Portada-Representación artística de las cariátides de la tumba de Anfípolis, © Gerasimos G. Gerolymatos.

Nuevas Pruebas de que la Antigua Tumba de Anfípolis fue Encargada por Alejandro Magno para su General y Amigo Íntimo Hefestión

Han aparecido nuevas pruebas de que la monumental tumba subterránea de la antigua ciudad griega de Anfípolis, que fue anunciada el pasado año como el descubrimiento arqueológico más importante de la década, fue encargada por Alejandro Magno para su querido compañero y general de su ejército Hefestión.

La Tumba de Anfípolis, que se encuentra en el interior del túmulo funerario de la colina de Kasta, aproximadamente unos 100 kilómetros al Este de la ciudad griega de Tesalónica, atrajo la atención del mundo entero el pasado año cuando se descubrieron dos esfinges de mármol flanqueando su entrada. Está situada en lo que fue antiguamente la ciudad de Anfípolis, conquistada por Filipo II de Macedonia, padre de Alejandro Magno, en el 357 a. C., y se remonta al siglo IV a. C. También se descubrió que la tumba, que mide unos 500 metros (1.640 pies) de circunferencia, contenía esculturas de cariátides, un mosaico ornamentado y monedas con la efigie de Alejandro Magno.

La directora del equipo de arqueólogos Katerina Peristeri llevaba planteando desde hace tiempo la posibilidad de que la tumba hubiese sido construida para algún general del ejército de Alejandro Magno. No obstante, el descubrimiento de escarapelas pintadas de azul, rojo y amarillo, similares a las que se encontraron en el ataúd de la tumba que se creía que pertenecía a Filipo II, padre de Alejandro Magno, sugerían que la tumba de Anfípolis debió pertenecer más bien a algún miembro de la realeza Macedonia, siendo la teoría más popular la que apuntaba a Olympia, madre de Alejandro.

Modelo tridimensional de la Tumba de Anfípolis realizado por Greektoys.org (Sketchfab)

Modelo tridimensional de la Tumba de Anfípolis realizado por Greektoys.org (Sketchfab)

Descubiertas nuevas inscripciones

La web griega de noticias Ekathimerini informa de que han aparecido nuevas pruebas que podrían resolver finalmente el enigma del ocupante original de esta tumba.

Durante una conferencia en Tesalónica, Peristeri y su arquitecto jefe Michalis Lefantzis anunciaron que habían descubierto tres inscripciones en el interior de la tumba de Anfípolis con el monograma de Hefestión, general y muy íntimo amigo de Alejandro Magno. Las inscripciones aparecen en contratos de proyectos para la construcción del monumento.

Según el Greek Reporter, las inscripciones sugieren que el monumento debió ser encargado por un poderoso individuo de la época, y Peristeri sostiene que este individuo pudo haber sido el propio Alejandro.

El monograma de Hefestión descubierto en tres inscripciones separadas del interior de la tumba de Anfípolis. Foto: Ministerio de Cultura griego

El monograma de Hefestión descubierto en tres inscripciones separadas del interior de la tumba de Anfípolis. Foto: Ministerio de Cultura griego

Hefestión, general del ejército de Alejandro Magno

Hefestión era un noble macedonio que creció junto a Alejandro, estudiando con él bajo la tutela de Aristóteles. Se convirtieron en íntimos amigos, además de camaradas. Hefestión pasó a formar parte de la guardia personal de Alejandro y acabó comandando la caballería de los Compañeros o Hetairoi. Se le confiaron numerosas e importantes misiones, de representación diplomática, fabricación de puentes para cruzar algunos ríos principales, asedios y fundación de nuevos asentamientos.

Cuando Hefestión murió repentinamente en Ecbatana, Persia, en el 324 a. C., Alejandro solicitó al oráculo de Siwa que le concediera a su amigo la divinidad, y organizó un fastuoso funeral en su honor en Babilonia, donde al parecer Hefestión fue incinerado en presencia de todo el ejército de Alejandro. Según el antiguo historiador Plutarco, Alejandro ordenó a continuación la construcción de una serie de monumentos en honor a Hefestión por todo el Imperio.

Pintura de Charles Le Brun en la que aparecen Alejandro y Hefestión (con capa roja), enfrentándose a Porus en la Batalla de Hydaspes. (Wikipedia)

Pintura de Charles Le Brun en la que aparecen Alejandro y Hefestión (con capa roja), enfrentándose a Porus en la Batalla de Hydaspes.  (Wikipedia)

Aunque el monumento de Anfípolis pueda haber sido construido en honor a Hefestión, Peristeri sostiene que no existen por ahora pruebas de que los restos de Hefestión fueran enterrados en su interior.

Cuando finalmente se descubrió un sarcófago dentro de la tumba de Anfípolis, los arqueólogos encontraron en su interior gran cantidad de huesos pertenecientes a cinco individuos: una anciana, dos hombres, un recién nacido y los restos incinerados de un individuo de edad y sexo desconocidos.

Se cree que esta tumba se utilizó desde el siglo IV a. C. hasta la época romana, y se tiene constancia de que fue saqueada ya en la antigüedad, de modo que no hay forma de saber quiénes eran estos cinco individuos.

Imagen de portada: Representación artística de las cariátides de la tumba de Anfípolis, © Gerasimos G. Gerolymatos.

Autor: April Holloway

Traducción: Rafa García

Este artículo fue publicado originalmente en www.ancient-origins.net y ha sido traducido con permiso.

Siguiente Artículo