Portada - Principal: Túmulo funerario de Sutton Hoo (Public Domain). Detalle: Réplica de máscara anglosajona descubierta en Sutton Hoo (Bill Tyne / Flickr)

Desenterrado palacio real anglosajón cercano al antiguo cementerio de Sutton Hoo

Un equipo de arqueólogos cree haber desenterrado un olvidado palacio real anglosajón situado a solo 6 kilómetros del famoso yacimiento arqueológico de Sutton Hoo.

Según la BBC, los investigadores llevan ya tiempo trabajando en la zona de Rendlesham cercana al antiguo cementerio de Sutton Hoo, conocido por su intacto barco funerario, su magnífico casco anglosajón y su tesoro de piezas ornamentadas de gran relevancia, tanto histórica como arqueológica. Este cementerio es uno de los más famosos descubrimientos realizados jamás en Gran Bretaña.

Réplica de máscara anglosajona descubierta en Sutton Hoo (Bill Tyne / Flickr)

Réplica de máscara anglosajona descubierta en Sutton Hoo ( Bill Tyne / Flickr )

Faye Minter, coordinadora del proyecto, ha informado de que su equipo ha descubierto los restos de una estructura de 23 por 9 metros que podría haber sido en el pasado un palacio real o salón del trono. Minter ha explicado que es posible que haya en la zona otros enterramientos de la realeza similares a Sutton Hoo, excavado por primera vez en 1939 y datado en el siglo VII. El yacimiento comprende unos 20 túmulos funerarios, y las excavaciones revelaron muchos tesoros fascinantes e impresionantes. Esta vez, los investigadores esperan descubrir aún más enterramientos, localizados posiblemente en las márgenes del río Deben. Minter, de la Unidad Arqueológica del Consejo del Condado de Suffolk, ha sugerido que el “palacio” recientemente descubierto podría ser el descrito por Beda el Venerable, que dataría del siglo VIII.

Túmulo funerario de Sutton Hoo (Public Domain)

Túmulo funerario de Sutton Hoo ( Public Domain )

“Hemos descubierto lo que creemos que es un salón del trono anglosajón, que podría ser el propio palacio, por llamarlo de alguna forma,” afirma Faye Minter en declaraciones recogidas por la BBC. “Estamos convencidos de haber descubierto un asentamiento de mucha categoría de la realeza, y supongo que sería más bien un gran salón del trono y no lo que nos vendría a la mente al pensar en un palacio.”

Como han anunciado los investigadores durante la conferencia celebrada en Bury St Edmunds, los restos del palacio ocupan una superficie de 50 hectáreas, y fueron descubiertos gracias al análisis de fotografías aéreas y a estudios geofísicos.

Esta imagen obtenida mediante LIDAR (Laser Imaging Detection and Ranging, tecnología de toma de imágenes mediante escáner láser aerotransportado) nos muestra las zonas principales del asentamiento anglosajón de Rendlesham, incluida el área residencial principal. (Servicio Arqueológico de Suffolk)

Esta imagen obtenida mediante LIDAR (Laser Imaging Detection and Ranging, tecnología de toma de imágenes mediante escáner láser aerotransportado) nos muestra las zonas principales del asentamiento anglosajón de Rendlesham, incluida el área residencial principal. (Servicio Arqueológico de Suffolk)

Hasta ahora han sido descubiertos en Rendlesham unos 4.000 objetos, entre los que hay intrincadas piezas metálicas, pesas y monedas. Sin embargo, solo unos 1.000 de ellos son realmente anglosajones. Según la Dra. Helen Geake, del Museo Británico, el descubrimiento del palacio supuso un momento “realmente apasionante”. Los investigadores suponen que podría haber unos pocos palacios o salones del trono más como éste esparcidos por la zona. En aquellos tiempos el rey visitaba su reino a fin de demostrar su poder, magnificencia y carisma, y justificar además las razones de su pueblo para seguirle. Por esta razón, parece lógico que tuviera numerosos palacios como base de operaciones en su área de influencia.

La Gran Hebilla, magnífica pieza de oro descubierta en Sutton Hoo (Public Domain)

La Gran Hebilla, magnífica pieza de oro descubierta en Sutton Hoo ( Public Domain )

Se trata de un nuevo y sorprendente descubrimiento relacionado con los antiguos anglosajones. De forma similar, en abril del 2016 Natalia Klimczak informaba en Ancient Origins sobre el inesperado descubrimiento de un cementerio anglosajón:

“Se ha descubierto un conjunto de más de 40 esqueletos durante la construcción de unos nuevos servicios para los feligreses de una iglesia de Hildersham, Cambridge, Reino Unido. La antigüedad de los restos es de aproximadamente 900 años.

Según la BBC , estos enterramientos han sido datados entre los siglos XI y XII. Algunas de las tumbas se encuentran 45 centímetros por debajo del camino que lleva a la iglesia de la Trinidad (Holy Trinity Church) . Se cavaron las tumbas en el interior de la capa de creta, y los cuerpos fueron depositados directamente en la cavidad excavada. La mayoría de los esqueletos pertenecían a adultos, aunque cinco de los individuos eran niños. Los investigadores han examinado 19 esqueletos datados en los siglos IX o X, anteriores a la construcción de la iglesia en algunos siglos, dejando 24 de las tumbas intactas.

Se ha dicho de las tumbas que son anglosajonas, aunque los expertos de la Unidad Arqueológica de la Universidad de Cambridge que han examinado el yacimiento dataron los huesos en los siglos XI o XII. Hasta que se realizó el descubrimiento, no había prueba alguna de la existencia de un cementerio en esta zona. Los investigadores creen que las tumbas pertenecieron a campesinos que habrían vivido en el exterior de las murallas de lo que probablemente fuese una iglesia anglosajona.

En el transcurso de las excavaciones , se almacenaban los huesos en el depósito de cadáveres de la funeraria del pueblo durante la noche. Al finalizar los trabajos, se enterraron los esqueletos en una nueva tumba. Se celebró un funeral justo antes del día de Navidad del 2015, y los aseos se acabaron de construir poco después.”

Imagen de portada: Principal: Túmulo funerario de Sutton Hoo ( Public Domain ). Detalle: Réplica de máscara anglosajona descubierta en Sutton Hoo ( Bill Tyne / Flickr )

Autor: Natalia Klimzcak

Este artículo fue publicado originalmente en www.ancient-origins.net y ha sido traducido con permiso.

Next article