All  
El juguete sexual del siglo XVIII desenterrado en la letrina polaca. Crédito: Oficina Regional de Protección de Monumentos.

Arqueólogos Desentierran Juguetes Sexuales del Siglo XVIII en Letrinas Antiguas

Los arqueólogos que excavaron una antigua letrina en la ciudad báltica de Gdansk en Polonia hicieron un descubrimiento inesperado cuando desenterraron un juguete sexual de 250 años. La construcción del objeto y la ubicación en la que se encontró sugiere que el objeto fálico se usó para el placer personal más que para el ritual religioso.

Discovery News informa que la reliquia data de la segunda mitad de la década de 1700. Mide ocho pulgadas y estaba hecha de cuero, llena de cerdas y construida con una punta de madera.

La Oficina Regional para la Protección de Monumentos en Gdansk dijo en un comunicado de prensa que el objeto fue "preservado en excelentes condiciones".

Dlugie Pobrzeze St., Gdansk, Polonia Żuraw (CC BY SA 3.0 )

Según MailOnline, el hallazgo se realizó en la letrina de una vieja escuela de esgrima. Los descubrimientos anteriores en el sitio incluyeron numerosas espadas de madera, que se habrían utilizado para entrenamiento. En la última excavación, los investigadores también descubrieron fragmentos de cerámica y joyas.

A los arqueólogos solo se les ha permitido especular sobre lo que el objeto fálico estaba haciendo en la letrina. Marcin Tymiński, un portavoz de la Oficina Regional para la Protección de Monumentos dijo, (entre risas) si alguien ha dejado caer el juguete sexual "por accidente o a propósito".

"Ciertamente era costoso. La limpieza reveló que estaba hecho de cuero de alta calidad", dijo Tymiński. "Este es un hallazgo extraordinario para las personas que investigan la historia de lo erótico", agregó.

Un juguete sexual u objeto religioso

Las representaciones físicas del falo han existido durante miles de años. Las fechas más antiguas recuperadas son de la era paleolítica. Hecho de piedra de limo y pulido a un alto brillo, el objeto fálico se encontró en la famosa cueva Hohle Fels, cerca de Ulm en Alemania, y data de hace unos 28,000 años.

El debate continúa sobre si su propósito principal era el ritual religioso o el placer personal. Los partidarios de este último argumentan que el hecho de que sea de "tamaño natural" y esté pulido en alto grado indica que se usó como un juguete sexual.

El falo de piedra de sedimento de 28,000 años encontrado en la cueva Hohle Fels. Crédito: J. Liptak

El falo de piedra de sedimento de 28,000 años encontrado en la cueva Hohle Fels. Crédito: J. Liptak

Las referencias históricas al uso de ayudas sexuales se remontan a milenios. Se sabe que tanto romanos como griegos, tanto hombres como mujeres, usaban objetos fálicos por placer. En la comedia pacifista de Aristófanes "Lisístrata" (411 a. C.), que cuenta la misión de una mujer de poner fin a la guerra del Peloponeso, las mujeres discuten el uso de juguetes sexuales para evitar el sexo de sus maridos en un esfuerzo por detener la guerra.

En Oriente Medio, los informes históricos se refieren a egipcios que usan estiércol de camello cubierto de resina como ayudas sexuales.

En la famosa colección de cuentos populares, "Mil y una noches árabes", que tiene sus raíces en el folclore y la literatura árabe y persa, india, egipcia, mesopotámica antigua y medieval, los consoladores se discuten como hechos de oro, plata, o marfil intrincadamente tallado.

Se cree que los griegos fueron los primeros en usar cuero o intestino animal para cubrir un pene tallado, agregando una sensación más natural.

Sin embargo, los objetos fálicos no solo se utilizaron para el placer sexual. En la antigua Grecia, se creía que la "histeria" era una afección médica causada por un útero serpenteante y con mal comportamiento causado por la falta de "paroxismo histérico" (orgasmo). El famoso médico Hipócrates creía que la afección causaba todo tipo de síntomas, incluidos insomnio, inestabilidad emocional, dolores de cabeza y problemas de salud en general. Las mujeres recibieron instrucciones de usar "olisbos" (juguetes sexuales de piedra o madera) para prevenir la aparición de la histeria.

La creencia de que las mujeres podrían sufrir de "histeria" por falta de sexo continuó hasta principios del siglo XX con médicos medievales y renacentistas que realizaron "masajes genitales" a sus pacientes para curarlas de sus problemas.

Imagen de Portada: El juguete sexual del siglo XVIII desenterrado en la letrina polaca. Crédito: Oficina Regional de Protección de Monumentos.

Autor Joanna Gillan

Referencias

Amos, J. (2005). Ancient phallus unearthed in cave. BBC. Disponible en: http://news.bbc.co.uk/2/hi/science/nature/4713323.stm

Friday, W. L. (2013). The Long, Strange History of Sex Toys. Alternet. Disponible en: http://www.alternet.org/sex-amp-relationships/sex-toy

Woollaston, V. (2015). The sex toys dating back 28,000 years: Ancient phalluses made from stone and dried camel dung started trend for sex aids. MailOnline. Disponible en: here.

Siguiente Artículo