All  
Se ha descubierto que los neandertales sufren problemas de oído. Fuente: Kovalenko I / Adobe Stock

¡La Mitad de la Población de Neandertales Sufrió del Oído!

Un nuevo estudio sugiere que los neandertales comúnmente sufrían de "oído de nadador" u "oído de surfista", pues poseían densos crecimientos óseos que sobresalen en el canal auditivo. Esto generalmente es causado por una exposición habitual al agua fría o al aire frío, y los científicos creen que su prevalencia demuestra que a los neandertales les gustaba pescar y recolectar recursos marinos.

La prevalencia del oído de nadador en los neandertales y otros humanos antiguos

El artículo sobre el estudio en PLOS ONE, explica que si bien la oreja de nadador, que técnicamente se conoce como Exostosis Auditiva Externa (EAE), se ha observado previamente en los restos de humanos modernos y neandertales de la época del Pleistoceno, nadie los ha examinado realmente a fondo.

Erik Trinkaus de la Universidad de Washington, y sus colegas franceses en el informe, Mathilde Samsel y Sébastien Villotte de la Universidad de Burdeos, llegaron a su conclusión después de estudiar los canales auditivos bien conservados en los restos de 77 humanos antiguos, incluidos los neandertales y los primeros humanos modernos, de la época del Pleistoceno medio a tardío del oeste de Eurasia.

Si bien la frecuencia de la patología en los humanos modernos sigue siendo similar, descubrieron que la condición era excepcionalmente común en los neandertales. Casi la mitad de los 23 neandertales estudiados exhibieron exostosis de leves a severas, es decir, al menos el doble de la frecuencia observada en casi cualquier otra población estudiada.

Presencia de EAE ("oreja de nadador") en los primeros humanos modernos (arriba) y neandertales (abajo). (Trinkaus, Samsel & Villotte)

Presencia de EAE ("oreja de nadador") en los primeros humanos modernos (arriba) y neandertales (abajo). (Trinkaus, Samsel & Villotte)

Si no jugaran deportes acuáticos, ¿qué estaban haciendo los neandertales?

En estos días, EAE generalmente se asocia con deportes acuáticos y actividades acuáticas como el buceo, el surf y el kayak. Como Trinkaus y sus colegas señalan en su artículo, "el irritante observado con mayor frecuencia es el agua fría, en el contexto de los deportes de agua fría o de alimentación".

Y los investigadores han optado por esa segunda explicación: explotar los recursos del mar. Escriben sus hallazgos "indican una mayor frecuencia de explotación de recursos acuáticos entre ambos grupos de humanos que lo sugerido por el registro arqueológico. En particular, refuerza las habilidades de búsqueda de alimento y la diversidad de recursos de los neandertales".

Pero Science Daily, también señala que "la distribución geográfica de exostosis observada en los neandertales no exhiben una correlación definitiva con la proximidad a las fuentes de aguas antiguas ni a los climas más fríos como era de esperar". Los autores proponen que múltiples factores probablemente estuvieron involucrados en esta gran abundancia de exostosis, probablemente incluyendo factores ambientales, así como predisposiciones genéticas".

El cráneo neandertal de La Chapelle-aux-Saints, con la exostosis auditiva externa (crecimientos de "oído de nadador") en el canal izquierdo indicado. (Erik Trinkaus)

Entonces, parece que, con muchas de las preguntas relacionadas con la antropología, lo que vemos aquí es una mezcla de naturaleza y genética que crea un resultado. Los investigadores también reconocen esto en su artículo:

"Sigue siendo probable que el alto nivel de exostosis auditiva externa entre los neandertales [..] se deba en parte a la explotación de los recursos acuáticos. Sin embargo, la frecuencia de los neandertales está en los límites superiores de los valores recientes de la población humana y solo se corresponde con aquellos que experimentaron climas marítimos de agua fría. Por lo tanto, es probable que, al igual que con los humanos arcaicos posteriores de Eurasia oriental, haya múltiples factores involucrados en su abundancia de exostosis auditiva externa".

Otro caso prehistórico de oído de surfista

En diciembre pasado apareció otro informe sobre la prevalencia del oído de surfista en una población prehistórica. En ese momento, los investigadores del Instituto Smithsonian de Investigaciones Tropicales descubrieron que la búsqueda de tesoros marinos, en forma de perlas preciosas, causaba que los buzos precolombinos también sufrieran EAE.

Como autora principal del estudio, Nicole Smith-Guzmán dijo sobre ese hallazgo:

"Creemos que es más probable que bucear en las aguas frías del Golfo haya causado estos casos de oídos de surfistas. Los adornos plateados de nácar y los naranjas y morados de dos grandes ostras 'espinosas' del género Spondylus eran comunes en los entierros y constituían un artículo comercial importante en la región. Algunas de estas conchas llegan a las playas, pero cuando llegaron Vasco Núñez de Balboa y otros exploradores españoles, sus crónicas nos dicen que los buzos expertos fueron entrenados desde la infancia para sumergirse en cuatro brazas para recuperar ostras de perlas de gran tamaño deseable".

Captura de perlas, Bern Physiologus (manuscrito del siglo noveno que describe el buceo con perlas). (Dominio publico)

Hace que te preguntes, si la prevalencia de EAE está relacionada con factores naturales, tal vez los Neandertales estaban más allá de la simple pesca ... pero de cualquier manera, como Trinkaus ha dicho, los Neandertales eran ciertamente más hábiles de lo que muchas personas les han dado crédito. Dijo que su estudio:

"Refuerza una serie de argumentos y fuentes de datos para abogar por un nivel de adaptabilidad, flexibilidad y capacidad entre los neandertales, que algunas personas en el campo les han negado. Debes ser capaz de tener un cierto nivel mínimo de tecnología, debes saber cuándo los peces subirán por los ríos o irán por la costa, es un proceso bastante elaborado".

Otros problemas de salud del neandertal

Por supuesto, EAE no es el único problema de salud con el que tuvieron que lidiar los neandertales. Y algunos estudios anteriores incluso han encontrado que algunos de los problemas de salud que vemos hoy fueron transmitidos por neandertales que se aparearon con el Homo sapiens.

Por ejemplo, un estudio en 2016 sugiere que los genes de Neanderthal juegan un papel en presencia de todo tipo de problemas de salud: enfermedades inmunológicas, dermatológicas, neurológicas, psiquiátricas y reproductivas. También se ha encontrado que los genes de Neanderthal que ayudan con la coagulación de la sangre en los humanos modernos también nos hacen más susceptibles a las alergias.

Los genes de neandertal se han relacionado con muchos problemas de salud en humanos modernos, esta imagen muestra algunos de ellos. (Deborah Brewington / Universidad de Vanderbilt)

Imagen de portada: Se ha descubierto que los neandertales sufren problemas de oído. Fuente: Kovalenko I / Adobe Stock

Autor Alicia McDermott

Siguiente Artículo