All  
Portada - Interior del moderno túmulo funerario cuya construcción se va a llevar a cabo en Inglaterra. Copyright: Sacred Stones Ltd

Un retorno a antiguas tradiciones funerarias: ¿Le gustaría ser enterrado en un túmulo?

La humanidad ha enterrado a sus muertos de formas muy diversas a lo largo de los siglos. En el pasado remoto los muertos eran a menudo enterrados en túmulos. Hace ya muchos milenios que este tipo de enterramientos se practicaba en Inglaterra. Sin embargo, recientemente se ha proyectado la construcción en Oxfordshire, Inglaterra, de una réplica del siglo XXI de un túmulo para albergar las cenizas de los difuntos.

Heritage Daily informa de que “un túmulo es un monumento prehistórico que data de principios del período Neolítico”. Un túmulo funerario se construía mediante la creación de una estructura de piedra a modo de ataúd pétreo o cámara funeraria, que a continuación era cubierta por montones de tierra y escombros. “Son túmulos o montículos de tierra rectangulares o trapezoidales tradicionalmente interpretados como tumbas colectivas”, según leemos en Heritage Daily. Se encuentran en todo el mundo y son también conocidos como kurganes. Los túmulos son particularmente comunes en Europa y en las estepas asiáticas, lo que puede ser el resultado de la influencia de los antiguos indoeuropeos.

Un túmulo es un montículo de tierra, o de tierra y piedras, levantado sobre una o más tumbas. En la fotografía, Tumulus du Trou de Billemont, Bélgica. (Varec/Dominio público)

Un túmulo es un montículo de tierra, o de tierra y piedras, levantado sobre una o más tumbas. En la fotografía, Tumulus du Trou de Billemont, Bélgica. (Varec/Dominio público)

Inglaterra tiene muchos túmulos famosos, que a menudo son puntos de interés locales, como los de West Kennet y Belas Knap. Muchos asentamientos y distritos reciben su nombre de estos túmulos, como por ejemplo la ciudad de Barrow-upon-Furness. Sin embargo, no se cree que ninguno de ellos haya sido construido desde al menos principios de la Edad del Bronce, a raíz de los cambios en las costumbres religiosas y sociales. Pero todo esto está a punto de cambiar debido a los planes para crear uno de estos antiguos enterramientos en la Inglaterra rural.

Entrada al túmulo alargado de West Kennet. (Dickbauch/CC BY-SA 3.0)

Entrada al túmulo alargado de West Kennet. (Dickbauch/CC BY-SA 3.0)

Cementerios que se quedan sin espacio

En las últimas décadas ha habido un rápido incremento en el número de cremaciones en Inglaterra: actualmente, casi tres cuartas partes de los fallecidos son incinerados. Esto se debe en parte a la escasez de espacio disponible en los cementerios tradicionales. Sin embargo, no ha habido ningún aumento real del espacio disponible para el almacenamiento de las cenizas de los difuntos, y esto puede resultar muy penoso para su familia y allegados. Ahora hay una creciente demanda de lugares adecuados en los que poder guardar las cenizas de los difuntos.

Esto ha persuadido a dos empresarios ingleses de mirar al pasado remoto en busca de una solución a este problema. Así pues, han decidido establecer el primer túmulo moderno para conservar las cenizas de los difuntos. No se trata de ningún plan descabellado, y se espera que sea inaugurado en verano de este año. Ahora ya es posible reservar una plaza en este túmulo funerario moderno. De hecho ya se ha concedido el permiso para la construcción de la estructura en unos campos de cultivo cercanos a Banbury, en el condado inglés de Oxfordshire.

En el extremo norte del monumento de Belas Knap se puede observar su intrincada entrada falsa. (QuagSwag /Dominio público)

En el extremo norte del monumento de Belas Knap se puede observar su intrincada entrada falsa. (QuagSwag /Dominio público)

Una recreación de un antiguo túmulo funerario

Los empresarios están planeando construir una réplica de un túmulo neolítico. Será un túmulo de forma circular y tendrá tres cámaras interconectadas con capacidad para albergar hasta cinco urnas. Según el Oxford Mail, el túmulo propuesto “será creado por hábiles artesanos a partir de técnicas tradicionales de construcción de muros de piedra y a continuación se cubrirá de tierra para conseguir que se parezca a los túmulos creados hace 5.000 años”.

La reconstrucción recibirá el nombre de Mid-England Barrow (“Túmulo de la Inglaterra Media”). Uno de los propietarios, Sarah Smart, considera que el túmulo podría aportar una solución al creciente problema de la superpoblación en los cementerios, ayudando a las familias a encontrar un adecuado lugar de descanso definitivo para las cenizas de sus difuntos.

El Oxford Mail recoge unas declaraciones de Smart en las que afirma que “las familias podrán visitarlo tan a menudo como deseen, y estarán satisfechas de que sus seres queridos descansen en una ubicación rural tan hermosa.” Si el proyecto tiene éxito, se espera que se puedan construir nuevos lugares de enterramiento similares, tanto en Inglaterra como en otros países. El nuevo túmulo será, o así se espera al menos, un lugar emblemático, al igual que sus ‘hermanos mayores’, los antiguos túmulos de la Edad de Bronce y la Edad de Piedra.

Imagen de portada: Interior del moderno túmulo funerario cuya construcción se va a llevar a cabo en Inglaterra. Copyright: Sacred Stones Ltd

Autor: Ed Whelan

Este artículo fue publicado originalmente en www.ancient-origins.net y ha sido traducido con permiso.

Siguiente Artículo