Categorías  
Los aztecas decían provenir de su patria perdida de Aztlán, pero ¿existió alguna vez? Fuente: Radu Costinas / Adobe Stock.

¿Dónde o qué es Aztlán, la patria perdida de los aztecas?

Aztlán es el legendario hogar ancestral del pueblo azteca. Astekah es la palabra para “gente de Aztlán” en náhuatl, el idioma de un grupo de pueblos originarios del sur de México y América Central.

Es mencionado por varias fuentes que datan de la época colonial. Todas las fuentes afirman que diferentes listas de diferentes tribus se mudaron de Aztlán al centro de México, por lo que parece que para estas personas Aztlán era un lugar muy real. Las fuentes mismas son etnohistóricas.

 

 

Son estas tribus las que afirman haber encontrado y construido Tenochtitlan, el centro histórico de la Ciudad de México. Muchos historiadores y científicos han intentado ubicar a Aztlán en el noroeste de México o el suroeste de los Estados Unidos, sin embargo, no existe evidencia sólida.

¿Es posible que esta patria casi legendaria para el gran pueblo azteca siga ahí, escondida en las selvas y llanuras de América Central? ¿Existió alguna vez?

Aztlán: ¿Cómo fue?

Según las historias y leyendas, la patria de Aztlán era un espléndido lugar lleno de lujos situado a orillas de un gran lago. La gente que allí vivía era inmortal y muy feliz en su tierra de abundancia. En medio del lago había un gran cerro llamado Colhuacán que albergaba a Chicomoztoc, el lugar de las siete cuevas.

En estas siete cuevas estaban los antepasados ​​de los aztecas, junto con un número inesperadamente grande de patos, garzas y aves acuáticas que cantaban constantemente. Hermosos peces nadaban en las aguas y los árboles de las orillas proporcionaban sombra. La gente aquí pescaba y cuidaba sus jardines que flotaban en el lago. Cultivaron maíz, pimientos, frijoles y tomates.

No hay relatos de por qué decidieron irse. Sin embargo, estaba claro que cuando migraron, la gente de Aztlán luchó. Las malas hierbas empezaron a arañarlos, las rocas los hirieron, y los campos pasaron de exuberantes cultivos a cardos y espinas. Mientras empezaban a deambular, se encontraron con lagartijas venenosas y animales peligrosos hasta que finalmente llegaron a Tenochtitlán, donde fundarían una gran ciudad.

Todo suena un poco alegórico, ¿no es así? Y los paralelos con el Jardín del Edén son claros. El mito revela que los antepasados ​​del pueblo mexica vivían en las siete cuevas. Cada cueva fue habitada por una de las tribus náhuatl. Todos partieron en varios períodos para llegar a la legendaria Cuenca de México.

Aztlán está bien documentado y descrito, como en este mapa (Mticciati/CC BY-SA 3.0)

Aztlán está bien documentado y descrito, como en este mapa (Mticciati/CC BY-SA 3.0)

Estas tribus eran los Xochimilca, Chalca, Tepaneca, Colhua, Tlahuica, Tlaxcala y el grupo que se convertiría en Mexica. Los relatos de este período también mencionan que estos grupos migraron, pero antes de que lo hicieran, hubo una migración previa de cazadores y agricultores del norte conocidos como chichimecas.

Los mitos e historias legendarias revelan batallas y encuentros con dioses a lo largo de su viaje a la Cuenca de México. Al igual que otros mitos, estas historias son una mezcla de eventos naturales tangibles y místicos.

Muchas versiones de la historia incluyen el mito de la diosa luna Coyolxauhqui y sus Hermanos Estelares, quienes planearon e intentaron matar al Sol, Huitzilopochtli, en el sitio de la montaña sagrada de Coatepec. Los arqueólogos y lingüistas creen que el lenguaje utilizado apunta hacia la ocurrencia de múltiples migraciones desde el norte de México hacia la Cuenca alrededor de 1100 y 1300 d. C.

Entonces, sabemos lo que sucedió, aunque en una fábula idealizada. Podemos rastrear cuándo sucedió, hace menos de un milenio. Pero, ¿alguna vez tuvo lugar realmente, y Aztlán fue real?

Buscando a Aztlán

Aztlán no solo ha fascinado a los exploradores extranjeros sino también a los propios aztecas. Cronistas y fuentes españolas informan que el rey mexicano Moctezuma I, quien gobernó entre 1440-1469 d. C., envió una expedición en busca de la mística tierra de la abundancia.

Sesenta magos y hechiceros se reunieron para el viaje y se les obsequiaron artículos valiosos como oro, plumas, cacao y vainilla de los almacenes reales para ser usados ​​como obsequios para sus antepasados. Según cuenta la historia, se reunieron en la ciudad de Coatepec a los diez días y se transformaron en pájaros para llegar a Aztlán.

Al llegar a Aztlán, los magos encontraron un cerro en medio del lago y hablaron con los ancestros. Los llevaron al cerro donde un anciano custodiaba a la diosa Coatlicue, la madre de los dioses.

Los magos fueron llevados al santuario de Coatlicue y presentados a una anciana que decía ser la madre de Huitzilopochtli. Reveló que había sufrido mucho porque Huitzilopochtli se había ido y no regresado a pesar de haber prometido hacerlo. También reveló que la gente de Aztlán era inmortal y podía elegir su edad.

Una de las razones por las que las personas que se habían ido de Aztlán no eran inmortales era por sus impurezas. Consumían lujos como la vainilla y el cacao. Los regalos que habían traído los hechiceros fueron rechazados.

En cambio, el anciano sacerdote les dio aves acuáticas y plantas que se encontraron en Aztlán para llevarlas a Tenochtitlán. Al recibir sus regalos, los hechiceros partieron y regresaron a casa transformándose en animales y haciendo el viaje de regreso.

¿Existió realmente?

Esto es algo fantasioso y está lejos de ser una prueba concluyente, y muchos historiadores y arqueólogos han debatido la validez de la existencia y los orígenes de Aztlán. Muchos de los relatos escritos que dejaron los aztecas hablan de una gran migración. Se informó como historia oral antes de ser escrita por los cronistas españoles.

Los aztecas les dijeron a los españoles que habían llegado a México alrededor de 300 años antes de que llegaran los españoles. De hecho, hay alguna evidencia de una gran migración del registro arqueológico.

Moctezuma I envié emisarios a buscar a Aztlán, y según algunos relatos tuvieron éxito (Juan de Tovar/Dominio Público)

Moctezuma I envié emisarios a buscar a Aztlán, y según algunos relatos tuvieron éxito (Juan de Tovar/Dominio Público)

Es posible que las historias revelen un movimiento de múltiples grupos étnicos diferentes, incluidos, entre otros, los llamados mexicas. Michael E. Smith afirma que la gente llegó a la Cuenca de México en cuatro oleadas.

El primero fueron los grupos que no hablaban náhuatl después de 1175 y la caída de Tollan, la capital tolteca. Los siguientes grupos fueron todos grupos de habla náhuatl que se establecieron en los siglos XII, XIII y XIV. Sin embargo, hasta el momento, no se ha localizado un área específica que sea adecuada para llamarse Aztlán.

Hasta el momento, es imposible saber si Aztlán, el mítico lugar de nacimiento del pueblo azteca, existió alguna vez. Los registros escritos muestran que hubo una migración definida y esta tradición perduró en la historia oral hasta que llegaron los españoles y la registraron. Lo interesante es que esta historia se parece a otros mitos de origen en todo el mundo. No está fuera de los reinos de la posibilidad que Aztlán exista en algún lugar del paisaje sudamericano.

Imagen de portada: Los aztecas decían provenir de su patria perdida de Aztlán, pero ¿existió alguna vez? Fuente: Radu Costinas / Adobe Stock.

Autor Kurt Readman

Referencias

Carrasco, D. 2006. Aztlan. Disponible en: https://www.oxfordreference.com/view/10.1093/acref/9780195108156.001.0001/acref-9780195108156-e-35?rskey=Tyv432&result=35  

Hirst, K. K. 2019. Tollan, the Toltec Capital. Disponible en: https://www.thoughtco.com/tula-de-hidalgo-mexico-toltec-city-173031 

Maestri, N. 2018. Aztecs or Mexica. Disponible en: https://www.thoughtco.com/aztecs-or-mexica-proper-name-171573 

Maestri, N. 2020. Aztlán, The Mythical Homeland of the Aztec-Mexica. Disponible en: https://www.thoughtco.com/aztlan-the-mythical-homeland-169913#:~:text=Aztl%C3%A1n%20 

Sanderson, S. 2022. Tenotchtitlan and Templo Mayor. Disponible en: https://web.archive.org/web/20060429215406/http://www.csuchico.edu/art/contrapposto/contrapposto01/242a/sanderson.html 

Smith, M. E. 1984. The Aztlan Migrations of the Nahuatl Chronicles: Myth or History? Disponible en: https://www.public.asu.edu/~mesmith9/1-CompleteSet/MES-84-Aztlan.pdf 

Imagen de Kurt Readman

Kurt Readman

Habiéndome graduado de la Universidad en Historia y Arqueología, mis fortalezas radican en la investigación, la escritura y las presentaciones. He sido invitado a varias conferencias para presentar mi investigación y he tenido éxito en esto. También comencé la divulgación en las... Lee mas
Siguiente Artículo