Portada-Este podio escalonado ya había sido parcialmente excavado hace unos 100 años, pero ahora un equipo de arqueólogos ha conseguido desenterrarlo en su totalidad. Su posible finalidad siglos atrás sigue siendo por ahora un misterio. (Foto: Shai Halevy, Autoridad de Antigüedades de Israel)

Descubierto cerca del Monte del Templo de Jerusalén un podio de piedra con forma de pirámide escalonada cuya función se desconoce

Se ha descubierto recientemente una pirámide de piedra escalonada de unos 2 metros de altura en unas excavaciones realizadas en la Ciudad de David (también conocida como Jebús), y los arqueólogos están ahora especulando sobre cuál podía ser su posible función. Según dicen, estos escalones, a diferencia de cualquier otra estructura conocida de Jerusalén, posiblemente fueran un podio, y lo argumentan citando otras construcciones de piedra similares mencionadas en el Talmud que se utilizaban para subastar esclavos o recoger objetos perdidos. 

La Autoridad de Antigüedades de Israel ha anunciado el hallazgo esta semana en una nota de prensa. Las excavaciones, dirigidas por Nahshon Szanton y el Dr. Joe Uziel, se están llevando a cabo cerca del Segundo Templo y la Piscina de Siloé, mencionados ambos tanto en el Antiguo como en el Nuevo Testamento.

Los arqueólogos encontraron además docenas de piezas cerámicas de gres, tanto fragmentadas como enteras, y algunos objetos de vidrio al pie del podio.

Szanton y Uziel afirman en su declaración:

“La estructura que ha quedado al descubierto es única. Para datarla aún necesitaremos realizar más hallazgos en las numerosas excavaciones que se están llevando a cabo en la actualidad en las calles de Jerusalén, y hasta donde sabemos, también fuera de ella. Por esta razón, su función exacta  constituye un enigma por el momento. Esta estructura está construida sobre la calle, en un lugar claramente visible desde lejos por los transeúntes que caminando en dirección al Templo. Creemos que se trataba de una especie de podio monumental que atraía la atracción de las gentes que caminaban por la arteria principal de la ciudad. Sería muy interesante saber qué uso se le daba hace 2.000 años. ¿Se empleaba para anunciar mensajes del gobierno a los ciudadanos? Quizás noticias o rumores, o también es posible que se utilizara para predicar a los ciudadanos o amonestarles – por desgracia lo desconocemos.”

Szanton y Uziel explicaron que hace aproximadamente un siglo dos arqueólogos británicos desenterraron parte del podio y pensaron que sus escalones probablemente condujeran en el pasado a alguna vivienda cuya entrada hubiera estado justo delante.

El Talmud, compuesto de textos rabínicos, expone e interpreta la Ley judía. En el anuncio realizado por la Autoridad de Antigüedades de Israel (AAI) podemos leer que se sabe por fuentes rabínicas que se utilizaban podios de piedra en lugares públicos para diferentes propósitos durante el período del Segundo Templo, entre ellos el de subastar esclavos.

La Piscina de Siloé, mencionada tanto en el Antiguo como en el Nuevo Testamento. (Foto: Daniel Ventura/Wikimedia Commons)

La Piscina de Siloé, mencionada tanto en el Antiguo como en el Nuevo Testamento. (Foto: Daniel Ventura/ Wikimedia Commons )

“Por ejemplo,” leemos en el comunicado de la AAI, “una fuente cita el ‘bloque de las subastas’ en relación con la calle: ‘[Un amo] no levantará un puesto de mercaderías ni pondrá a sus esclavos a la venta sobre el bloque de las subastas’ (Sifra, BeHar 6). En la Mishná y el Talmud la ‘Piedra de las Reclamaciones’ se menciona como una construcción que existía en Jerusalén durante la época del Segundo Templo: ‘Nuestros Rabinos enseñaban lo siguiente: Había una Piedra de las Reclamaciones en Jerusalén: quienquiera que perdiera algún objeto acudía allá, y quienquiera que lo encontrara hacía lo mismo. Los últimos, en pie sobre el podio de piedra, declaraban lo que habían encontrado, y los primeros facilitaban sus señales de identificación y recogían aquello que habían perdido. Con relación a esto aprendimos: Ve allá y comprueba si la Piedra de las Reclamaciones está bien protegida.’ (Bava Metzia 28:B).”

Szanton y Uziel aseguran que la estructura recién descubierta no tiene paralelo arqueológico alguno en Jerusalén, razón por lo cual su finalidad sigue siendo aún un misterio. Según dicen, el estudio de las fuentes rabínicas podría arrojar alguna luz sobre el particular.

También han explicado que el podio se encuentra cerca de una calle pavimentada con losas de piedra de gran tamaño que corría paralela al Segundo Templo hace 2.000 años. Los peregrinos caminaban por esta calle desde la Piscina de Siloé en dirección al Monte del Templo. Según creen, la calle fue construida en torno al 40 d. C. y fue una de los proyectos urbanísticos más importantes del período del Segundo Templo.

El Monte del Templo con su muro Occidental y la Cúpula de la Roca al atardecer, Jerusalén, Israel (Foto: Zairon/Wikimedia Commons)

El Monte del Templo con su muro Occidental y la Cúpula de la Roca al atardecer, Jerusalén, Israel (Foto: Zairon/ Wikimedia Commons )

“Es más que probable que esta calle fuera construida por encima de un canal de drenaje de hace 2.000 años, descubierto hace algunos años, y que ayudaba a evacuar el agua de lluvia de la ciudad,” afirmaron.

En el Nuevo Testamento se dice que Jesucristo sanó a un hombre de su ceguera en la Piscina de Siloé. La piscina también se menciona en otros dos pasajes del Antiguo Testamento, en el libro de Isaías.

Imagen de portada: Este podio escalonado ya había sido parcialmente excavado hace unos 100 años, pero ahora un equipo de arqueólogos ha conseguido desenterrarlo en su totalidad. Su posible finalidad siglos atrás sigue siendo por ahora un misterio. ( Foto: Shai Halevy, Autoridad de Antigüedades de Israel )

Autor: Mark Miller

Traducción: Rafa García

Este artículo fue publicado originalmente en www.ancient-origins.net y ha sido traducido con permiso.

Next article