Portada-Las Lupercalia romanas, óleo de Andrea Camassei (1635). Public Domain

El día del amor: los misteriosos orígenes de la festividad de San Valentín

El 14 de febrero de todos los años, parejas de todo el mundo celebran el día de San Valentín. Para la mayoría, el día de San Valentín es un día para el amor, en el que cubrir a la persona amada con regalos y muestras de aprecio, disfrutar de una agradable cena con él o con ella y por supuesto, darse un tiempo para vivir juntos el amor.

Muchos consideran esta festividad algo típico de las tarjetas de felicitación, creado por los pequeños (y no tan pequeños) comerciantes para conseguir que la gente se gaste su dinero en flores, chocolates, peluches, joyas, viajes, cenas y otros lujos. Sin embargo, el día de San Valentín no es una creación reciente. Más bien es un día con antiguas raíces, tanto culturales como religiosas. Con la cantidad de narraciones y leyendas existentes en torno al día de San Valentín, supuestamente el día del amor, puede ser difícil averiguar con exactitud cuáles fueron los orígenes de esta festividad.

La festividad de San Valentín no está generalizada en todo el mundo. Se celebra en muchos países, pero su clasificación como día festivo puede considerarse limitada. Al ser conocido como día de San Valentín o festividad de San Valentín, da la impresión de que las celebraciones del 14 de febrero tengan raíces cristianas. No obstante, también hay quien afirma que tienen orígenes paganos.

Según algunos, el día de San Valentín tiene sus raíces en una antigua festividad romana. En la época romana, un festival anual conocido como Lupercalia tenía lugar todos los años del 13 al 15 de febrero. En el transcurso de estos festejos, los hombres desnudaban y azotaban a jóvenes doncellas con látigos de piel de perro o macho cabrío para propiciar su fertilidad. Esta práctica era muy anterior al nacimiento del cristianismo, y de hecho continuó tras la legalización de la religión cristiana en el Imperio Romano.

Las Lupercalia en Roma, dibujo de Adam Elsheimer (Wikimedia Commons)

Las Lupercalia en Roma, dibujo de Adam Elsheimer ( Wikimedia Commons )

El historiador griego Plutarco describe las Lupercalia en su obra: “Las Lupercalia, de las cuales muchos han escrito que eran celebradas antiguamente por los pastores, tienen también cierta relación con las Liceas de Arcadia. En aquella época, muchos jóvenes de la nobleza y de la magistratura corrían por toda la ciudad desnudos, por deporte y para reírse, azotando a aquellos con los que se encontraban con látigos de varias correas. Muchas mujeres pudientes se ponían de hecho en su camino intencionadamente, y al igual que los niños del colegio, presentaban sus manos para que se las azotaran, creyendo así las embarazadas que las ayudaría a tener un buen parto, y las estériles que conseguirían quedarse encintas.”

En “Vidas de los principales santos” , Alban Butler afirma que cierta práctica de las Lupercalia, en la cual hombres y mujeres meterían papeles con sus nombres en jarrones y se haría un sorteo para emparejarlos, constituiría el origen del ritual de intercambiar notas de amor en el día de San Valentín. No obstante, no existen pruebas que relacionen el día de San Valentín con las Lupercalia, ni de la práctica de un sorteo para emparejar a hombres y mujeres en este día.

En 1382 Geoffrey Chaucer escribe el poema “Parlement of Foules” , (‘El parlamento de los pájaros’) en el cual aparecen los siguientes versos:

Ya que esto ocurrió el día de San Valentín,
en el que todo pájaro va allá a elegir a su compañera

Se ha supuesto habitualmente que Chaucer aludía al 14 de febrero como día de San Valentín, pero existen diversos argumentos según los cuales Chaucer podría haberse estado refiriendo a días muy diferentes de diversas épocas del año. Por ejemplo, es improbable que los pájaros de esa región estuvieran “eligiendo a su compañera” en el mes invernal de febrero.

Retrato de Chaucer realizado por Thomas Hoccleve en su ‘De regimini principum’ (1412) Public Domain

Retrato de Chaucer realizado por Thomas Hoccleve en su ‘De regimini principum’ (1412) Public Domain

Otra posibilidad para el origen del día de San Valentín se refiere a un sacerdote cristiano. Se cree que en cierto momento, el emperador romano Claudio II prohibió el matrimonio para impedir que los jóvenes evitaran ser reclutados casándose. Valentinus, un sacerdote cristiano, accedió a realizar matrimonios en secreto para aquellas parejas que querían casarse. No obstante, se ha argumentado que no tuvo lugar prohibición alguna de esta índole, y que Claudio II, de hecho, animaba a sus hombres a tomar varias esposas.

Otra leyenda de San Valentín cuenta que un sacerdote con este nombre fue encarcelado cuando se enamoró de la hija del señor de un castillo. Habría escrito sus notas firmándolas como “Tu Valentín,” por lo que finalmente acabó siendo decapitado. Muchos sacerdotes cristianos de nombre Valentín fueron mártires, y el día de San Valentín se celebra el 14 de febrero en muchas de las diferentes iglesias cristianas. En la Comunión Anglicana tiene carácter de ‘conmemoración’ en el santoral. El santoral de la iglesia luterana incluye también la festividad de San Valentín. No obstante, en la Iglesia Católica la festividad de San Valentín fue eliminada del calendario litúrgico en 1969 por el papa Pablo VI, aunque se mantiene el 14 de febrero como día de San Valentín en el santoral católico.

San Valentín de Terni y sus discípulos. París, siglo XIV. Public Domain

San Valentín de Terni y sus discípulos. París, siglo XIV. Public Domain

En la época moderna, el día de San Valentín ha seguido evolucionando. En 1797, se empezaron a producir tarjetas de San Valentín en masa, tras la publicación de un libro llamado “The Young Man’s Valentine Writer” (‘El escritor de San Valentín para el hombre joven’). En lugar de escribir notas por su cuenta a sus amadas, los jóvenes podían copiarlas de las páginas de este libro. En la Inglaterra del siglo XIX, las tarjetas de San Valentín se hicieron muy populares, decoradas con adornos como cintas y lazos. La producción en masa de tarjetas de San Valentín en los Estados Unidos comenzó en 1847, cuando Esther Howland, inspirada por una de estas tarjetas que había recibido de Europa, empezó a vender tarjetas de San Valentín en la papelería propiedad de su padre. A día de hoy, comercios de todo el mundo producen una amplia variedad de tarjetas de San Valentín, con imágenes de corazones y cupidos, cintas y lazos. Las tarjetas ya no se considera que deban dirigirse únicamente a la persona amada, ya que se distribuyen ampliamente entre los niños en el colegio, amigos, padres y otros miembros de la familia.

Hay muy diversas maneras de celebrar el día de San Valentín, ya que numerosas culturas reconocen esta festividad. En la tradición popular europea se vincula San Valentín con la proximidad de la primavera. En Norfolk, Inglaterra, un misterioso personaje denominado “Jack Valentine” visita las casas dejando en ellas dulces y regalos. En Eslovenia también se relaciona a este santo con la primavera, y es además patrón de los apicultores. El 14 de febrero, se recuerda en Finlandia a todos los amigos, no solo a la pareja o persona amada. En China, Japón y Corea del Sur, el día de San Valentín se celebra con los tradicionales regalos y dulces, pero un mes más tarde, en el Día Blanco (14 de marzo), se espera que los obsequiados devuelvan el favor, con nuevos regalos y dulces de chocolate, a menudo blanco.

Tarjeta de San Valentín de Esther Howland, año 1850 aproximadamente. Public Domain

Tarjeta de San Valentín de Esther Howland, año 1850 aproximadamente. Public Domain

Es difícil saber con certeza cuáles fueron los orígenes del día de San Valentín. Muchos aseguran que es una festividad con raíces paganas, inspirada quizás por las Lupercalia romanas. Otros prefieren considerarla una festividad cristiana, iniciada por un valiente San Valentín que se rebeló contra la ley y casó a los enamorados, enfrentándose a la voluntad del emperador, o por aquel San Valentín que se enamoró de la hija del señor del castillo y perdió la vida debido a las cartas de amor que le escribía, en las que firmaba como “Tu Valentín.” Pero independientemente de cuáles sean las raíces de esta celebración, en el día de San Valentín sigue siendo popular estar enamorado.

Imagen de portada: Las Lupercalia romanas, óleo de Andrea Camassei (1635). Public Domain

Autor: M R Reese

Traducción: Rafa García

Este artículo fue publicado originalmente en www.ancient-origins.net y ha sido traducido con permiso.

 

Fuentes:

Valentine's Day: Pagan or Christian Holiday? Pagan Origins of Valentine's Day – About Religion. Disponible en: http://atheism.about.com/od/springholidays/p/ValentinesDay.htm

Valentine's Day History – Info Please. Disponible en: http://www.infoplease.com/spot/valentinesdayhistory.html

Valentine's Day: Why Do We Celebrate It? (Hint: Naked Romans) – National Geographic. Disponible en: http://news.nationalgeographic.com/news/2012/02/120213-valentines-day-gifts-cards-history-facts-naked-romans/

Lupercalia – Wikipedia. Disponible en: http://en.wikipedia.org/wiki/Lupercalia

Next article