All  
Portada-‘Conseguimos obtener algunas muestras de piel junto con tejido muscular, y esperamos que encuentren lo que buscamos en estas muestras.’ Fotografía: Vera Salnitskaya

Científicos surcoreanos intentarán clonar el extinto León de las Cavernas

Las muestras se obtuvieron a partir de los restos de cachorros de leones de las cavernas que llevaban más de 12.000 años congelados en el permafrost.

Dos crías de grandes felinos prehistóricos – datados en la época del Pleistoceno – fueron descubiertas en un ‘sensacional’ descubrimiento el año pasado, como ya reveló en su momento The Siberian Times. Los cachorros fueron desenterrados de su tumba de hielo ‘enteros y con todas las partes de su cuerpo: piel, orejas, tejidos blandos e incluso bigotes’, afirma el Dr. Albert Protopopov, jefe del departamento de estudios sobre fauna del mamut de la Academia Yakuta de Ciencias.

Ahora, el experto surcoreano en clonación Hwang Woo-Suk, científico que ya ha sido pionero en su investigación relacionada con el intento de revivir al extinto mamut lanudo, se encuentra actualmente en Yakutsk para obtener muestras de uno de los cachorros de león de las cavernas. En estas fotografías de laboratorio podemos observar cómo se están extrayendo la piel y el tejido muscular de los restos de este antiguo animal, bautizado por sus descubridores como “Dina”.

En estas fotografías de laboratorio podemos observar cómo se están extrayendo la piel y el tejido muscular de los restos de este antiguo animal, bautizado por sus descubridores como “Dina”. Fotografías: Galina Mozolevskaya/YSIA

En estas fotografías de laboratorio podemos observar cómo se están extrayendo la piel y el tejido muscular de los restos de este antiguo animal, bautizado por sus descubridores como “Dina”. Fotografías: Galina Mozolevskaya/YSIA

En estas fotografías de laboratorio podemos observar cómo se están extrayendo la piel y el tejido muscular de los restos de este antiguo animal, bautizado por sus descubridores como “Dina”. Fotografías: Galina Mozolevskaya/YSIA

En estas fotografías de laboratorio podemos observar cómo se están extrayendo la piel y el tejido muscular de los restos de este antiguo animal, bautizado por sus descubridores como “Dina”. Fotografías: Galina Mozolevskaya/YSIA

El Dr. Protopopov ha afirmado que ‘Junto con el Museo del Mamut, hemos obtenido muestras para la investigación celular.’ Los expertos del museo estudiarán estas muestras en busca de células vivas adecuadas para la clonación.

Hwang ha acudido a Yakutsk, capital de la república de Sajá, específicamente con este propósito. Pero han surgido desavenencias entre los científicos coreanos y siberianos acerca del tamaño idóneo de la muestra.

El profesor coreano deseaba obtener una sección de gran tamaño, como por ejemplo una pata o parte del cráneo, pero esta idea se encontró con la oposición de los expertos locales, que por cierto ya habían decidido mantener a uno de los cachorros apartado de toda investigación: el mejor conservado de los dos, bautizado como Uyan, confiando en que nuevas técnicas más avanzadas permitirán en el futuro obtener más información que si el estudio se llevara a cabo en la actualidad.

El experto surcoreano en clonación Hwang Woo-suk, científico que ya ha sido pionero en su investigación relacionada con el intento de revivir al extinto mamut lanudo, se encuentra actualmente en Yakutsk para obtener muestras de uno de los cachorros de león de las cavernas descubiertos en el año 2015 en Siberia. Fotografías: Yakutsk.ru, Galina Mozolevskaya/YSIA

El experto surcoreano en clonación Hwang Woo-suk, científico que ya ha sido pionero en su investigación relacionada con el intento de revivir al extinto mamut lanudo, se encuentra actualmente en Yakutsk para obtener muestras de uno de los cachorros de león de las cavernas descubiertos en el año 2015 en Siberia. Fotografías: Yakutsk.ru, Galina Mozolevskaya/YSIA

El experto surcoreano en clonación Hwang Woo-suk, científico que ya ha sido pionero en su investigación relacionada con el intento de revivir al extinto mamut lanudo, se encuentra actualmente en Yakutsk para obtener muestras de uno de los cachorros de león de las cavernas descubiertos en el año 2015 en Siberia. Fotografías: Yakutsk.ru, Galina Mozolevskaya/YSIA

El Dr. Protopopov ha declarado al respecto que: ‘Nuestra intención es conservarlo para el futuro. Los métodos de investigación mejoran constantemente, y aproximadamente una vez por década tiene lugar una pequeña revolución en este campo. De modo que haremos todo lo que esté en nuestra mano por mantener este cadáver congelado durante tanto tiempo como nos sea posible.’

Protopopov ha añadido que ‘La disputa ha surgido por el hecho de que los investigadores, como es lógico, desean estar completamente seguros y obtener más tejido, y lo puedo entender. Pero este león no se conservó por completo y no contiene tanta cantidad de tejido. Tenemos previsto realizar nuevos estudios, de modo que es importante mantener la morfología original de los restos. Este tipo de discusiones son normales en toda investigación, y al final hemos llegado a un acuerdo.’

El director del Museo del Mamut Semyon Grigoriev ha defendido la decisión de limitar las muestras disponibles para el gurú de la clonación.

‘Los coreanos se muestran escépticos y no están satisfechos con las muestras,’ ha afirmado. ‘Esperaban obtener más, como hicieron con el mamut en el pasado. Pero eso no va a funcionar con estos gatitos.’

‘Los coreanos esperaban obtener más muestras, como hicieron con el mamut en el pasado. Pero eso no va a funcionar con estos gatitos.’ Fotografías: Galina Mozolevskaya/YSIA

‘Los coreanos esperaban obtener más muestras, como hicieron con el mamut en el pasado. Pero eso no va a funcionar con estos gatitos.’ Fotografías: Galina Mozolevskaya/YSIA

‘Los coreanos esperaban obtener más muestras, como hicieron con el mamut en el pasado. Pero eso no va a funcionar con estos gatitos.’ Fotografías: Galina Mozolevskaya/YSIA

‘Los coreanos esperaban obtener más muestras, como hicieron con el mamut en el pasado. Pero eso no va a funcionar con estos gatitos.’ Fotografías: Galina Mozolevskaya/YSIA

Grigoriev ha añadido que: ‘Debemos entender que este cachorro de león es muy pequeño, así que no era posible extraer tanta cantidad como nos hubiese gustado. Por otro lado, el material se encuentra muy deteriorado, parcialmente momificado, aunque las partes que estaban en el hielo se conservaron muy bien. Conseguimos obtener algunas muestras de piel junto con tejido muscular, y esperamos que encuentren lo que buscamos en estas muestras.’

Está previsto que se realice una autopsia de los restos del animal a lo largo de este año.

Estos cachorros congelados de leones de las cavernas fueron descubiertos a unas 650 millas al nordeste de Yakutsk, en Yakutia, también conocida como república de Sajá, una región siberiana casi tan extensa como la India. Una crecida veraniega repentina, seguida de una caída del nivel del río Uyandina, provocó la aparición de grietas en el hielo que permitieron al obrero Yakov Androsov descubrir los cachorros de león congelados en el interior de cristalinos bloques de hielo.

El Dr. Protopopov declaró el pasado año cuando mostró los cachorros congelados a la prensa que ‘Comparándolos con los cachorros de leones modernos, llegamos a la conclusión de que estos dos eran muy pequeños, quizás de una o dos semanas. Aún no tenían los ojos completamente abiertos, sus dientes eran de leche y aún no les habían salido todos.’

Los científicos yakutos han decidido mantener a uno de los cachorros apartado de toda investigación: el mejor conservado de los dos, bautizado como Uyan. Fotografías: Vera Salnitskaya

Los científicos yakutos han decidido mantener a uno de los cachorros apartado de toda investigación: el mejor conservado de los dos, bautizado como Uyan. Fotografías: Vera Salnitskaya

Los científicos yakutos han decidido mantener a uno de los cachorros apartado de toda investigación: el mejor conservado de los dos, bautizado como Uyan. Fotografías: Vera Salnitskaya

Los científicos yakutos han decidido mantener a uno de los cachorros apartado de toda investigación: el mejor conservado de los dos, bautizado como Uyan. Fotografías: Vera Salnitskaya

Los científicos yakutos han decidido mantener a uno de los cachorros apartado de toda investigación: el mejor conservado de los dos, bautizado como Uyan. Fotografías: Vera Salnitskaya

Los científicos yakutos han decidido mantener a uno de los cachorros apartado de toda investigación: el mejor conservado de los dos, bautizado como Uyan. Fotografías: Vera Salnitskaya

Protopopov cree que los cachorros quizás murieran después de que su madre les ocultara en una cueva para protegerlos de otros leones adultos hambrientos. ‘Fue entonces cuando un corrimiento de tierras cubrió la cueva y los leoncitos quedaron aislados en el permafrost. También quedó bloqueada la entrada de aire, y esto ayudó a su conservación.’ En verano del 2016, los investigadores tienen previsto volver al lugar del descubrimiento para buscar los restos de algún otro cachorro, o quizás incluso de la madre.

El león de las cavernas – Panthera spelaea (Goldfuss) – habitó el continente euroasiático a lo largo del Pleistoceno Medio y Superior, desde las islas británicas hasta Chukotka en el extremo oriental de Rusia, llegando incluso a colonizar Alaska y el nordeste de Canadá.

La investigación de estos dos cachorros podría explicar por qué la especie se extinguió hace unos 10.000 años, ya que el animal tenía pocos predadores, era de menor tamaño que los herbívoros de la época y no era propenso a quedar atrapado en zonas pantanosas, como sí ocurría con mamuts y rinocerontes lanudos. Una de las teorías sobre su extinción afirma que un declive en las poblaciones de ciervos, su presa, y la competencia con los osos de las cavernas, habrían provocado su desaparición.

Imagen de portada: ‘Conseguimos obtener algunas muestras de piel junto con tejido muscular, y esperamos que encuentren lo que buscamos en estas muestras.’ Fotografía: Vera Salnitskaya

Autor: The Siberian Times

El artículo ‘South Koreans kick off efforts to clone extinct Siberian cave lions’ fue publicado originalmente en The Siberian Times y ha sido publicado de nuevo y traducido con permiso. 

Siguiente Artículo