Imagen LiDAR mostrando el área de control de El Pilar, y la Ciudadela al extremo derecho, (este del área central).

Los misteriosos templos y la ciudadela El Pilar permanecen ocultos entre la espesa jungla de Belice

La espesa jungla llena de enredaderas y densa vegetación no ha disuadido a los arqueólogos de seguir en su búsqueda por descubrir el misterioso pasado de un tesoro oculto anidado en el profundo follaje que se extiende por la frontera entre Belice y Guatemala. El Pilar es el lugar de construcciones antiguas catalogadas por los investigadores como "inusuales", y la mayoría de las veinticinco y un poco más estructuras siguen sin ser exploradas y permanecen bajo un espeso follaje y matorral.

Arqueólogos han estudiado el antiguo sitio maya durante décadas, pero solo hasta hace poco y con la ayuda de tecnología de teleobservación han podido cavar más profundamente el suelo de la jungla para ver qué hay en semejante complejo inusual apodado la "Ciudadela".

Según un reporte reciente del Popular archaeology , la Ciudadela no es como las otras construcciones halladas en El Pilar. Parece ser una estructura de defensa aislada de las otras edificaciones del lugar.

Tzunu'un, una casa maya en El Pilar, el antiguo centro de la ciudad maya (Belice/Guatemala). Tzunu'un quiere decir "colibrí" en lengua maya.

Tzunu'un, una casa maya en El Pilar, el antiguo centro de la ciudad maya (Belice/Guatemala). Tzunu'un quiere decir "colibrí" en lengua maya. CC BY-SA 3.0

Por medio de la detección y localización de ondas luminosas, tecnología conocida como LiDAR (Light Detection and Ranging) y de un helicóptero para estudiar la ubicación, "los científicos pudieron hacer un esbozo de las características de la construcción ubicada sobre una cresta. Parecían fortificaciones que consistían de terrazas concéntricas y seis estructuras que incluían dos "templos", cada uno medía unos cinco metros de alto," escribió Popular Archaeology.

Tan pronto el equipo identificó el lugar en el que debían investigar, en marzo de 2015 volvieron los investigadores y procedieron con excavaciones cuidadosas y restringidas. La espesa vegetación y la maleza hicieron que el proceso fuera más difícil y se descubrió que el lugar había sido víctima de muchos saqueos, con escombros abandonados. Habían cavado túneles profundos y trincheras en los templos de la Ciudadela, y era claro que habían utilizado picos para desprender alguna piedra preciosa. A pesar de la destrucción provocada por los saqueos, los arqueólogos tuvieron una mejor comprensión de El Pilar y la Ciudadela antigua.  

Se espera que los fragmentos de cerámica encontrados en el lugar arrojen más información acerca de la historia del pueblo maya.

Anabel Ford , directora del Programa “El Pilar” del Centro de Investigaciones de Mesoamérica, Universidad de California, dice lo siguiente con relación a la naturaleza única de la Ciudadela: "no tiene nada en común con los clásicos centros mayas: no se ve con claridad que sea una plaza abierta, ni es una estructura con orientación cardinal, y curiosamente no tiene relación evidente con El Pilar, ubicado a un poco más de 600 metros de distancia."

El periódico beliceño El Guardián informó que la Ciudadela alcanza los 10 000 metros cuadrados (107 639 pies cuadrados) y las murallas de 4 metros (13 pies) de alto rodean una colina natural. La intención proteccionista es clara, dicen los investigadores, y mezcla la ingenuidad con la defensa.

Las murallas más bajas fueron desenterradas por causa de la extracción, produciendo paredes verticales que los invasores no podían escalar. Los niveles superiores están elaborados con muros de contención y relleno, una técnica de defensa que se cree que fue empleada en muchos monumentos mayas, explicó Ford.

Arco en la Plaza Jobo en El Pilar (lado de Belice).

Arco en la Plaza Jobo en El Pilar (lado de Belice). Dominio Público

Lo más sorprendente de todo fue descubrir la ubicación de los templos y las plataformas. Contrario a las expectativas de que los bordes estarían alineados con los puntos cardinales, el templo central principal que está en el pico de la colina está orientado hacia el sureste.

Imagen de LiDAR que muestra la Ciudadela El Pilar con estructuras detectadas actualmente y sus dimensiones relativas y ubicaciones en la cima de la cresta, incluyendo las dos murallas más bajas.

Imagen de LiDAR que muestra la Ciudadela El Pilar con estructuras detectadas actualmente y sus dimensiones relativas y ubicaciones en la cima de la cresta, incluyendo las dos murallas más bajas. Crédito:  BRASS/El Pilar

Hasta años recientes, este tipo de búsquedas de monumentos cubiertos de vegetación y siglos de suelo eran imposibles para los investigadores. Pero los drones y la tecnología LiDAR hacen que estos trabajos sean posibles. LiDAR fue desarrollado en la década de 1960 para analizar los océanos y el hielo del Ártico, y desde entonces también ha sido usado para topografía, geología y mapeo.

Antes de comenzar con las excavaciones, primero tuvieron que enfrentarse al espeso follaje y a las enredaderas asfixiantes que protegen el sitio.

Antes de comenzar con las excavaciones, primero tuvieron que enfrentarse al espeso follaje y a las enredaderas asfixiantes que protegen el sitio. Crédito: BRASS/El Pilar

El principal impulso para la primera Inspección al Asentamiento Arqueológico del Río Belice ( BRASS, por sus siglas en inglés) investigations era evaluar los sitios para ver cómo vivió la gente, dónde construyeron sus monumentos, y qué tipo de trabajo específico realizaban en El Pilar. Se conoció que los residentes cultivaban parte de su comida por medio de lo que se conocía como agricultura de "jardín forestal" , en la que cultivaban en el bosque mismo.

Nuez maya en el suelo del bosque en El Pilar

Nuez maya en el suelo del bosque en El Pilar Dominio Público

"El Pilar está considerado como el lugar más grande en la región del río Belice, con más de 25 plazas conocidas y cientos de otras estructuras, cubriendo un área de unos 120 acres. La monumental construcción de El Pilar comenzó en el periodo preclásico medio, alrededor del 800 a.C., y se seguirán llevando a cabo excavaciones cuidadosas así como más estudios colaborativos bajo la dirección de Ford y su equipo. El Centro de Investigaciones de Mesoamérica escribe que los programas de investigación en El Pilar "promueven la administración, conservación, y desarrollo comunitario del patrimonio cultural. Dependiendo de la colaboración de los lugareños, naciones de la región, y eruditos internacionales estos programas llevan la visión a la realización."

De hecho, por más que los arqueólogos excavaran, era el denso follaje lo que protegía de los peores saqueos. La conservación de las construcciones mayas es primordial, y la maleza de la jungla seguirá preservando los monumentos hasta el punto en que puedan ser cuidadosamente redescubiertos por expertos.

En la página de Facebook “ El Pilar, reserva arqueológica para la flora y fauna maya ” podrá encontrar más información sobre la preservación de la preservación de los cultivos antiguos y jardines forestales en El Pilar.

Los misterios y descubrimientos siguen llevándose a cabo en este fascinante lugar antiguo.

Imagen: Imagen LiDAR mostrando el área de control de El Pilar, y la Ciudadela al extremo derecho, (este del área central). Crédito: BRASS/El Pilar

Por Liz Leafloor

Next article