All  
La imagen muestra el trabajo de excavación del Proyecto Qubbet-el Hawa de la Universidad de Jaén, durante el cual se han descubierto evidencias de un antiguo tratamiento ginecológico.

Restos de un tratamiento ginecológico de 4.000 años descubiertos en Egipto

La ginecología es la "ciencia de la mujer" y el término que se le da a la disciplina médica moderna que se enfoca en el sistema reproductivo femenino. El médico del siglo XIX James Marion Sims desarrolló nuevas herramientas y fue pionero en técnicas quirúrgicas para la salud reproductiva de las mujeres. Pero, aunque a menudo se le atribuye a Sims el "padre de la ginecología moderna", un descubrimiento reciente hecho en una tumba egipcia de un tratamiento ginecológico lo convierte en un recién llegado en lo que es un campo médico profundamente antiguo.

Modelo 3D de las tumbas de Qubbet-el Hawa creado mediante un proceso de escaneado y digitalización que el equipo ha estado realizando desde 2014. (Proyecto Qubbet-el Hawa)

Modelo 3D de las tumbas de Qubbet-el Hawa creado mediante un proceso de escaneado y digitalización que el equipo ha estado realizando desde 2014. (Proyecto Qubbet-el Hawa)

Necrópolis de las élites del sur de Egipto

La necrópolis de Qubbet el-Hawa se encuentra en una ladera en West-Aswan, al sur de la aldea nubia de Gharb  Aswan. Qubbet el-Hawa, que consta de cuatro niveles de magníficas tumbas excavadas en la roca, estaba reservado para el entierro de los funcionarios de más alto rango de Elefantina, que fue el principal centro urbano de la Primera dinastía del Alto Egipto desde mediados de la Sexta Dinastía en adelante.

 Gracias al descubrimiento en Egipto de biografías de dignatarios tallados en las fachadas de la tumba, que detallan la vida de los más altos funcionarios que controlaban la provincia más meridional de Egipto, se sabe mucho acerca de este sitio. Ahora, los investigadores de esta antigua necrópolis de élite han descubierto evidencia de un tratamiento ginecológico realizado a una mujer que murió alrededor del año 1800 a. C.

El equipo encontró evidencia de un tratamiento ginecológico. Los restos humanos fueron descubiertos con un cuenco de cerámica entre sus piernas, que tiene restos quemados, lo que se considera evidencia de una antigua fumigación ginecológica. (Patricia Mora / Proyecto Qubbet-el Hawa)

El equipo encontró evidencia de un tratamiento ginecológico. Los restos humanos fueron descubiertos con un cuenco de cerámica entre sus piernas, que tiene restos quemados, lo que se considera evidencia de una antigua fumigación ginecológica. (Patricia Mora / Proyecto Qubbet-el Hawa)

Evidencia de tratamiento ginecológico antiguo

La anciana, conocida como Sattjeni, pertenecía a la élite egipcia en la ciudad de Elefantina. Investigadores del Proyecto Qubbet El-Hawa en Asuán, explicaron recientemente que los restos humanos fueron desenterrados junto con "un cuenco de cerámica que contenía restos quemados entre sus piernas, que originalmente había sido vendado".

Antropólogos de la Universidad de Granada colaboraron con los investigadores de la Universidad de Jaén (UJA) y confirmaron que la mujer había sufrido "una lesión traumática en la pelvis, quizás provocada por una caída, que debió provocar un dolor severo". La evidencia sugiere que los cirujanos egipcios se adhirieron a la guía de los papiros médicos en referencia a curar problemas ginecológicos y para aliviar su dolor sistémico, parece haber sido tratada "con fumigaciones".

Detalle de la tumba antigua bajo investigación. (Patricia Mora / Proyecto Qubbet-el Hawa)

Detalle de la tumba antigua bajo investigación. (Patricia Mora / Proyecto Qubbet-el Hawa)

Explorando las tradiciones ginecológicas del Antiguo Egipto

Estudiando las tumbas de la XII Dinastía en esta provincia egipcia que limita con Nubia, el equipo de investigadores de la Universidad de Jaén ha estado excavando en esta antigua necrópolis egipcia desde 2008. Alejandro Jiménez, profesor de Egiptología de la UJA y director del Qubbet el- Hawa Project, le dijo a El Comercio que este nuevo descubrimiento no es solo una rara evidencia tangible de un antiguo tratamiento ginecológico paliativo, único en la arqueología egipcia. Este avance es la primera evidencia de que las fumigaciones descritas en los papiros médicos contemporáneos se realizaron realmente.

Un artículo de 1994, titulado Ginecología y obstetricia en el antiguo Egipto, analizó fuentes bíblicas y arqueológicas relacionadas con la ginecología y la obstetricia en el antiguo Egipto. Los investigadores dijeron que "el conocimiento de anatomía era rudimentario, pero se practicaba un diagnóstico precoz del embarazo". Se sabe que los sacerdotes fabricaban mezclas de espermicidas para ayudar a la anticoncepción y que se había utilizado una silla de parto específicamente diseñada (silla obstétrica) desde la VI Dinastía. Además, se sabe que los egipcios fueron la primera civilización antigua en describir el prolapso de los órganos genitales.

Vista de Qubbet el-Hawa y el Nilo en primer plano, la ubicación de la antigua nectópolis investigada por el equipo de la Universidad de Jaén. (Silar / CC BY-SA 3.0)

Vista de Qubbet el-Hawa y el Nilo en primer plano, la ubicación de la antigua nectópolis investigada por el equipo de la Universidad de Jaén. (Silar / CC BY-SA 3.0)

Planes de salud ginecológica para ricos 

Qubbet el-Hawa no solo contiene información sobre las instalaciones médicas y los tratamientos que se ofrecen a las élites súper ricas del antiguo Egipto, sino que también habla de las interacciones entre Egipto y su vecina Nubia. Según los registros tallados descubiertos en este sitio, un funcionario de Elefantina llamado Heqaib, que vivió en la segunda mitad del reinado de Pepy II (c 2278-2184 a. C.), fue "deificado después de su muerte". Convertirse en Dios, póstumamente, fue un episodio social de excepcional importancia y los historiadores creen que esto ocurrió como consecuencia de una crisis en la corte real con Nubia al final del Imperio Antiguo y principios del Primer Período Intermedio.

El dios Heqaib tenía un hijo autoproclamado, Sarenput I, que controlaba el sur de Egipto a principios de la XII Dinastía. Declarándose a sí mismo hijo del dios Heqaib, Sarenput I inauguró la dinastía y gobernó desde su centro político en Elefantina. Durante más de siglo y medio, su familia construyó sus complejos funerarios y tumbas en Qubbet el-Hawa. La mayoría de las tumbas fueron excavadas entre finales del siglo XIX y principios del XX, pero sus pozos funerarios, así como muchas tumbas no decoradas, no fueron excavadas hasta 2008 por el proyecto de la Universidad de Jaén.

Imagen de portada: La imagen muestra el trabajo de excavación del Proyecto Qubbet-el Hawa de la Universidad de Jaén, durante el cual se han descubierto evidencias de un antiguo tratamiento ginecológico. Fuente: Patricia Mora / Proyecto Qubbet-el Hawa

Autor: Ashley Cowie

Siguiente Artículo