portada: Algunos de los bellos grabados de la tumba de la dinastía Song descubierta recientemente en la ciudad de Baisha, Chongqing, China (Imagine China)

Obreros Chinos Descubren Tumba de la Dinastía Song con Elaborada Decoración Saqueada por Ladrones

Un equipo de arqueólogos ha investigado recientemente una antigua tumba de piedra de la ciudad de Baisha, en el distrito de Jiangjin, que había sido descubierta originalmente por obreros que estaban construyendo una escuela secundaria. El yacimiento se encuentra en Chongqing, al sudoeste de China, y consiste en un enorme sepulcro con una doble cámara funeraria que pudo ser construido durante la dinastía Song (960 d. C. – 1279 d. C.). La tumba ha sido excavada por arqueólogos de la Academia Municipal de Herencia Cultural de Chongqing, que finalizaron su trabajo de campo el pasado 2 de Agosto.

Nin Yingbin, arqueólogo que dirige las excavaciones, declaró al People’s Daily Online (Diario del Pueblo Online) que una tumba de este tamaño es extremadamente difícil de encontrar. Añadió que la entrada a la tumba estaba sellada por un montículo oval de gran tamaño que pudo haber estado rodeado de pilares de piedra en el pasado, los restos de los cuales tenían una altura mínima de 8 pies (2,40 metros). La tumba está situada en medio del montículo y alberga una doble cámara funeraria rectangular con nichos en las paredes que mide unos 8 pies (2,40 metros) a lo largo, 25 pies (7,60 metros) de ancho y 10 pies (3 metros) de altura, haciéndola equivalente a tres autobuses de un solo piso aparcados el uno junto al otro.

Se accede a la tumba por un pasillo de entrada, y tiene dos cámaras funerarias conectadas por un pasadizo central. Las paredes de las cámaras están decoradas con intrincados grabados que representan a guerreros, dioses, niños, animales y plantas. Aún son visibles rastros de pintura roja y negra.

Uno de los grabados de las paredes de la tumba, en la ciudad de Baisha, Chongqin, China (China News Service/Zhong Xin)

Uno de los grabados de las paredes de la tumba, en la ciudad de Baisha, Chongqin, China (China News Service/Zhong Xin)

“Este tipo de tumba con la doble cámara funeraria no es raro en la dinastía Song”, explicó Yingbin. “Pero sí es bastante raro encontrar una tumba de este tamaño y complejidad en la región de Chongqing.”

El equipo de expertos encontró piezas cerámicas rotas en el interior de la tumba, pero nada más. Según Yingbin esto indica que el sepulcro ya había sido visitado con anterioridad por saqueadores de tumbas. Recientemente, 12 hombres fueron detenidos bajo sospecha de haber asaltado una tumba en Jiangjin, acusados de haber robado piezas arqueológicas por valor de 1 millón de Yuanes (161.000$), incluidas dos puertas labradas y diversos objetos enterrados en su interior. Uno de los sospechosos es un anticuario que confesó haberse quedado algunos de los objetos en su tienda, vendiendo parte de ellos a otros anticuarios.

Los saqueadores de tumbas son un continuo problema en China. Hace poco, el sepulcro de Liu Yongfu, en las montañas de Qinzhou, fue asaltado y profanado. Era un monumento nacional protegido. Yongfu es un héroe nacional para los chinos Combatió en la guerra Franco-China del 1884 al 1885 y murió en 1917.

 El General Liu Yongfu combatiendo a los Franceses en la guerra Franco-China (1884) (Wikimedia Commons)

El General Liu Yongfu combatiendo a los Franceses en la guerra Franco-China (1884) (Wikimedia Commons)

Según los arqueólogos, los grabados indican que la tumba perteneció a algún individuo de elevada clase social. La dinastía Song sucedió a la dinastía Tang, que finalizó en el 960 d. C. después de medio siglo de conflictos entre reinos rivales, y habiendo sufrido además invasiones extranjeras.

La dinastía Song tuvo dos fases diferentes: la Song del Norte (960 al 1127) y la Song del Sur (1127 al 1279). La Song del Norte fue un período de intensos conflictos armados entre diversos reinos regionales, el último de los cuales fue testigo de la captura del emperador y de la mayor parte de los miembros de la familia real, que se convirtieron de este modo en prisioneros del Imperio noroccidental de Liao. Kaifeng, la capital, también fue ocupada, por lo que los supervivientes del clan Song se trasladaron a Hangzhou y establecieron allí su nueva capital. Esta fue una época de pacífica prosperidad, ya que la mayor parte de las florecientes ciudades comerciales de la época estaban situadas al sur del río Huai. Embarcaciones propiedad de comerciantes de la dinastía Song consiguieron incluso llegar hasta la India y Arabia bajo la protección de barcos de la armada nacional. Este fue también un período de innovaciones, en el que se inventaron la pólvora y los relojes mecánicos.

 Pintura titulada: Tres hombres riendo junto al arroyo de los Tigres. Los tres hombres son Lu Xiujing, Tao Hongjing y Huiyuan (fundador del budismo de la Tierra Pura). (siglo XII) (Wikimedia Commons)

Pintura titulada: Tres hombres riendo junto al arroyo de los Tigres. Los tres hombres son Lu Xiujing, Tao Hongjing y Huiyuan (fundador del budismo de la Tierra Pura). (siglo XII) (Wikimedia Commons)

La mayor parte de los rasgos más conocidos de la cultura china tradicional, como el consumo de arroz y el beber té, surgieron durante la dinastía Song. En la dinastía Tang que la precedió, la mayor parte de la población se alimentaba de trigo y mijo y bebía vino. La tradición confucianista china debe más a su reinvención durante las dinastías Tang y Song que a sus orígenes. El típico “Tejado chino” con las “esquinas curvadas hacia arriba” también es un producto de la dinastía Song.

La vida cotidiana en Kaifeng, retratada en “El Festival Qingming Junto al Río” (siglo XII) (Wikimedia Commons)

La vida cotidiana en Kaifeng, retratada en “El Festival Qingming Junto al Río” (siglo XII) (Wikimedia Commons)

La mayor parte de las tumbas de la dinastía Song se localizan en el área de Gongxian occidental, en la provincia de Henan. De hecho el mausoleo principal de la dinastía Song del Norte está allí, a unas 130 millas (209,2 kilómetros) al norte de la antigua capital de Kaifeng. La región era conocida en el pasado por su espectacular paisaje y excelente terreno, que la convertían en el lugar ideal para construir tumbas profundas y elaboradas cámaras funerarias. Cada uno de los siete mausoleos de Gongxian cubre más de 8 hectáreas y dispone de una amplia terraza.

Imagen de portada: Algunos de los bellos grabados de la tumba de la dinastía Song descubierta recientemente en la ciudad de Baisha, Chongqing, China (Imagine China)

Autor: Robin Whitlock

Traducción: Rafa García

Este artículo fue publicado originalmente en www.ancient-origins.net y ha sido traducido con permiso.

Siguiente Artículo