All  
 Portada-Una de las rocas del eclipse de Loughcrew.jpg

Los Antiguos Celtas de Irlanda Fueron los Primeros en Marcar un Eclipse en la Piedra

Hace más de 5.000 años, alguien en Irlanda graba la representación de un eclipse sobre tres piedras en un monumento megalítico—el primer registro de un eclipse solar conocido, según los expertos. Los investigadores han observado que los rayos del sol inciden en una de las cámaras de este monumento de County Meath durante los días correspondientes a las antiguas festividades célticas de Samhain (1 de Noviembre) e Imbolc (2 de Febrero)

El IrishCentral informa:

Nuestros antiguos ancestros irlandeses grabaron imágenes de un antiguo eclipse en piedras gigantes hace más de 5.000 años, el 30 de Noviembre del año 3340 a. C. para ser exactos. Este es el eclipse de sol registrado más antiguo conocido de la historia. Los petroglifos han sido descubiertos en el “Cairn L” de la Edad de Piedra, sobre Carnbane West, Loughcrew, en las cercanías de Kells, en el condado de Meath. El paisaje de suaves colinas redondeadas propio de la zona está plagado de monumentos Neolíticos. Algunos dicen que había originalmente al menos de 40 a 50 monumentos en el lugar, aunque otros aseguran que su número se acercaba más a los 100.

El “Cairn L” ha sido mencionado en un artículo de la revista Astronomy Ireland: “El más Antiguo Eclipse Registrado Conocido en Irlanda Hace 5335 Años.” En él podemos leer que en el Neolítico Irlandés los sacerdotes astrónomos registraron ciertos eventos sobre la superficie de estas tres piedras relacionadas con el eclipse, como se aprecia desde su ubicación.

Los investigadores Jack Roberts y Martin Brennan descubrieron que el sol ilumina la cámara en la que se encuentran estos monumentos el 1 de Noviembre y el 2 de Febrero, días de antiguas festividades paganas, que junto con el 1 de Mayo y el 1 de Agosto señalaban las fechas a mitad de camino entre solsticios y equinoccios.

Eclipse solar del 20 de Mayo del 2012

Eclipse solar del 20 de Mayo del 2012 (Foto: Brocken Inaglory/Wikimedia Commons)

El 1 de Noviembre señala el final del verano, que es lo que significa Samhain. Los antiguos Celtas consideraban Samhain como el principio del invierno. Los Cristianos lo llaman el Día de Todos los Santos.

El 2 de Febrero, o Imbolc, marca el punto medio entre el solsticio de invierno y el equinoccio de primavera. Fue más tarde celebrado por los Cristianos como la festividad de la Virgen de la Candelaria y en Irlanda como el día de Santa Brígida. Los Celtas lo llamaban el Festival de las Luces y encendían todas las velas, lámparas y faroles de la casa para conmemorar el renacimiento del sol. Los Cristianos también celebraban con luces este día de Febrero. Se encendían velas en las iglesias para conmemorar la presentación de Jesucristo en el templo de Jerusalén.

Por su parte, los Irlandeses lo llamaban Imbolc (“leche del cordero”) ya que era en ese momento cuando daba comienzo la estación en la que nacían los corderos.

“Este día también era llamado Brigantia por la deidad céltica femenina de la luz del mismo nombre, destacando el hecho de que el sol estaba en ese momento a mitad de camino en su avance desde el solsticio de invierno hasta el equinoccio de primavera,” explica Alamanac.com

Unos ángeles toman en sus brazos a Santa Brígida, la versión Católica de la antigua diosa céltica de la luz Brigantia- obra de John Duncan

Unos ángeles toman en sus brazos a Santa Brígida, la versión Católica de la antigua diosa céltica de la luz Brigantia, para llevarla a Belén a adorar al Cristo recién nacido, obra de John Duncan (Sofi/Flickr)

También se llama a Imbolc el día de Brígida. Brígida significa “La Brillante”. Esta diosa del sol, que se incorporó más tarde a la nómina de santos Católicos, regía sobre la forja y el fuego del hogar, los cultivos, el ganado y la naturaleza y también inspiraba habilidades propias de las artes y oficios sagrados, según Celticatlanta.com.

Irish Central informa de que mucha gente cree que los Celtas inventaron el Festival de las Luces para dar la bienvenida al eclipse. También se cree que pudieron ser capaces de predecir cuándo tendría lugar este fenómeno astronómico.

Brennan y Roberts apuntaron asimismo que el sol bien pudo no iluminar la cámara los días de Samhain e Imbolc del año 3340 a. C., cuando los celtas la construyeron.

Además, ambos observaron el 26 de agosto de 1980 la luz de la luna llena iluminando el final del cairn, en un lugar en el que incidía sobre una marca en forma de copa grabada sobre la piedra. Seguidamente, al ir moviéndose la luz de un lado a otro de la cámara, iluminaba la parte inferior de la “Piedra Susurrante”.

“El eclipse del 3340 a. C. es el único que encaja cronológicamente de entre la lista de 92 eclipses de sol históricos identificados por el experto arqueoastrónomo Irlandés Paul Griffin,” leemos en el Irish Central. “Sin la tecnología de la que disponen nuestros modernos expertos, los antiguos Irlandeses eran capaces de erigir estas complejas estructuras, que no solo han soportado el paso del tiempo durante 5.000 años, sino que fueron  construidas con tal exactitud que aún continúan realizando sus funciones astronómicas a día de hoy.”

Dentro del Cairn L hay un alto pilar de piedra caliza llamado “Piedra Susurrante”, de 2 metros de altura. Según el Irish Central tanto la cámara como el cairn se construyeron para alojar a esta piedra.

Imagen de portada: Una de las rocas del eclipse de Loughcrew  (IrishCentral)

Autor: Mark Miller

Traducción: Rafa García

Este artículo fue publicado originalmente en www.ancient-origins.net y ha sido traducido con permiso.

Siguiente Artículo