Portada-Investigaciones submarinas y excavaciones realizadas en los años 2011 y 2012 en la zona en la que naufragó el Mentor

Submarinistas descubren nuevos hallazgos en los restos de naufragio del Mentor, hundido cuando transportaba los Mármoles de Elgin

Los submarinistas que exploran los restos del buque Mentor, naufragado frente a las costas del sur de Grecia en 1802 mientras transportaba los mármoles del Partenón con destino a Inglaterra, han realizado nuevos hallazgos de otros objetos antiguos en el lugar del naufragio. Submarinistas y arqueólogos del Ministerio de Cultura griego llevan explorando la zona desde el año 2009 con la esperanza de descubrir más de las esculturas y relieves que fueron arrancados del Partenón, dañados durante el proceso y transportados a Inglaterra a principios del siglo XIX por Thomas Bruce, séptimo Conde de Elgin. La polémica a nivel internacional está servida, ya que Grecia sigue exigiendo la devolución de los mármoles, mientras que Inglaterra se niega a repatriarlos.

El reciente descubrimiento de tres asas de ánfora del siglo III a. C. y una pequeña vasija de piedra dan nuevo esperanzas a los griegos, cuyo empeño principal estriba en realizar nuevos descubrimientos en el lugar del naufragio, cercano a la isla de Kythera. Tras hundirse el barco en la bocana del puerto de Alvamoina en 1802, los 56 paneles y 17 estatuas fueron recuperados de entre los restos y transportados a Inglaterra para su exhibición en la mansión de Lord Elgin. En la actualidad se encuentran en el Museo Británico.

Los británicos afirman que Lord Elgin obtuvo permiso del Imperio Otomano para llevarse los mármoles, a lo que Grecia replica que simplemente los robó. Bruce fue embajador británico ante los Otomanos desde el año 1799 hasta el 1803.

Esculturas de las diosas Hestia, Dione y Afrodita procedentes del frontón de la fachada Este del Partenón, en la actualidad en el Museo Británico (Foto de Marie-Lan Nguyen/Wikimedia Commons)

Esculturas de las diosas Hestia, Dione y Afrodita procedentes del frontón de la fachada Este del Partenón, en la actualidad en el Museo Británico (Foto de Marie-Lan Nguyen/Wikimedia Commons)

“Este año, las excavaciones se han centrado en el extremo occidental de la parte superviviente del casco, cerca de la proa, lugar en el que se descubrieron dos fragmentos de esculturas egipcias en el 2013,” declaró el Ministro de Cultura griego.

Los submarinistas, bajo la dirección del arqueólogo Dimitrios Kourkoumelis, examinaron un área de 5 metros cuadrados a fin de determinar si quedaban restos de otras obras de arte en las cercanías del barco hundido. Las exploraciones se están llevando a cabo con el patrocinio del Kytherian Research Group of Australia (“Grupo de Investigación Citeriano de Australia”).

“Fragmentos de madera en un pobre estado de conservación, muy posiblemente desprendidos del casco de la nave, fueron recuperados junto con otros objetos relacionados con actividades desarrolladas en el barco como una polea, un reloj de arena intacto, y diversos fragmentos de platos y otros utensilios de uso cotidiano,” según informa Discovery. “Entre los efectos personales pertenecientes a los doce hombres a bordo del  Mentor, tripulación y pasajeros, se encontró un sello decorativo de cristal con la letra “B”, un peón de ajedrez fabricado en hueso y fragmentos de un peine, también de hueso.”

Entre 1930 y 1940, las esculturas del Partenón del Museo Británico se limpiaron con cepillos de alambre y ácido, provocando daños irreversibles sobre su antigua superficie. En 1983, Melina Mercouri, Ministra de Cultura de Grecia, solicitó el retorno de las esculturas, y el debate sobre esta cuestión se ha vuelto aún más virulento desde entonces.

A día de hoy, las esculturas del Partenón se siguen contando entre las piezas más polémicas del Museo Británico, argumentando algunos que deben ser repatriadas a Grecia mientras que otros afirman que deben permanecer en Londres. De manera similar, las opiniones están divididas respecto a Lord Elgin. Para unos fue el salvador de las esculturas del Partenón, que se encontrarían en serio peligro por aquel entonces, mientras que para otros fue un ladrón y un saqueador de las antigüedades griegas.

Los mármoles del Partenón expuestos en el Museo Británico. Wikimedia Commons

Los mármoles del Partenón expuestos en el Museo Británico. Wikimedia Commons

El Museo Británico de Londres es uno de los mayores y más importantes museos del mundo, y alberga aproximadamente 8 millones de piezas—objetos traídos de todo el mundo durante la época del Imperio Británico. Sin embargo, los mármoles de Elgin, también conocidos como mármoles del Partenón, son con mucha diferencia las más polémicas.

El Partenón era uno de los más importantes templos de la antigua Grecia, consagrado a la patrona de la ciudad, la diosa Atenea. A lo largo de los milenios, el edificio fue reconvertido en iglesia cristiana por los bizantinos, y posteriormente en mezquita por los turcos. Los turcos también utilizaron el Partenón como polvorín, lo que provocó su explosión durante el asedio de la ciudad por los venecianos en 1687.

Algunos de los Mármoles “de Elgin” expuestos en el Museo Británico (Foto: Another Believer/Wikimedia Commons)

Algunos de los Mármoles “de Elgin” expuestos en el Museo Británico (Foto: Another Believer/Wikimedia Commons)

Imagen de portada: Investigaciones submarinas y excavaciones realizadas en los años 2011 y 2012 en la zona en la que naufragó el Mentor. Cedida por: Kytherian Research Group

Autor: Mark Miller

Traducción: Rafa García

Este artículo fue publicado originalmente en www.ancient-origins.net y ha sido traducido con permiso.

Siguiente Artículo