All  
Portada - Otras hachas australianas muy similares a los fragmentos recuperados. (Fotografía: Stuart Hay/ANU)

Descubierta en Australia el hacha más antigua del mundo

Un equipo de arqueólogos ha recuperado en Australia Occidental fragmentos de lo que parecer ser la hoja del hacha más antigua del mundo. La herramienta, descubierta concretamente en Kimberley, está formada por una roca basáltica y un mango.

Según informaciones publicadas por el diario español ABC, este asombroso utensilio habría sido fabricado hace entre 46.000 y 49.000 años, es decir, justo en la época en la que los primeros humanos llegaron a la masa continental australiana. Según creen los expertos probablemente fuera utilizada para diversas tareas como fabricar lanzas, talar árboles o cortar su corteza.

«Esta es la evidencia más antigua de un hacha con mango del mundo. En ningún otro lugar se han encontrado hachas de esta época. En Japón aparecieron hace unos 35.000 años. Sin embargo, en la mayor parte de países del mundo llegaron con la agricultura, hace menos de 10.000 años », asegura Sue O’Connor, investigadora perteneciente a la Universidad Nacional de Australia.

Fotografía de los fragmentos recuperados pertenecientes al hacha más antigua del mundo. (A) Cara dorsal. (B) Cara ventral. (C) Primer plano del bisel en la zona de intersección entre ambas caras. (Fotografía: Australian Archaeology/ tandfonline /ANU)

Fotografía de los fragmentos recuperados pertenecientes al hacha más antigua del mundo. (A) Cara dorsal. (B) Cara ventral. (C) Primer plano del bisel en la zona de intersección entre ambas caras. (Fotografía: Australian Archaeology/ tandfonline /ANU)

Hasta la fecha muchos científicos habían tachado la arcaica tecnología aborigen australiana de muy simple, sin embargo con este descubrimiento se demostraría exactamente lo contrario, según defiende O’Connor:

«Los utensilios de piedra australianos se han caracterizado a menudo por ser simples. Pero está claro que ése no es el caso cuando tenemos estas hachas con mango antes en Australia que en ningún otro lugar del mundo», afirma la arqueóloga en declaraciones a la revista Australian Archaeology.

De hecho la investigadora no cree que el hacha fuese llevada hasta Australia por los humanos que llegaron al continente hace alrededor de 50.000 años, puesto que nunca se han encontrado evidencias de su existencia en las islas situadas más al norte. En opinión de O’Connor las desarrollaron estando ya en suelo australiano, experimentando nuevas tecnologías y aprovechando los nuevos recursos que había a su alcance.

Los investigadores y profesores de la Universidad Nacional de Australia Tim Maloney y Sue O’Connor examinando hachas y otras antiguas herramientas semejantes al hacha recién descubierta. (Fotografía: Stuart heno/ANU)

Los investigadores y profesores de la Universidad Nacional de Australia Tim Maloney y Sue O’Connor examinando hachas y otras antiguas herramientas semejantes al hacha recién descubierta. (Fotografía: Stuart heno/ANU)

“Sabemos que no trajeron hachas consigo. No hay hachas en las islas al norte de Australia. Llegaron al continente e inventaron las hachas”, ha explicado la científica en sus primeras declaraciones al anunciar su descubrimiento.

Primeras excavaciones en 1990

El fragmento de esta hacha fue excavado inicialmente a principios de 1990 por la profesora O’Connor en ‘Carpenter’s Gap 1’, un gran abrigo rocoso del Parque Nacional de Windjana Gorge. Los recientes estudios también han revelado que el hacha de basalto habría sido fabricada puliéndola contra una roca más blanda, como por ejemplo piedra arenisca.

Según informaciones publicadas en el periódico español La Vanguardia, una vez recuperados los fragmentos del hacha recientemente descubierta el profesor Peter Hiscock, de la Universidad de Sydney, analizó las láminas de piedra que la forman.

El gran abrigo rocoso del Parque Nacional australiano de Windjana Gorge, denominado ‘Carpenter's Gap 1’, lugar en el que fue descubierta el hacha. (Fotografía: Australian Archaeology/ tandfonline /ANU)

El gran abrigo rocoso del Parque Nacional australiano de Windjana Gorge, denominado ‘Carpenter's Gap 1’, lugar en el que fue descubierta el hacha. (Fotografía: Australian Archaeology/ tandfonline /ANU)

“Como no existen hachas conocidas en el sudeste asiático durante la Edad del Hielo, este descubrimiento nos demuestra que cuando los humanos llegaron a Australia comenzaron a experimentar con las nuevas tecnologías, inventando nuevas formas de explotar los recursos que se encontraron. La cuestión de cuándo se inventaron las hachas se ha estudiado durante décadas, ya que los arqueólogos observaron que en Australia estas hachas  eran mayores que en muchos otros lugares del mundo. Ahora tenemos un descubrimiento que parece responder a esta pregunta”, ha explicado Hiscock.

Asimismo, ha añadido que aunque los seres humanos se expandieron por toda Australia, la tecnología del hacha no se extendió con ellos:

Estas hachas se fabricaban sólo en el norte tropical. La diferencia entre el norte de Australia, donde siempre se utilizaron hachas, y el sur de Australia, donde no se empleaban, tuvo su origen en la época de la colonización, y se mantuvo hasta los últimos miles de años, cuando las hachas comenzaron a fabricarse en la mayor parte de las regiones del sur del continente australiano.

Imagen de portada: Otras hachas australianas muy similares a los fragmentos recuperados. (Fotografía: Stuart Hay/ANU)

Autor: Mariló T. A.

Siguiente Artículo