Portada - ‘La femme Préhistorique’ (La mujer prehistórica), óleo de James Tissot (1895) (Public Domain) Reproducciones de algunas de las pinturas rupestres de Lascaux realizadas en Lascaux II.(Jack Versloot/CC BY 2.0)

Mujeres artistas en la prehistoria: la verdad sobre el antiguo arte rupestre

Los primeros investigadores de las cuevas y yacimientos paleolíticos relacionados con los primeros seres humanos se referían a los individuos que plasmaron estas pinturas y otras antiguas obras de arte siempre como “hombres.” Debido a esta decisión, el público imaginó durante décadas una antigua sociedad construida básicamente en torno a los hombres. Sin embargo, podría ser necesario reconsiderar esta teoría, y quizás incluso reescribir los libros de historia.

Las imágenes más populares de las sociedades del Paleolítico y el Neolítico estaban basadas en una visión patriarcal del mundo. Se esperaba que los hombres fuesen los guerreros, cazadores y creadores de la cultura, mientras que las mujeres se habrían quedado en los poblados para cuidar de los niños, cocinar y vigilar el fuego.  

Sin embargo, esta imagen era una creación de la imaginación de aquellos investigadores. Es importante recordar que las gentes del Paleolítico y el Neolítico no nos dejaron texto ni mensaje escrito alguno. Todo lo que sabemos de ellos procede de las excavaciones realizadas en yacimientos arqueológicos. Al analizar sus hallazgos, los investigadores sin duda se enfrentaban a un rompecabezas que podía dar pie a muchos escenarios diferentes. Los resultados que obtuvieran dependían de sus conocimientos, pero también de su imaginación.

Recreación artística de cómo podría haber sido la vida en la época prehistórica. (Public Domain)

Recreación artística de cómo podría haber sido la vida en la época prehistórica. ( Public Domain )

Aunque algunas de las más antiguas tradiciones parecen no estar resueltas todavía, existen aún más incógnitas en relación con los seres humanos de la prehistoria. La metodología de la investigación está a menudo basada en un análisis interdisciplinario en la actualidad, pero aún continúa siendo algo parecido a buscar el interruptor de la luz en un cuarto a oscuras.

¿Quiénes fueron los primeros artistas de la humanidad?

Con el paso del tiempo, los investigadores empezaron a hacerse cada vez más preguntas sobre las primeras mujeres de la humanidad y su papel en aquellas antiguas comunidades, también en relación con la búsqueda de los autores de las famosas pinturas prehistóricas halladas en numerosas cuevas. El arqueólogo Dean Snow, de la Universidad Estatal de Pensilvania, comenzó su investigación viajando a varias cuevas prehistóricas de España y Francia y analizando sus pinturas. Centró su estudio en ocho cuevas en las que las pinturas se encuentran especialmente bien conservadas. Comparando las longitudes relativas de los dedos, el investigador llegó a la conclusión de que tres cuartas partes de las huellas de manos plasmadas sobre las paredes de estas cuevas habían sido realizadas por mujeres.

Huellas de manos en la ‘Cueva de las Manos’, situada sobre el cauce del río Pinturas y cercana a la ciudad de Perito Moreno, en la provincia argentina de Santa Cruz. Fotografía tomada en el año 2005. (Mariano/CC BY SA 3.0)

Huellas de manos en la ‘Cueva de las Manos’, situada sobre el cauce del río Pinturas y cercana a la ciudad de Perito Moreno, en la provincia argentina de Santa Cruz. Fotografía tomada en el año 2005. ( Mariano/CC BY SA 3.0 )

Dean Snow, cuya investigación ha estado patrocinada por el Comité de la Sociedad ‘National Geographic’ para la Investigación y la Exploración, ha explicado en declaraciones recogidas por la revista National Geographic:

Ha habido un sesgo masculino en la historiografía durante largo tiempo. Se han asumido gran cantidad de suposiciones no confirmadas en relación con quiénes fueron los autores de estas pinturas, y por qué razón. En la mayor parte de las sociedades de cazadores-recolectores, son los hombres los que matan a los animales. Pero a menudo son las mujeres las que transportan la carne hasta el poblado, y de hecho participan en la productividad de la caza en la misma medida que los hombres. No se trataba sencillamente de un grupo de tíos cazando bisontes por ahí.

Estas afirmaciones sugieren que muchos investigadores llegaron a la conclusión de que los autores de las pinturas fueron hombres porque en ellas aparecen imágenes de animales y cazadores. Sin embargo, también encontramos huellas de manos dejadas por los artistas. El estudio de Snow demostró que las diferencias en las longitudes de los dedos de estas huellas guardaban relación con el género de su autor, y que entre los que dejaron estas huellas había más mujeres que hombres. Este dato se conoce gracias a que hombres y mujeres presentan diferentes longitudes en los dedos de las manos: en las mujeres los dedos índice y anular tienden a ser de una longitud similar, mientras que entre los hombres el dedo anular suele ser algo más largo que el índice.

Pinturas rupestres de animales en las cuevas de Lascaux. (Prof saxx/CC BY SA 3.0)

Pinturas rupestres de animales en las cuevas de Lascaux. ( Prof saxx/CC BY SA 3.0 )

El estudio realizado por Snow no es el primero sobre este tema. Hace una década, John Manning, biólogo del Reino Unido, planteaba una idea similar. Manning también observó que hombres y mujeres presentaban diferentes longitudes en los dedos. Inspirándose en el trabajo de Manning, Snow inició su investigación sobre aquellos antiguos artistas de las cavernas.

Snow examinó numerosas huellas de manos descubiertas en cuevas de Borneo, Argentina y muchos otros lugares de África y Australia. Además, investigó las famosas pinturas de las cuevas del sur de Francia y el norte de España. Su estudio incluye las mediciones de 32 estarcidos, entre ellos 16 de la cueva española de El Castillo y 11 de dos cuevas francesas, 6 de Gargas y 5 de Pech Merle.

Arte prehistórico: huellas de manos en las paredes de la cueva de Petta-kere, en el sur de la isla de Célebes (Indonesia). (Sanjay P. K./CC BY NC ND 2.0)

Arte prehistórico: huellas de manos en las paredes de la cueva de Petta-kere, en el sur de la isla de Célebes (Indonesia). ( Sanjay P. K./CC BY NC ND 2. 0)

Además, los investigadores han tomado también medidas de manos modernas que han confirmado las diferencias existentes entre hombres y mujeres. Con estos datos, han conseguido crear un algoritmo capaz de determinar si la huella de la mano fue obra de un hombre o de una mujer. Según Snow, más del 60% de los individuos que crearon estas pinturas rupestres debían ser mujeres. Las manos de aquellos artistas prehistóricos presentan las dimensiones características de las mujeres, no de los hombres. Se trata de un importante descubrimiento que cambia muchas de las cosas que creíamos saber sobre las mujeres de aquella época. Parece que su papel en la sociedad era más importante de lo que creíamos hasta ahora.

Los más escépticos en relación con esta teoría han esgrimido que las huellas habrían pertenecido a niños y no a mujeres, aunque según los anatomistas, esto es imposible.

“Artistas Cro-Magnon pintando en Font-de-Gaume,” óleo de Charles Robert Knight. (Public Domain) Nuevas investigaciones sugieren que la idea de que los hombres fueron los autores principales de las pinturas rupestres es incorrecta.

“Artistas Cro-Magnon pintando en Font-de-Gaume,” óleo de Charles Robert Knight. ( Public Domain ) Nuevas investigaciones sugieren que la idea de que los hombres fueron los autores principales de las pinturas rupestres es incorrecta.

Sin embargo, una vez conocido este hecho, se plantean nuevos interrogantes: ¿quiénes eran aquellas artistas que vivían en las cuevas? ¿A quién elegían o a quién se permitía realizar estas pinturas? ¿Se trataba de chamanas o sacerdotisas de algún culto olvidado?

Y aún surge una pregunta final en relación con otra cuestión: ¿eran Homo sapiens o Neandertales? Parece imposible resolver esta incógnita disponiendo únicamente de las huellas de sus manos.

Pinturas rupestres de Bradshaw, en la región de Kimberley de Australia Occidental, halladas junto a Kalamburu Road, cerca del río King Edward. Se calcula que la antigüedad de estas pinturas es de entre 26.500 y 20.000 años. (CC BY SA 2.0)

Pinturas rupestres de Bradshaw, en la región de Kimberley de Australia Occidental, halladas junto a Kalamburu Road, cerca del río King Edward. Se calcula que la antigüedad de estas pinturas es de entre 26.500 y 20.000 años. ( CC BY SA 2.0 )

Antiguos artistas que cayeron en el olvido

¿Quiénes fueron las primeras mujeres de la Tierra? Hubo obviamente otras generaciones de mujeres anteriores a las del Paleolítico, pero tampoco sabemos mucho de ellas. Desconocemos qué idiomas se hablaban en la prehistoria, así como las necesidades, sueños, aspiraciones y deseos de aquellas gentes. No parece justo, sin embargo, suponer que fueran tan primitivos como para carecer de cualquier eventual necesidad “más elevada.” Su arte es un buen argumento a la hora de rebatir estas nociones más bien simplistas.

‘Gua Tewet, el árbol de la vida,’ Borneo, Indonesia. (Luc-Henri Fage/Public Domain)

‘Gua Tewet, el árbol de la vida,’ Borneo, Indonesia. ( Luc-Henri Fage/Public Domain )

Investigadores como Dean Snow están escribiendo un nuevo capítulo de la historia de aquellas mujeres que habitaron la Tierra hace milenios. Conocer sus orígenes podría asimismo ayudar a conocer mejor otros aspectos de la historia de la humanidad.

Imagen de portada: ‘La femme Préhistorique’ (La mujer prehistórica), óleo de James Tissot (1895) ( Public Domain ) Reproducciones de algunas de las pinturas rupestres de Lascaux realizadas en Lascaux II. (Jack Versloot/CC BY 2.0 )

Autor: Natalia Klimczak

Este artículo fue publicado originalmente en www.ancient-origins.net y ha sido traducido con permiso.

 

Fuentes:

David S. Whitley, ‘Cave paintings and the human spirit: The origin of creativity and belief’, 2009.

Jean Clottes, ‘What is Paleolithic Art? Cave Paintings and the Dawn of Human Creativity’, 2016.

‘Were the First Artists Mostly Women?’, Virginia Hughes, disponible en:  http://news.nationalgeographic.com/news/2013/10/131008-women-handprints-oldest-neolithic-cave-art/

‘Women leave their handprints on the cave wall’, Andrea Elyse Messer, disponible en:  http://news.psu.edu/story/291423/2013/10/15/research/women-leave-their-handprints-cave-wall

Next article