All  
Portada-Gato leopardo asiático (hubpages)

El gato leopardo asiático: primo lejano de nuestros gatos domesticado en China hace 5.000 años

Agricultores chinos podrían haber domesticado gatos leopardo asiáticos en la época neolítica, hace más de 5.000 años, según un reciente estudio. Es una especie diferente al único tipo de gato doméstico que existe en nuestros días, el Felis catus, que tanta gente tiene en sus casas como mascotas.

En la China actual la gente tiene en sus casas Felis catus, no los gatos leopardo (Prionailurus bengalensis) que los agricultores del Neolítico domesticaron hace tanto tiempo, como podemos leer en la nota de prensa emitida por el Centre National de la Recherche Scientifique francés (‘Centro Nacional de Investigaciones Científicas’). El pequeño gato leopardo asiático no debe confundirse con el leopardo nebuloso, un felino de Asia de mucho mayor tamaño. La única especie de gato doméstico que existe actualmente en el mundo desciende de un gato salvaje que vivía en África y el Próximo Oriente, y que según los investigadores acabó sustituyendo al gato leopardo domesticado en China.

Un grupo de investigadores franceses, británicos y chinos ha realizado el reciente estudio, que identificó huesos de gato datados en torno al 3500 a. C. y que habían sido descubiertos en el año 2001 en asentamientos agrícolas del Neolítico ubicados en la provincia de Shaanxi.

“Todos los huesos pertenecen al gato leopardo, un pariente lejano del gato salvaje occidental del que descienden los gatos domésticos actuales,” leemos en la nota de prensa. “Los científicos han aportado por tanto pruebas de que los gatos empezaron a ser domesticados en China antes del año 3000 a. C. Este escenario es comparable al que tuvo lugar en el Próximo Oriente y Egipto, desarrollándose la relación entre gatos y humanos tras el nacimiento de la agricultura.”

Cráneo de un gato doméstico hallado en el yacimiento neolítico de Wuzhuangguoliang, provincia de Shaanxi, datado entre el 3200 a. C. y el 2800 a. C. (© J.-D. Vigne, CNRS/MNHN)

Cráneo de un gato doméstico hallado en el yacimiento neolítico de Wuzhuangguoliang, provincia de Shaanxi, datado entre el 3200 a. C. y el 2800 a. C. (© J.-D. Vigne, CNRS/MNHN)

Cuando los investigadores de la Academia China de Ciencias descubrieron antiguos huesos de gato en asentamientos humanos neolíticos de Shanxii y Henan, se plantearon si existirían pruebas de la domesticación de pequeños gatos chinos en el 4º milenio a. C. o si se trataba de los primeros gatos domésticos llegados del Próximo Oriente.

El ADN de estos huesos se encontraba muy deteriorado, de modo que no fue posible identificar la especie a la que pertenecían los restos de esta manera, por lo que los investigadores decidieron examinar las mandíbulas de estos antiguos gatos. Las estructuras óseas de los pequeños felinos son todas muy similares y no se pueden diferenciar empleando técnicas convencionales. Los investigadores utilizaron por esta razón un método denominado análisis morfométrico geométrico en cinco mandíbulas de felinos cuya antigüedad estaba entre los 4.900 y los 5.500 años.

Leemos en la nota de prensa: “Su trabajo determinó claramente que los huesos pertenecían en todos los casos al gato leopardo (Prionailurus bengalensis). Aún bastante extendido en Asia Oriental a día de hoy, este gato salvaje, pariente lejano del gato salvaje occidental (Felis silvestris lybica), es bien conocido por su propensión a frecuentar áreas con una fuerte presencia humana. Al igual que ocurrió en el Próximo Oriente y en Egipto, los gatos leopardo se vieron probablemente atraídos por los asentamientos neolíticos chinos debido a la proliferación de los roedores que se alimentaban del grano almacenado.”

Los científicos utilizaron granos de arroz para medir la capacidad craneal de los gatos leopardo asiáticos domesticados. A día de hoy solo existe una especie de gato doméstico, descendiente de gatos salvajes del Próximo Oriente y África. (© J.-D. Vigne, CNRS/MNHN)

Los científicos utilizaron granos de arroz para medir la capacidad craneal de los gatos leopardo asiáticos domesticados. A día de hoy solo existe una especie de gato doméstico, descendiente de gatos salvajes del Próximo Oriente y África. (© J.-D. Vigne, CNRS/MNHN)

A día de hoy sabemos que la domesticación del gato tuvo lugar simultáneamente al menos en tres diferentes regiones del mundo: Egipto, el Próximo Oriente y China, en la época en la que surgía la agricultura.

En la nota de prensa leemos también que en la actualidad los gatos domésticos son el animal domesticado más numeroso del mundo. Los expertos estiman que hay más de 500 millones de gatos domésticos en todo el mundo. Un estudio publicado en el año 2004 rastrea la estrecha relación entre gatos y humanos en el Próximo Oriente entre los años 9000 a. C. y 7000 a. C., la época en la que se empezó a practicar la agricultura.

La nota de prensa continúa preguntándose si los gatos domésticos occidentales sustituyeron al gato leopardo tras finalizar el Neolítico “en China con la apertura de la Ruta de la Seda, cuando los imperios romano y Han empezaron a establecer débiles vínculos entre Oriente y Occidente. Esta es la próxima pregunta a la que se debe dar respuesta.”

Imagen de portada: Gato leopardo asiático (hubpages)

Autor: Mark Miller

Traducción: Rafa García

Este artículo fue publicado originalmente en www.ancient-origins.net y ha sido traducido con permiso.

Siguiente Artículo