Portada-Poe-Sospechoso-Asesinato

Edgar Allan Poe: ¿Sospechoso del Asesinato de Mary Rogers?

Edgar Allan Poe, considerado como un absoluto genio de la literatura de misterio, así como uno de los padres de la literatura de terror y el inventor de la novela policíaca, estaba dotado, sin duda alguna, de una mente brillante y capacitada para crear las tramas más enrevesadas. Unas tramas en las que Poe mostraba los rincones más intrincados y oscuros del alma humana con los que era capaz de provocar sensaciones de temor, angustia e incomodidad en el lector que tuviera el placer de paladearlas.

Poe publicó en la revista “ Ladies´Companion”, entre los meses de noviembre del año 1842 y febrero de 1843, ‘ El misterio de Mary Rogers’ : un relato en el que se narraba el crimen de una linda mujer morena dividido en tres entregas. El autor se había inspirado en un hecho real: el asesinato de Mary Cecilia Rogers , una joven conocida en la Nueva York de la década de 1840, como " la bella cigarrera " y que fue encontrada muerta, flotando en las aguas del río Hudson el 28 de julio de 1841. Durante mucho tiempo Edgar Allan Poe fue sospechoso de este posible asesinato.

¿Quién fue Mary Rogers?

Mary Rogers era una bonita joven que trabajaba en una conocida tabaquería de la ciudad de los rascacielos desde 1839. Considerada como una buena trabajadora, de costumbres normales y gustos sencillos, Mary se caracterizaba por causar siempre  una excelente impresión a todos los caballeros que por allí se acercaban a comprar sus productos. Su belleza y su simpatía provocaban que los hombres le escribieran poemas que circulaban de mano en mano. Desde los más sencillos obreros hasta los importantes empresarios e industriales halagaban el magnífico trato de la joven hacia su clientela.

Edgar Allan Poe tenía el don de provocar sensaciones de temor, angustia e incomodidad en el lector que tuviera el placer de paladear sus relatos e historias. (Flickr)

Edgar Allan Poe tenía el don de provocar sensaciones de temor, angustia e incomodidad en el lector que tuviera el placer de paladear sus relatos e historias. ( Flickr)

Sin embargo, un año antes de su asesinato Mary protagonizó un suceso muy extraño que la transformó en protagonista, por vez primera, de los tabloides de la época: desapareció de forma misteriosa, reapareciendo dos semanas después por su lugar de trabajo, a la vez que aseguraba que había estado alojada en casa de unos amigos. Sin embargo la policía había estado investigando un posible caso de secuestro sobre su persona tras la lógica denuncia realizada por sus preocupados compañeros de trabajo.

El asesinato de Mary Cecilia Rogers

Cierto tiempo después, Mary volvió a ser buscada por la policía tras una nueva denuncia de desaparición. En esta ocasión las pesquisas policiales llevaron hasta John Anderson , propietario de la tabaquería: el señor Anderson acompañaba a Mary hasta su domicilio, de manera gentil y caballerosa, todos los días al terminar su jornada laboral. Sin embargo, pese a que Anderson no contaba con coartada, fue puesto en libertad dado que la policía comenzó a sospechar del prometido de la chica, David Payne . Al tomarle declaración, Payne confirmó que el mismo día de la desaparición de su prometida había estado con ella, pero negó guardar relación alguna con dicha desaparición.

El 28 de julio de 1841 apareció el cadáver de Mary Rogers flotando en las aguas del río Hudson, con visibles señales de violencia. Finalmente se descubrieron un chal, una sombrilla, una faja y un pañuelo bordado con las iniciales M.R, en un bosque cercano al río donde fue encontrado el cadáver.

El cadáver de la bella cigarrera siendo rescatado de las aguas del río Hudson, el 28 de julio de 1841. Ilustración del relato breve "The Mystery of Marie Roget", de Edgar Allan Poe (1852) (Wikimedia Commons)

El cadáver de la bella cigarrera siendo rescatado de las aguas del río Hudson, el 28 de julio de 1841. Ilustración del relato breve "The Mystery of Marie Roget", de Edgar Allan Poe (1852) ( Wikimedia Commons )

Ese mismo día, Payne se suicidó por sobredosis de opio,  no sin antes dejar una nota en una hoja de papel que decía: “ éste es el lugar. ¡Que Dios me perdone por mi malgastada vida! ”. Tras su suicidio, la opinión pública quedó convencida de la culpabilidad del prometido de Mary, pero la policía confirmó a los pocos días que Payne disponía de una buena coartada y que, por tanto, no pudo haber cometido el crimen.

El de Mary fue uno de los crímenes más aireados por la prensa de la época, debido a la torpe investigación desarrollada y a la implicación de comités de ciudadanos en él, convirtiéndolo en uno de los primeros casos criminales que recibieron un trato sensacionalista. Al tener noticia del crimen la sociedad neoyorkina se conmocionó y se desataron protestas masivas.  La muerte de la joven Mary desveló la incompetencia de la policía y del sistema judicial, provocó luchas políticas y despertó la avaricia y la codicia de vendedores sin escrúpulos que hicieron su agosto con el negocio montado alrededor de la víctima. La investigación resultó complicada y se multiplicaron las pistas falsas, el desfile de sospechosos y las múltiples teorías que llevaron a la policía a un callejón sin salida. Pasado un año, el crimen seguía sin ser resuelto y el interés social y policial comenzó a decaer. Finalmente, el caso fue cerrado sin saberse quién se ocultaba tras la autoría de tan atroz crimen.

Poe y Mary

Tras la muerte de Mary, uno de sus antiguos clientes, Edgar Allan Poe, se encargó de transformarla sobre el papel en la desgraciada Marie Roget, la triste protagonista de un relato titulado “ The Mystery of Marie Roget” : segundo de los cuentos de Poe en que aparece su personaje detectivesco llamado Auguste Dupin . Personaje en que se basará, posteriormente, el escritor escocés Sir Arthur Conan Doyle para dar vida a su famosísimo Sherlock Holmes .

 Silueta de la estatua de Sherlock Holmes situada en Baker Street, Londres. Este famoso detective de ficción estuvo casi con toda seguridad inspirado en Auguste Dupin, personaje protagonista de algunos de los mejores relatos de Edgar Allan Poe. (Flickr)

Silueta de la estatua de Sherlock Holmes situada en Baker Street, Londres. Este famoso detective de ficción estuvo casi con toda seguridad inspirado en Auguste Dupin, personaje protagonista de algunos de los mejores relatos de Edgar Allan Poe. ( Flickr)

Por aquel entonces Poe, quien recientemente había publicado “ Los crímenes de la calle Morgue , comenzó a escribir su siguiente libro aprovechando parte del imaginario que se había creado en torno a Mary Rogers. Poe ambientó su relato en París y cambió los nombres, pero sin modificar la estructura de los hechos. Quería aplicar la capacidad de raciocinio de Auguste Dupin a un enigma real y, si todo salía según lo había planeado, sería una oportunidad de conseguir el éxito y la fama que tanto se le seguían resistiendo.

La intención del escritor era que su detective de ficción señalase al culpable, pero por cuestiones de espacio el relato se dividió en tres partes y, antes de la última entrega, las autoridades reiniciaron la investigación con resultados que desbarataban el desenlace propuesto por Dupin. Por tanto, Poe se vio obligado a adaptar su conclusión a la resolución judicial.

En su historia Poe analiza con pelos y señales todos los aspectos del caso real además de incluir pruebas y datos que tiempo atrás habían aparecido publicados en los principales diarios del país sobre el asesinato de Mary. Tal es el nivel de detalle de su historia que comenzaron a surgir rumores en torno a Poe sobre si no sabía demasiado, incluyendo algunos datos que no habían llegado a hacerse públicos.

Ejemplar de la publicación “Ladies Companion”, correspondiente a noviembre del año 1842, en el que Poe publicó una de las tres entregas de su relato sobre el asesinato de Mary. (Wikimedia Commons)

Ejemplar de la publicación “Ladies Companion”, correspondiente a noviembre del año 1842, en el que Poe publicó una de las tres entregas de su relato sobre el asesinato de Mary. ( Wikimedia Commons )

Según se cuenta, las historias no oficiales aseguran que tres años antes del asesinato de la bella dependienta, Poe visitó la tabaquería donde trabajaba Mary y fue sorprendido coqueteando con ella justo el día antes de que la joven  desapareciera, por vez primera, durante dos semanas.

Además, parece ser que tres días antes de su asesinato, Mary fue vista paseando acompañada de un hombre cuya descripción coincide a la perfección con la de Edgar Allan Poe.

Seguramente nunca lleguemos a conocer la verdadera relación que mantuvieron Mary y Poe, en el caso de que realmente existiera algún tipo de nexo entre ellos. Pero lo que sí sabemos es que las terribles experiencias personales que marcaron la vida de Edgar Allan Poe crearon en él una visión del mundo que volcaría después en su obra.

Retrato de Edgar Allan Poe obra de Oscar Halling a finales de la década de 1860. La pintura está basada en una fotografía de 1849. (Public Domain)

Retrato de Edgar Allan Poe obra de Oscar Halling a finales de la década de 1860. La pintura está basada en una fotografía de 1849. ( Public Domain )

Imagen de portada: Ilustración digital de un retrato de Edgar Allan Poe ( Flickr)

Autor: Mariló T.A.

 

Fuentes:

Edgar Allan Poe y el misterio de Mary Rogers http://www.misteriosdelmundo.net/edgar-allan-poe-y-el-misterio-de-mary-rogers/

Edgar Allan Poe y el misterio de Mary Rogers http://bibliotecanegra.com/curiosidades/edgar-allan-poe-y-el-misterio-de-mary-rogers-13021

Libros Comentados: Edgar Allan Poe y el misterio de Mary Rogers. http://www.elpostiguet.es/51583116

Stashower, Daniel. Edgar Allan Poe y el misterio de la bella cigarrera: la investigación de la atroz muerte de Mary Rogers. Alba Editorial. 2010.

Next article