de ladrillo del mundo, y es Patrimonio Mundial de la UNESCO.

Castillo de Malbork (Marienburg) desde la orilla opuesta del Nogat. (CC BY-SA 3.0)

Castillo de Malbork (Marienburg) desde la orilla opuesta del Nogat. ( CC BY-SA 3.0 )

Por otro lado, muchos ensayos y libros modernos identifican al comandante de las fuerzas polaco-lituanas como el rey Władysław II Jagiełło, conocido también como Jogaila. No obstante, antes de la Segunda Guerra Mundial los historiadores aseguraban que quien encabezaba el ejército aliado era Vitautas el Grande, conocido también como Witold Kiejstutowicz, hermano de Jogaila y Gran Duque de Lituania. Jogaila no era un gran guerrero, pero sí un buen rey. Por otro lado, Vitautas era conocido por su carisma y capacidad de liderazgo.

La pintura más famosa relacionada con la historia de la batalla es una obra monumental de Jan Matejko. Matejko vivió en el siglo XIX, y en el centro de su pintura colocó a Vitautas, no a Jogaila. El artista presenta al Gran Duque de Lituania como si fuera el corazón del ejército aliado, mientras que Jogaila ni siquiera aparece en el cuadro.

La escena que aparece en esta pintura coincide con las teorías de los historiadores de la Universidad Jaguelónica, que sugieren que en la batalla de Grunwald las tropas polaco-lituanas estuvieron comandadas por el duque lituano Vitautas, que habría vencido en la contienda gracias a sus habilidades y estrategia. Después de la Segunda Guerra Mundial, una nueva corriente de historiadores empezó a escribir acerca de su convicción sobre el importante papel desempeñado por Jogaila en la batalla, creando de este modo una historia que recuerda más a una leyenda o a un relato de propaganda. A pesar de todo, un puñado de investigadores aún sigue luchando por descubrir la verdad histórica de esta batalla.

La Batalla de Grunwald, óleo de Jan Matejko (1878). (Public Domain)

La Batalla de Grunwald, óleo de Jan Matejko (1878). ( Public Domain )

El poder de la leyenda

Todos los años, los polacos organizan una recreación de la batalla cerca de Grunwald. Se trata de uno de los más importantes eventos del verano relacionados con la historia de Polonia. Algunos días más tarde tiene lugar un acto similar en Malbork. En ocasiones el invitado principal de las celebraciones es el actual Gran Maestre de la Orden Teutónica, residente en Viena (Austria).

En las llanuras de Grunwald hay un museo dedicado a la batalla, y los investigadores aún siguen buscando en el lugar tumbas y restos de los guerreros que combatieron en ella. Cerca de la capilla que se encuentra en el propio campo de batalla se ha descubierto un enterramiento de este tipo. Sin embargo, aún quedan muchos secretos por desenterrar relacionados con la batalla de Grunwald.

Monumento a la Batalla de Grunwald erigido en Cracovia con motivo del 500 aniversario de la batalla. Fue destruido por los alemanes durante la Segunda Guerra Mundial y reconstruido en el año 1976. (CC BY 2.0)

Monumento a la Batalla de Grunwald erigido en Cracovia con motivo del 500 aniversario de la batalla. Fue destruido por los alemanes durante la Segunda Guerra Mundial y reconstruido en el año 1976. ( CC BY 2.0 )

Imagen de portada: “El estandarte del León Dorado, del recientemente anexionado reino de Rus, en la batalla de Grunwald”. ( CC BY-SA 3.0 )

Autor: Natalia Klimczak

Este artículo fue publicado originalmente en www.ancient-origins.net y ha sido traducido con permiso.

 

Fuentes:

M. Jucas, Grunwald 1410, 2010.
S. Ekdahl, Grunwald 1410, 2010.
S. Jóźwiak, K. Kwiatkowski, S. Szybkowski, Wojna Polski i Litwy z Zakonem Krzyżackim w latach 1409-1411 , 2010.
S. Kuczyński, Wielka Wojna z Zakonem Krzyżackim w latach 1409-1411 , 1960.
M. Biskup, G. Labuda, Dzieje Zakonu Krzyżackiego w Prusach , 1986.
Bitwa pod Grunwaldem w historii i tradycji Polski i Litwy , Tadeusz Grabarczyk, disponible en:
https://www.academia.edu/6931269/Bitwa_pod_Grunwaldem_w_historii_i_tradycji_Polski_i_Litwy._Annales_Universitatis_Paedagogicae_Cracoviensis_vol._99

The Battle of Tannenberg or Grunwald in 1410, according to Jan Dlugosz, disponible en:
http://www.deremilitari.org/RESOURCES/SOURCES/dlugosz.htm

Next article